Facebook Twitter Gplus RSS
magnify
Home 1994.4 Los rollos del Mar Muerto
formats

Los rollos del Mar Muerto

Por publicado originalmente en CONOZCA edición 1994.4

Por David Miranda S.

 

Los manuscritos descubiertos han reducido en 1.000 años o más la brecha que separa el tiempo en que fueron escritos originalmente los libros del Antiguo Testamento de las copias más antiguas que existen.

 

EL NOMBRE “Rollos del Mar Muerto” es la designación que popularmente se otorga a una colección de manuscritos descubiertos entre 1947 y 1956 en las cercanías del Mar Muerto.

Todo comenzó cuando dos miembros de la tribu Taamireh pastoreaban un rebaño mixto de ovejas y cabras en la zona de Wadi Q Qumrán. De pronto se encontraron con unas jarras alargadas que contenían rollos de cuero en proceso de deterioro. Sin siquiera sospecharlo, los dos pastores daban comienzo, en palabras del eminente arqueólogo W. F. Albright, al “mayor descubrimiento de manuscritos de los tiempos modernos”.¹

El material descubierto se puede dividir en dos importantes grupos: los pergaminos que se encontraron en once cuevas en las vecindades de Qumrán y fragmentos hallados en otros sitios no tan distantes de Qumrán.

 

1. Los manuscritos encontrados en cuevas de Qumrán.

Los manuscritos encontrados en once cuevas en las vecindades de Qumrán, al noroeste del Mar Muerto, representan los restos de una biblioteca. Una comunidad judía tenía su centro en el lugar al parecer durante los dos siglos anteriores al año 70 d.C.

En las once cuevas se han encontrado fragmentos representativos de todos los libros del Antiguo Testamento, excepto Ester. Hay por lo menos diecisiete copias de Deuteronomio y alrededor de la misma cantidad de copias de Isaías como de los Salmos.

En los manuscritos bíblicos se han detectado tres clases de textos. Una clase está claramente relacionada con el texto masorético, relacionado con nuestra Biblia hebrea. Una segunda clase se encuentra estrechamente vinculada con el texto hebreo usado en la versión griega del Antiguo Testamento, la Septuaginta. La tercera clase ha sido comparada por los eruditos con el texto samaritano, el Pentateuco Samaritano.

También en las once cuevas se han hallado comentarios de los libros bíblicos, como por ejemplo el Comentario de Habacuc. Los comentarios son composiciones originales de la secta de Qumrán. Se puede ver en el hecho de que las Escrituras están distorsionadas para mostrar la persecución de la comunidad por los malos.

Entre los fragmentos descubiertos también hay literatura apócrifa, como por ejemplo Eclesiástico o Tobías. Están las seudoepígrafas. Un ejemplo sería los testamentos de los doce patriarcas.

Finalmente se han encontrado allí escritos sobre la vida religiosa de la comunidad. Ejemplos serían El manual de disciplina y los Himnos de acciones de gracias.

Todos estos documentos hallados en las once cuevas de Qumrán han sido fechados por los expertos. Se calcula que datan del año 250 a.C. hasta el 70 d.C.

 

2. Fragmentos hallados en otros sitios.

El segundo grupo de manuscritos se compone de fragmentos de rollos encontrados en el Wadi Muraba’at, ubicado a 19 kilómetros al suroeste de Qumrán. Estos hallazgos se hicieron entre fines de 1951 y comienzos de 1952. Los manuscritos encontrados son posteriores en fechas a los de Qumrán. Están asociados con la segunda revuelta judía contra Roma entre los años 132 y 135 d.C. Entre estos materiales hay manuscritos bíblicos, cartas y contratos del segundo siglo d.C. Los textos bíblicos del Muraba’at son enteramente del tipo masorético, lo que muestra que el texto hebreo del Antiguo Testamento estaba estandarizado aproximadamente para fines del Siglo primero d.C.

Se han encontrado también fragmentos de rollos en el Wadi Mird, ubicado seis kilómetros al suroeste de Qumrán. Estos manuscritos contienen materiales bíblicos escritos en griego y arameo que datan de los siglos quinto al octavo d.C. Acerca de los conocimientos relativos al Nuevo Testamento de estos manuscritos descubiertos en Wadi Mird, William S. Lasor señala que “añaden muy poco o nada a los vastos recursos de materiales ya en existencia para el estudio del Nuevo Testamento.”³

Es necesario mencionar que se encontraron a principios de 1952 dos rollos de cobre muy oxidados en una cueva identificada como 3Q. Fue fácil aceptar que eran parte de los productos de Qumrán. Sin embargo, ulteriores experimentos probaron lo contrario. Una teoría reciente dice que los rollos de cobre datan de fines del siglo primero d.C. Posiblemente describen la localidad del tesoro del templo que se había escondido antes que las legiones romanas destruyeran el templo.

