Facebook Twitter Gplus RSS
magnify
Home 1999.2 Características de la poesía hebrea
formats

Características de la poesía hebrea

Por publicado originalmente en CONOZCA edición 1999.2

CON FRECUENCIA OÍMOS expresiones tales como: “Aun el necio cuando calla, es contado por sabio”, “La paciencia de Job” y “No hay nada nuevo bajo el sol”. ¿De dónde provienen estos dichos? Tienen su origen en la lectura de los “Libros poéticos”. (…) El elemento poético no se limita a cinco libros sino que casi todas las partes de la Biblia contienen poesía. Hay poemas y trozos de poesía en el Pentateuco y los libros históricos. Una tercera parte del Antiguo Testamento consiste de esta forma de expresión. (…) El Nuevo Testamento tiene más elemento poético que el que suele reconocerse. (…)

Nosotros, occidentales modernos, consideramos que los principales rasgos de la poesía son: rima (ritmo fonético) y métrica (el arte de la estructura de versos incluso la cantidad de sílabas y el lugar de los acentos). Pero no es necesario que un poema tenga estas dos características. La poesía de muchos pueblos antiguos, incluso de los hebreos, no tiene ni rima ni métrica.

El espíritu poético y su expresión

Los distintivos esenciales de la poesía en general tienen que ver con la mente poética. Se expresa a menudo con el uso del lenguaje figurado y la expresión emocional. El poeta busca imágenes vívidas, metáforas hermosas y términos tiernos, vehementes y persuasivos. José M. Martínez, autoridad en hermenéutica, comenta: “Difícilmente puede ser superada la imaginación de los poetas del Antiguo Testamento, enriquecida por el influjo de la inspiración divina. Hermenéutica bíblica, CLIE, 1984, página 319.

Veamos algunos ejemplos de los vuelos de la imaginación poética y del uso de figuras por los escritores inspirados.

No hay como el Dios de Jesurún,

Quien cabalga sobre los cielos

para tu ayuda,

Y sobre las nubes con su grandeza.

–Deuteronomio 33:26

El hombre nacido de mujer,

Corto de días, y hastiado de sinsabores,

Sale como una flor y es cortado,

Y huye como la sombra y no permanece.

Job 14:1,2

Mucho del pensamiento poético es intensamente personal y cargado de emoción. El teólogo afirma fríamente que el hombre tiene el deseo inherente de conocer a Dios, pero el poeta exclama: Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, así clama por ti, oh Dios, el alma mía, Salmo 42:1.

No debemos interpretar literalmente la poesía. Por ejemplo, cuando la profetisa Débora quiso expresar que hasta la naturaleza colaboraba en derrotar a Sísara (Dios envió un violento aguacero que inundó el lecho seco del río Cisón, atascando los temibles carros del general cananeo), ella dijo: Desde los cielos pelearon las estrellas, Jueces 5:20. Se expresa la maravilla del acto de la creación así: Cuando alababan todas las estrellas del alba, y se regocijaban todos los hijos de Dios, Job 38:7. Ross observa: “Si robamos a la poesía sus metáforas, su expresión vigorosa, los amplios vuelos de la imaginación y las galas de su lenguaje, dejaría completamente de ser poesía. Estudios en las Sagradas Escrituras, tomo 3, página 6

Paralelismo hebreo.

Hemos notado la ausencia de rima y métrica en la poesía hebrea. La poesía semítica no consiste en versos rimados sino en la correspondencia del pensamiento de sus miembros, o sea, el ritmo lógico que se llama paralelismo. Este es el rasgo más sobresaliente de la poesía bíblica.

Ross explica: “La afirmación del primer verso de la estrofa se repite, se amplifica o se contrasta en el segundo o en los versos siguientes. Ross, ibid., página 8. Esto logra que la idea sea mucho más impresionante y memorable.

Algunas formas de paralelismo hebreo son:

  • Sinónimo, cuando el segundo verso repite el pensamiento del primero, pero con otras palabras, o contiene un pensamiento semejante al del primero.

Libra de la espada mi alma,

Del poder del perro mi vida.

–Salmo 22:20

  • Antitético, cuando el pensamiento del primer verso se hace más claro por el contraste del segundo.

Las zorras tienen guaridas, y las

aves del cielo nidos;

Mas el Hijo del Hombre no tiene

dónde recostar su cabeza.

–Mateo 8:20

  • Sintético, cuando el pensamiento del segundo verso y los que siguen, si los hay, explican o complementan la idea del primero.

Será como árbol plantado junto

a corrientes de aguas,

Que da su fruto en su tiempo,

Y su hoja no cae;

Y todo lo que hace, prosperará.

–Salmo 1:3

  • Escalonado o de clímax. El pensamiento va en gradación hasta su término.

No dará tu pie al resbaladero,

Ni se dormirá el que te guarda.

He aquí, no se adormecerá ni dormirá

El que guarda a Israel.

–Salmo 121:3,4

  • Emblemático. En este estilo de paralelismo, la primera parte expresa el pensamiento en forma figurada, mientras que lo que sigue lo hace en forma literal o viceversa.

Como el padre se compadece de sus hijos,

Se compadece Jehová de los que le temen.

