Facebook Twitter Gplus RSS
magnify
Home 2009.1 El trato hacia el sexo opuesto
formats

El trato hacia el sexo opuesto

Por publicado originalmente en CONOZCA edición 2009.1

Por Donald Exley

 

 

Con 37 años de ministerio a tiempo completo y habiendo servido como pastores en tres naciones, son muchas las experiencias maravillosas que Dios nos ha regalado a mi esposa y a mí al interactuar con las personas.  Pero también hay algunos momentos de dolor por el pecado que comete algún hermano o alguna hermana relacionado con el tema sexual.

…Entró a mi oficina  destruida.  Sus lágrimas y su llanto fueron casi incontrolables.  Todos sus sueños se estaban acabando porque después de haber estado internada en un Instituto Bíblico, la expulsaban.  Con dolor me confesó que había tenido relaciones sexuales con su novio…

…Entró a mi oficina avergonzado y destruido.  Con angustia y mucha pena por su pecado, me confesó que había tenido relaciones sexuales con una chica…

…Entró a mi oficina y le costó hablar.  Era nuevo en la congregación y no me conocía bien pero tenía bien claro que haber estado con una mujer de la calle era pecado…

…Entró a mi oficina para pedir consejos en cuanto al noviazgo.  Al charlar le dije que salir con una persona inconversa no era bueno y que probablemente su relación terminaría con fornicación.  Me dijo: “Ya pasó”…

Pienso en estos casos  y trato de reflexionar en las causas del pecado.  ¿Cómo es que el trato con el sexo opuesto puede convertirse en una bomba de tiempo?  ¿Cómo podemos cuidarnos de no pecar, de no abrir la puerta a un pecado?

 

CONCEPTOS BÍBLICOS

            Al repasar estos y muchos casos más, uno puede llegar a pensar fácilmente que siempre que una persona ignora los conceptos bíblicos,  el fin será doloroso.  Cuando hablamos de nuestro “trato con el sexo opuesto” hacemos referencia a la interacción permitida entre sexos, lo que va de acuerdo a la voluntad de Dios de tal forma que ambos puedan relacionarse sin llegar a cometer ningún pecado inmoral.  Teniendo en cuenta esta base, en vez de escribir reglas de conducta prefiero hablar de  tres conceptos bíblicos que tendrían que  guiar estas relaciones.

EL AMOR

Cuando se tiene bien arraigado el concepto del amor bíblico tenemos la primera herramienta en el manejo de nuestras relaciones interpersonales con gente del sexo opuesto.  La Palabra nos revela la creación de ambos sexos y la atracción que puede resultar entre un hombre y una mujer. Esta atracción  puede transformarse en un verdadero amor o en un amor ficticio.

En cada relación y aún más en las relaciones con alguien del sexo opuesto, el concepto del amor Bíblico es lo que debe controlar nuestra conducta.  Este concepto está basado en buscar por sobre todas las cosas el bien del otro, buscar la edificación de la otra persona y de amarla en santidad.   Es imprescindible reconocer – recalcar – informar – establecer – que tanto la mujer como el hombre al tener una relación de amistad, de agrado y de trato cotidiano, pueden comenzar a sentir una atracción física.  Muchas veces, la atracción no es física, es emocional;  y todo es debido a alguna falencia en la vida personal del hombre o de la mujer.

En otras palabras no es buscar en “otro” la saciedad de nuestra falencia sino en Dios.  “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta…”  Pablo empieza el capítulo 4 a los Filipenses diciendo, “estad así firmes en el Señor…” y sigue diciendo que no estemos afanados o preocupados por nada y que pensemos en todo lo honesto y todo lo puro… “Piensen en algo digno de alabanza” dice el versículo 8.   La cuestión es que ambos tienen que estar arraigados en Dios y en Su Palabra para poder luchar contra un sentimiento que no es el resultado de amar como Dios ama.  “El amor no hace nada indebido…no busca lo suyo…” (I Corintios 13,5).


EL HONOR

El principio de honor es la segunda herramienta que Dios nos da para mantener relaciones sanas con alguien del otro sexo. También podemos entender por honor, el respeto. Es I Pedro 3:7 que habla de honor en términos del hombre hacia su esposa pero es un principio para toda relación entre los sexos opuestos.

