Facebook Twitter Gplus RSS
magnify
Home 1986.2 La reconciliación
formats

La reconciliación

Por publicado originalmente en CONOZCA edición 1986.2

Por Cleto Pérez M.

 

La idea de la reconciliación representa el efecto y valor de la gracia de Dios por medio de Jesucristo en relación con el hombre. El hombre se ha puesto en posición de enemigo con relación a Dios. El vocablo “reconciliación” significa un cambio“ completo. El término solo se puede aplicar al hombre y no a Dios, que es inmutable.

Los términos “reconciliación”, χαταλλάγη , y “reconciliar”, λλσσάω, aparecen muy poco en las Escrituras. Significan “cambiar completamente”; pero la idea de la reconciliación se encuentra en todo el Nuevo Testamento.

 

I. La reconciliación hacia Dios: “Si siendo enemigos, fuimos reconciliados a (o hacia) Dios…” (Romanos 5: 10). Aquí vemos antes de la reconciliación que el hombre se hizo enemigo por el pecado. Está en posición opuesta con relación a Dios. Entonces la reconciliación es el acto de Dios, el karis de Dios para restaurar así al hombre en su compañerismo. Es el hombre quien tiene que reconciliarse a Dios (cambiar completamente hacia Dios) y no Dios hacia el hombre. De este modo Dios ve al hombre completamente cambiado en relación a él mediante la muerte y resurrección de Cristo (karis, que significa gracia), pero Él no se reconcilia o cambia (Colosenses 1:20; Romanos 5:10).

 

II. La reconciliación a un solo cuerpo. Efesios 2:15, 16 revela los términos “enemistad” y ”enemistades”. El pecado no solo hizo que el hombre tuviera enemistad con Dios, sino que también de hombre a hombre (gentiles-judíos), creando la pared intermedia de separación. Dios, mediante el karis (revelado en la cruz) hizo katalague (cambiar completamente) a ambos en un solo cuerpo. También el katalague se obra en los que están en la tierra como los que están en los cielos (Colosenses 1:20).

 

III. El ministerio de la reconciliación. El hombre que ha cambiado completamente hacia Dios, como también hacia los demás y viceversa, forma así la iglesia. Estos también han recibido la palabra de reconciliación, para que el mundo cambie completamente hacia Dios (2 Corintios 15: 18-20). La palabra reconciliación es: “Reconciliaos con Dios” (v. 20 [Cambien completamente hacia Dios]).

 

No se puede discutir el hecho de que la reconciliación es iniciativa de Dios a todos los hombres; es el hombre quien tiene que reconciliarse con Dios (cambiar completamente hacia Dios). Los reconciliados forman un solo cuerpo; cada creyente recibe la palabra de reconciliación en el momento que cree y obtiene la comisión de embajador.

 

Egresado del ISUM, Cleto Pérez M. ha pastoreado varias iglesias en Bolivia. Actualmente sirve en su país como director del Instituto Internacional por Correspondencia.

 

Cleto Pérez M.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


nueve + 5 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>