¿Quiénes eran los sectarios de Qumrán ? Se ha identificado a esta secta con muchos grupos. Entre ellos figuran “los piadosos” (Hasidim), los fariseos, los zelotes y los ebionitas judeocristianos. La identificación que tiene más apoyo entre los estudiosos es la que dice que la comunidad de Qumrán era esenia. No se pueden desconocer las muchas similitudes que hay entre estos dos grupos. Las diferencias que surgen nos impiden estar totalmente seguros al respecto. Por ejemplo, los esenios eran totalmente célibes mientras que en Qumrán se han encontrado esqueletos de mujeres.

Lo que sí es posible afirmar con certeza, gracias a los propios manuscritos encontrados, es que la comunidad de Qumrán ponía gran énfasis en el estudio de la ley. Practicaba un culto sacramental, valoraban la santidad, la justicia y la misericordia. Se consideraban a sí mismos como el remanente del verdadero Israel y estaban en espera del establecimiento del reino de Dios sobre la tierra.

 

3. El valor de los Rollos del Mar Muerto.

¿Cuál es el valor de estos manuscritos? ¿En dónde radica lo revolucionario de este descubrimiento? La importancia de los rollos de Qumrán se puede entender en dos áreas principales de estudio: primero, en la crítica textual del Antiguo Testamento y segundo, en la historia que dan del desarrollo del judaísmo durante el período intertestamentario.

 

3.1 Su valor en la crítica textual del Antiguo Testamento.

Antes de 1947 los manuscritos más antiguos que habían preservado hasta donde alcanzaba nuestro conocimiento se habían copiado hacia el fin del siglo noveno o principios del siglo décimo d.C. Pero cuando llegamos a saber de los manuscritos bíblicos en Qumrán, tratamos con un período anterior al año 70 d.C. En otras palabras, los manuscritos descubiertos han reducido en 1.000 años o más la brecha que separa el tiempo en que fueron escritos originalmente los libros del Antiguo Testamento de las copias más antiguas que existen. Por sobre todo ha sido probada la exactitud del texto masorético. Millar Burrows afirma que “aquí yace su principal importancia, apoyando la fidelidad de la tradición masorética.”4

 

3.2 La información que proporcionan sobre el desarrollo del judaísmo del tiempo intertestamentario.

Estos rollos manifiestan su gran valor al permitir entender de mejor manera el desarrollo del judaísmo durante la época entre los dos testamentos. Enriquecen nuestro concepto del trasfondo del Nuevo Testamento. Por ejemplo, asuntos que en un tiempo fueron identificados como absolutamente helenísticos y colocados a fines del segundo siglo d.C. ahora pueden identificarse como elementos del judaísmo del primer siglo, tales como el gnosticismo.

 

3.3 Acceso a manuscritos arameos y hebreos.

Antes de los descubrimientos del Mar Muerto solo existían copias griegas de los libros deuterocanónicos, o sea, los apócrifos. Ahora los expertos tienen acceso a manuscritos arameos y hebreos de algunos de esos libros.

 

3.4 Una ayuda en el estudio del hebreo.

Los descubrimientos de los textos bíblicos en Qumrán también han ayudado en el estudio de la lengua hebrea. Algunos manuscritos tienen la grafía paleohebrea, mientras que otros están escritos en el hebreo de grafía aramea o cuadrada.

 

3.6 Paralelos entre las creencias de la comunidad de Qumrán y el Nuevo Testamento.

Muchos biblistas señalan ciertos paralelos de Qumrán con Juan el Bautista. Existe una relación en sus perspectivas escatológicas, su modo de exegetizar el Antiguo Testamento y en sus prácticas religiosas. Sin duda varias son las ideas teológicas neotestamentarias que se iluminan con la literatura de Qumrán. Pero también surgen diferencias notables. Es prudente estar siempre atento a no hacer falsos paralelos.

El valor de los rollos de Qumrán para los estudios bíblicos puede ser debidamente expresado en las palabras de R.K. Harrison: “ninguna obra que trate de la Biblia en general puede considerarse con seriedad si no toma en cuenta la significancia de los descubrimientos de Qumrán para su área especifica de estudio.” 5

 

NOTAS MARGINALES

1. Josh Mc Dowell. Evidencia que exige un veredicto. Miami: Editorial Vida, 1982, p.60.

2. R.K. Harrison. Introducción al Antiguo Testamento. Vol. 1. Michigan: T.E.L.L., 1990, pp.143-144.

3. William S. Lasor. “Los rollos del mar muerto” en Diccionario Bíblico Arqueológico. Charles F. Pfeiffer ed. El Paso: Editorial Mundo Hispano, 1982, p. 423.

4. Norman Geisler L. y William E. Nix. A General Introduction to the Bible. Chicago: Moody Press, 1968, p. 261.

5. Harrison, op.cit., p. 147.

 

 

David Miranda S.


 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on Reddit Share on LinkedIn

Comentarios: 2

  1. YODHEVODHE 72

    exelente

  2. YODHEVODHE 72

    ¿Cómo consigo todo lo de Qumrán en pdf?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


nueve × 7 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>