El trato con alguien del sexo opuesto, especialmente cuando una afinidad se ha establecido en el ámbito ministerial o laboral, debe ser uno que honra la persona por quien es, por su capacidad, por su vida espiritual y por el testimonio de ambos. Es un trato que honra la dignidad de la otra persona y que reconoce el valor de la otra persona. En muchos casos este profundo sentimiento de honor y respeto está en la ausencia del tuteo.

Todo el capítulo 3 de I Pedro se refiere al trato que debemos dar al otro, a cómo dignificarlo.  Nos insta a “santificar a Dios en nuestros corazones” y a tener una “buena conciencia.”

No podemos hablar del honor sin relacionarse con Dios porque toda mi conducta, todas mis conversaciones, todos mis elogios y aún todos mis pensamientos tienen que resultar en honor para Dios.  Cualquier trato con alguien del sexo opuesto que NO honra el nombre de Dios ni reconoce la santidad de Su persona como Su hijo/a aquí en la tierra, es un trato incorrecto hacia la otra persona, hacia mi persona (testimonio) y hacia Dios.

 

EL DOLOR

El concepto del dolor por conducta incorrecta, y la realidad del mismo, es una verdad ignorada hasta que sea demasiado tarde. Dejaré que los teólogos explican como Dios, quien es perfecto, siente dolor por nuestros pecados; pero al tener en claro que nuestra conducta puede tocar con dolor el corazón de Dios, debemos cuidar con muchísimo cuidado toda relación con alguien del sexo opuesto.

El dolor que produce una conducta incorrecta es enorme en la vida de ambas personas tanto en la que inició el trato incorrecto como en la que recibió la ofensa en la que siguió con otro trato incorrecto.  Pensemos en David con Betsabé; toda su trampa fue macabra; él no tomó ni un minuto para pensar en las consecuencias y su dolor posterior fue muy profundo.  Su actitud fue egoísta.

 

“. . .el éxtasis de la adrenalina de ese encuentro nunca puede compararse con el resultado doloroso de un pecado indebido.”

 

Por lo tanto, si por alguna razón la relación entre ambas personas se transforma en una relación romántica y pecaminosa, la verdad es que el éxtasis de la adrenalina de ese encuentro nunca puede compararse con el resultado doloroso de un pecado indebido, no importa lo atractivo y fácil que parecía al principio.  Hay que pensar en el dolor de las consecuencias de un ministerio perdido, una fuente de entradas perdidas, una familia perdida, un hogar perdido, un buen nombre perdido y más.  Y hay que multiplicar todo esto por dos.

 

CONCLUSIÓN

Si tenemos en claro los principios bíblicos, si vimos cerca del Señor, si permanecemos en El y si practicamos estas disciplinas espirituales cada día, el Espíritu Santo será nuestro mejor guía. Sin embargo, es muy importante que cada persona aprenda a practicar las reglas de conducta en toda relación con el sexo opuesto.

 

 

 

 

Donald Exley


 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on Reddit Share on LinkedIn

Comentarios: 5

  1. Liz

    Gracias por su enseñanza y consejo. Sabe ahora mismo tengo una relación de amistad con un Cristiano ya cumplimos un año en este mes pero es solo amistad y hace como 3 meses decidimos continuar esta amistad pero con el objetivo de conocernos mas para si fuera posible comenzar una nueva etapa de noviazgo. Siempre pedimos la voluntad de Dios y paraticularmente pido al espiritu Santo que nos guie y nos dé fuerzas para llevar bien esta relación y prospere para un matrimonio de acuerdo al corazón de Dios.

    Grandes bendiciones por este blog. Pero espero tambien su comentario respecto a loa que dije. Graciass

  2. Tus consejos son perfectamente recidibos muchas gracias

  3. Buen post, gracias por compartir

  4. Wow, muy interesante tu forma de ver este tema, creo que es genial que hagan estos tipos de post, y ayuden a las personas, gracias por compartir

  5. Si necesitan informacion sobre el aborto les dejo esta pagina por aqui http://www.cytotec.mx/precio-de-cytotec-misoprostol-2019/ recomendadisima!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


cuatro + 9 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>