Salmo 103:13

  • Introvertido. Es la clase del paralelismo en que la cuarta línea corresponde con la primera, y la segunda con la tercera.

Como a rebaños que son conducidos al Seol,

La muerte los pastoreará.

Y los rectos se enseñorearán de ellos

por la mañana;

Se consumirá su buen parecer, y

el Seol será su morada.

Salmo 49:14

El uso de la estrofa y del acróstico

La estrofa no es esencial en la poesía hebrea; sin embargo, se usa en los Salmos 42 y 43, los cuales forman un poema dividido en tres partes con un verso que se repite. El Salmo 46 está distribuido en grupos de tres versos, cada uno de los marcados con selah.

Algunos escritores bíblicos emplean el acróstico. Por ejemplo, el Salmo 119 tiene 22 grupos de ocho versos cada uno. A cada grupo corresponde una letra del alfabeto hebreo y cada verso comienza en el original con la letra correspondiente del grupo. En el Salmo 37 cada tercer verso empieza con una letra de ese mismo alfabeto. El capítulo 3 de Lamentaciones es un ejemplo notable de la composición acróstica. Sin embargo, la mayoría de los poetas bíblicos no se sujetan a tales reglas mecánicas.

Los géneros de la poesía hebrea

Podemos clasificar la poesía que se encuentra en la Biblia en cuatro géneros: la lírica, la didáctica (incluso gnómica), la dramática y la elegíaca, es decir, el género que se ve en endechas y cantos fúnebres. La poesía épica, que trata de la acción heroica relacionada con el destino de la raza o nación, también figura en la poesía de las Sagradas Escrituras. Cada uno de los libros poéticos tiene su género literario propio, aunque a veces se entremezclan los diversos modos de expresión.

Consideraremos los cuatro géneros empleados en la Biblia:

  • El poema lírico es realmente un canto. Se denomina “lírico” porque en la antigüedad se cantaba con acompañamiento de lira o arpa. Entre los hebreos, se cantaban salmos en los cultos del templo y en las sinagogas después de la diáspora (dispersión de los judíos).

Hay poesía lírica en los libros de la historia de Israel. Por ejemplo, son

líricos el cántico triunfal de Moisés y María, Éxodo 15:1-21, el cántico de Moisés al

fin de su vida, Deuteronomio 32:1-43, el cántico de Débora, Jueces 5:1-31, y la

elegía de David por Saúl y Jonatán, 2º Samuel 1:19-27. Muchas veces la poesía

lírica expresa las emociones del poeta mismo.

  • La poesía didáctica tiene el propósito de enseñar. Los libros de Job, Proverbios,

Eclesiastés y varios de los Salmos son de carácter didáctico. Por ejemplo, el libro

de Job enseña sobre el problema del padecimiento de los justos. “Los aforismos y

proverbios presentan en una forma breve y sentenciosa las verdades morales y

espirituales que han de ser recordadas por el oyente”. Historia y literatura de la

Biblia, Tomo 5, 1960, página 230.

Dentro de ese género, se encuentra la poesía gnómica o sentenciosa. Se

llama “gnómico” a los escritos de poetas que componen sentencias y reglas de

moral en pocos versos.

  • La poesía dramática en su forma pura no se encuentra en la Biblia, pero hay

elementos de dramatismo en los libros de Job y Cantares. El drama es una forma de

arte que cuenta una historia mediante el diálogo y acciones de los protagonistas.

Difiere de la novela en que no incluye narración y, por regla general, se presenta con

actores sobre el escenario.

El erudito evangélico C. O. Gillis señala que Job y Cantares “tienen el

elemento de conflicto, factor esencial dramático, y que traen grandes peligros para

sus protagonistas principales, con el resultado de la acción, o el desenlace

(dénouement), incierto”. Ibid., página 231.

  • La poesía elegíaca expresa los lamentos por los muertos. Las elegías de David por Saúl y Jonatán, 2ª Samuel 1:19-27, y por Ábner, 2ª Samuel 3:33,34, son composiciones poéticas de la más elevada forma. El libro de Lamentaciones también es de este género.

Los poetas hebreos, bajo la inspiración del Espíritu Santo, escribieron conceptos y experiencias espirituales que expresan a menudo grandes temas doctrinales. Hablan a Dios en oración y hablan acerca de Dios en sus alabanzas. Uno de los significados de la palabra griega poites, traducida “poeta”, es “hacedor, creador”. No es de extrañar que Dios el Creador nos hable en forma de poesía. XXX

Pablo Hoff concedió permiso a CONOZCA para presentar este artículo, tomado de las páginas 9-14 de su libro recién editado por Vida en 1998 que se titula Libros poéticos.

José M. Saucedo Valenciano


 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on Reddit Share on LinkedIn

Comentarios: 2

  1. gemali

    una ayuda basica para iniciar el estudio poetico de Job
    pero tambien quisiera saber cual es el contraste mas cercano con un tema de poesia contemporaneo, dramatico historico como la de Job. gracias

  2. Miriam Martínez

    Muy ilustrativo el artículo, sencillo y didáctico. pero, necesito conocer
    ¿Cuál es la Unidad de pensamiento o de análisis de la poesía hebrea? me imagino que debe ser el verso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


− cuatro = 1

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>