Facebook Twitter Gplus RSS
magnify
Home 1980.4 Tierras lejanas en relieve
formats

Tierras lejanas en relieve

Por publicado originalmente en CONOZCA edición 1980.4

NUESTROS HERMANOS BENGALIES

¿Qué libro o material impreso le ha servido a usted de mucha utilidad para estudiar la Biblia? ¿Cómo se podría tratar de enseñar la Biblia sin ningún material impreso, sin ningún libro que le orientará? ¿Qué haríamos en nuestro mundo si no tuviéramos ni un texto de doctrina en español? Muchas veces me he quejado por la inmensa falta de materiales de estudio de la Biblia en español, pero cuando entro en una librería evangélica me doy cuenta que disponemos de un número cada vez más grande de ayudas.

Un inmenso pueblo de 160.000.000 almas, sin embargo, no tiene casi nada de materiales de estudio bíblico en su idioma. Hasta ahora lo único que se les ha provisto son unos cuantos manuales para maestros de escuela dominical y algunos cursos por Correspondencia. ¿Cómo podrán los pastores alimentar bien sus congregaciones con tan escasos recursos? Imagínese lo grande de su necesidad–no tienen ningún libro de doctrina o teología. No hay nada para explicarles las costumbres de los pueblos antiguos. No se pueden valer de ningún diccionario bíblico.

La nación de Bangladesh tiene más de 90.000.000 habitantes que hablan el bengalí. Otros setenta millones de bengalíes viven en la India oriental. A pesar de que la religión oficial de este pueblo es el islamismo, el evangelio ha penetrado en algunas partes. Las Asambleas de Dios tiene diez iglesias y otro tanto de obras en vías de organizarse. El año pasado con casi cien estudiantes establecieron el único instituto bíblico en todo el país.

Se les trata a los creyentes evangélicos como ciudadanos de segunda, ya que no pertenecen a la religión oficial y tradicional. Tienen problemas para conseguir trabajo.

Antes del año 1970 Bangladesh era el ala oriental de Pakistán, pero surgió una sangrienta guerra civil que terminó con la secesión de los bengalíes. Le pusieron a su nuevo país el nombre de Bangladesh, que quiere decir “Tierra de Bengala”. El idioma bengalí deriva del sánscrito, madre de los idiomas indoeuropeos que hoy se hablan.

Por la gracia de Dios nosotros tenemos la dicha de disponer de muchos libros de estudio en nuestro idioma. A quien se le haya dado mucho, mucho se le demandará. (Lucas 12:48) Los hermanos bengalíes tienen tanto derecho como usted y yo para tener buenos materiales y libros de estudio para conocer mejor el libro de Dios. Oremos porque Dios provea la literatura necesaria. Pidamos al Señor que fortalezca a estos hermanos y les dé valor para predicar su palabra. Ha comenzado un gran avivamiento entre algunas de las tribus de Bangladesh. Oremos que este movimiento se extienda a todo el país.

¿Por qué no programamos durante tres meses un tiempo o día en cada clase para orar especialmente por el pueblo bengalí? Si en diez mil clases bíblicas en la América Latina se intercede por esta gente, por la preparación de materiales que se necesitan con urgencia y por la evangelización de todo el pueblo, Dios responderá concediéndonos muchas victorias. Y nosotros habremos experimentado el gozo de poner a un lado nuestras propias necesidades para orar por las de otros.

Editor


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


uno × = 4

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>