Facebook Twitter Gplus RSS
magnify
Home 1983.2 Hablan tres destacados dirigentes de la educación cristiana
formats

Hablan tres destacados dirigentes de la educación cristiana

Por publicado originalmente en CONOZCA edición 1983.2

Entrevista por David Morales A.

 

 

En una reunión cumbre de la Comisión de Educación Cristiana para América Latina celebrada en Quito en el mes de agosto de 1982 se hicieron presentes quince delegados e invitados. Di a conocer los temas que se trataron y las decisiones más importantes en el número pasado de CONOZCA. Fueron cinco días de agotador trabajo, pero llenos de gozo, de la presencia del Señor, de alabanzas porque las cansadoras sesiones no eliminaron los tiempos devocionales.

 

Al estar empacando para el retorno a nuestras zonas de trabajo, hice un rápido reportaje a tres delegados quienes expresaron sus opiniones sobre la reunión además de otros tópicos de interés general.

 

Hablé con Carlos Álvarez del Perú, Ex-presidente del Concilio Evangélico Peruano, maestro, conferencista y actual Director Nacional de Educación Cristiana.

 

Morales: ¿Qué impresión general lleva usted de la reunión?

Álvarez: Fue una reunión de gran valor para mejorar diferentes aspectos de la educación cristiana a fin de que sea más funcional y más adecuada a las necesidades en nuestras Zonas.

Morales: ¿Ayuda SEC realmente a la educación cristiana en América Latina?

Álvarez: Por supuesto. Tenemos la marcada labor de ISUM y El Plan Básico, que ayudó mucho a los institutos bíblicos y ahora con una definición del trabajo en la zona de la iglesia local, ayudará más todavía. Tenemos necesidad urgente en este nivel.

Morales: ¿Qué deficiencias ve usted en el campo de la educación cristiana a nivel ministerial de su país?

Álvarez: Varias. En lo organizativo, la falta de Coordinación. En lo humano, la falta de dominio de las técnicas más convenientes a la enseñanza. Estos factores se explican mirando deficiencias que hemos adolecido, pero las tenemos que superar.

Morales: ¿Y los puntos fuertes?

Álvarez: El gran número de vocaciones. El Instituto Bíblico Nacional tiene al momento unos 110 alumnos. En todos nuestros institutos en el país hay cerca de mil.

Morales: Como Director de Educación Cristiana, ¿qué piensa hacer para su país?

Álvarez: Talleres, seminarios y cursillos para ayudar a los maestros a ser más eficaces y familiarizarlos con la didáctica moderna, todo esto sin perder de vista la espiritualidad. Oren por nosotros. Nuestro trabajo es enorme como enorme es el país. Los institutos son 18: 2 diurnos y 16 nocturnos. Pueden comprender el desafío de coordinar este trabajo.

 

Luego tuve una conversación con Antonio Gilberto Da Silva, de Brasil, políglota con varios títulos académicos, nervio motor del sistema de educación cristiana del Brasil y artífice del programa de estudio por extensión en el cual han matriculado a 5.200 alumnos.

 

Morales: ¿Cuál es su impresión general de la reunión?

Da Silva: Fue muy importante para el reino de Dios, porque la iglesia marcha sobre los obreros. Estaré orando para que estas reuniones se celebren cada tres años en vez de cada cinco como hasta ahora. Además de los acuerdos y sesiones hay estrechamiento de comunión y nuevas relaciones. Dios también obra por medio de estas relaciones.

Morales: ¿Cuántos institutos tienen las Asambleas de Dios de Brasil?

Da Silva: Al momento 26.

Morales: ¿En su país se rigen por El Plan Básico?

Da Silva: Tenemos un sistema idéntico en materias y disciplina.

Morales: ¿A qué se debe el incremento de institutos bíblicos en su país?

Da Silva: Antiguamente había descuido para la preparación ministerial, pero ahora con el aumento del nivel cultural del pueblo es indispensable una preparación ministerial acorde. Probablemente en cinco años más ninguna iglesia brasileña aceptará en pastor sin formación teológica.

Morales: ¿Hay alguna presión gubernamental en este sentido?

Da Silva: Puesto que los pastores contribuyen grandemente en la formación de la sociedad. El gobierno ha advertido que exigirá que los pastores tengan formación teológica.

Morales: ¿No hay peligro en un repentino énfasis sobre la preparación?

Da Silva: El peligro de una iglesia exitosa y creciente es más bien el profesionalismo. Por esto estamos enfatizando que el ministerio procede de un llamamiento divino y no de un nombramiento humano

Morales: ¿Cómo logran el equilibrio intelectual-espiritual?

Da Silva: Ese equilibro se logra y mantiene por medio de un movimiento de oración y ayuno producido por el Espíritu Santo. De esta manera los obreros bien preparados intelectualmente manifiestan también plenitud de los dones del Espíritu.

Morales: Además del instituto de tipo tradicional, ¿qué métodos usan para preparar a los obreros?

Da Silva: La extensión territorial y otros factores propios del Brasil nos han obligado a elaborar el sistema por extensión. Este sistema por medio de cientos de monitores nos ha permitido alcanzar a miles de estudiantes.

 

Alcanzamos a hacer algunas preguntas a Jeremías Bolaños de El Salvador antes de que saliera. El hermano es Director del Instituto Bíblico Central en la capital de su país, un hombre muy vinculado con la educación cristiana.

 

Morales: ¿Qué le pareció la reunión?

Bolaños: Fue muy provechosa para los intereses de la educación teológica en América Latina.

Morales: ¿Cuántos institutos bíblicos tienen en su país y con cuántos alumnos?

Bolaños: Actualmente hay dos. En 1983 serán cuatro. El alumnado del instituto central cuenta 240.

Morales: ¿Qué efectos puede notar en su zona que sean resultado de los institutos bíblicos?

Bolaños: Hay mucha diferencia entre los primeros obreros entusiastas y los graduados de hoy. Estos tienen indudablemente mejor preparación.

Morales: En su experiencia, ¿la preparación ha disminuido la espiritualidad?

Bolaños: De ninguna manera. La preparación es solo una herramienta, pero ineficaz sin el poder de Dios.

Morales: ¿Cómo logran el equilibrio en el instituto que usted dirige?

Bolaños: Dando énfasis al fervor espiritual con tiempos especiales de oración. Tenemos dos períodos de oración además del devocional todos los días de clase. Muchas veces las clases se interrumpen para dar lugar a la obra del Espíritu Santo.

Morales: ¿Ha influido la situación político-social de su país de alguna manera en la iglesia?

Bolaños: La tensión social y política ha unificado a la iglesia. La ha hecho más celosa y le ha dado más urgencia en la predicación evangelizadora.

 

Me hubiera encantado entrevistar a los demás participantes en la reunión, pero no alcanzó el tiempo. Termino este reportaje formulando votos porque la educación cristiana en nuestras latitudes tenga un nuevo auge para honra y gloria de Dios.

 

El boliviano David Morales Almanza ha viajado extensivamente por América Latina. Fue superintendente General de las Asambleas de Dios de Bolivia. Profesor de ISUM, forma un hogar con Alice Rodríguez y sus seis hijos. Actualmente pastorea una iglesia en Oruro.

David Morales A.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


siete × = 56

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>