Facebook Twitter Gplus RSS
magnify
Home 2018.1 El avivamiento y las misiones
formats

El avivamiento y las misiones

Por publicado originalmente en CONOZCA edición 2018.1

Por Brad Walz

Coordinador (Chairman) Comisión de Misiones, Confraternidad Mundial de las Asambleas de Dios

Presidente, Misiones en Conjunto (Red de Misiones de América Latina)

 

Tenemos la tendencia de relacionar al avivamiento con las misiones. Esto viene en parte porque el Avivamiento de Calle Azusa, que dio lugar al nacimiento de las Asambleas de Dios, produjo una gran cantidad de misioneros e impulsó el auge de un movimiento misionero que cambió el mundo. Las Asambleas de Dios es hoy el movimiento protestante con más creyentes practicantes del mundo entero.[1]

Por lo cual podríamos entender que cuando hay un avivamiento, hay un impulso hacia las misiones. Lamentablemente no es siempre así.  Sin embargo, el Espíritu Santo esta compensando hoy en día con un renovado fervor por las misiones.

 

Azusa y el avivamiento del Siglo Veinte.

Queda muy claro por las historias y las estadísticas que el avivamiento de Azusa resultó en un movimiento misionero.

La misma formación de las Asambleas de Dios se hizo principalmente para colaborar en el envio de misioneros. Muchos de los primeros misioneros se habían ido sin una organización para respaldarlos. Salieron “por fe.” Muchos que estudian la historia consideran a las Asambleas de Dios un movimiento misionero más que otra cosa.

Durante diferentes crisis y desafíos, la agencia del envío misionero ha sido una fuerza que ha mantenido la unidad en la misma organización. Yo mismo, como un misionero nuevo y candidato en los años 80, me acuerdo de haber conversado con muchos pastores con inquietudes en contra de “transformarse a una denominación”.  Sin embargo siempre decían, “Pero no pienso salirme de las Asambleas por su compromiso con las misiones.”

Vale la pena observar que este empuje misionero no sucedió solamente en EEUU y Canada, sino también en algunos países de Europa, sobre todo los tres países nórdicos de Noruega, Suecia, y Finlandia. Algunos argumentan que los resultados del impulso misionero desde Europa fueron mayores que los desde Norteamérica. (Teniendo en cuenta sus poblaciones, proporcionalmente, dado que los escandinavos son menos del 10% de la población del EEUU hoy en día, y aun en el aquel tiempo sus poblaciones fueron mucho menos que EEUU). Hay un estudio que opina que la mitad de los Pentecostales del mundo tienen algo de su raíces relacionado con Suecia. Es imposible tener claridad sobre el asunto, pues muchos países fueron impactados por ambos Suecia y los Estados Unidos (Brasil, por ejemplo).

 

Los avivamientos en los “países receptores.”

Han habido muchos avivamientos durante de los más de cien años desde Azusa en 1906. Algunos de ellos son: El Salvador durante los 80; Argentina en los 50 con Tommy Hicks y en los 80 con Carlos Anacondia; Africa con las campañas de Reinhardt Bonke; partes de Indonesia en los 60; el movimiento Charismatico de los 60 y aun los 70; el Movimiento de Jesús de los hippies de los años 60 y 70; y la lista podría seguir y seguir.

Sin embargo uno puede observar y argumentar que ninguno de estos avivamientos resultó en un mover en favor de las misiones. Todos resultaron en un impulso hacia el evangelismo dentro del mismo país, y en algunos casos de renovación y crecimiento de la iglesia nacional. Pero no hubo una reacción parecida a la de Europa, Canada, y EEUU después del avivamiento de Azusa. Uno se pregunta: ¿Por qué?

 

Paradigmas distintas

El paradigma del occidente fue “Hemos recibido algo y debemos llevarlo por todo el mundo.” Es cierto que establecieron obras “pioneras,” cuyos comienzos en muchos casos fueron muy humildes y no siempre con un crecimiento intensivo. Mi opinión es, que sin querer, hubo una mentalidad de “Ustedes ganen a su país y nosotros seguiremos ganando al mundo.” Aun me acuerdo de crecer en una iglesia en los 70 y la mentalidad fue “Dios ha levantado el país de los EEUU para ganar al mundo con el evangelio.”  Es cierto que Dios ha usado al EEUU para impactar el mundo. Pero la palabra “ganar” cruzaba una línea, y daba la idea de “exclusividad”.

Los mismos misioneros pioneros, “apostólicos” no sembraron en los receptores una visión para hacer lo mismo. Claro, para alcanzar su país, cierto, sin duda. Pero no que, “Con el tiempo ustedes también podrían ser misioneros, duplicar este esfuerzo y hacer lo mismo.” Por lo cual comenzó a establecerse una mentalidad de “El occidente envía, y los países sin trasfondo Cristiano Protestante reciben”.

Con el tiempo los países enviadores prósperos cometieron un segundo error. A pesar de su reconocimieto de la relación entre su condición económica bendecida con el espíritu de dar y bendecir al mundo, miraron a la necesidad de los países receptores y su pobreza les hizo dejar de creer que ellos también serían capaces de enviar misioneros. Se olvidaron que muchos de los primeros misioneros europeos y norteamericanos salieron completamente por fe. Se olvidaron que la misma “gran depresión económica” de los años 30 no pudo frenar el compromiso misionero.

Opino que paradigmas distintas fueron razones que los diferentes países respondieron en diferentes formas al avivamiento con distintas respuestas hacia las misiones.

 

Una observación de la obra latina

La obra latina ha respondido en los últimos 30 años hacia las misiones. Durante los avivamientos de los años 80 en Argentina y El Salvador, Dios si llamo a muchos jóvenes. La diferencia con los avivamientos anteriores es que la iglesia resistía y aun no entendía este impulso. Tardaron de diez a quince años, pero muchos de ellos con el tiempo salieron. Podemos argumentar que el discipulado provisto por los departamentos de misiones organizados fue lo que más ayudó a los jóvenes a salir. Hay que reconocer los grandes sacrificios que hicieron, al salir a la obra con recursos muy humildes e inferiores a los de los misioneros veteranos de los países del norte.

 

El problema no es nuevo

Cuando observamos la diferencia entre Jerusalem y  Antioquía, podemos presentar argumentos que el avivamiento entre los Judíos generalmente no resultó en una visión misionera. El mover entre los gentiles sí. Hay muchos factores y razones por esta diferencia, pero el antecedente bíblico es que “el avivamiento no siempre resulta en una visión misionera para las otras culturas y las naciones”. Podemos por lo cual entender que hay otros factores, que tienen que ver con discipulado, llamados personales y particulares (Pablo, con su llamado hacía los Gentiles), y la obediencia. El avivamiento no resulta siempre en sanctificación y obediencia.

 

¿Cómo debemos responder hoy?

Debemos siempre anhelar el mover de Dios. Sin embargo debemos comprender que lo mismo no resulta automáticamente en una visión para los no alcanzados y las naciones. Es nuestro desafío discipular a la iglesia que las misiones son parte del plan de Dios para una iglesia saludable y debe ser un resultado normal de comprender la Palabra. La educación cristiana también juega un papel en la misma. Un avivamiento sin discipulado no va a tener un resultado equilibrado. Debemos comprometernos que las misiones sean algo normal en la próxima generación de la Iglesia Latina. Tenemos también el gran desafío que los misioneros latinos siembren en sus países receptores esta misma visión, y que no se repita el mismo error de nuestra historia.

 

 

 



[1] Técnicamente hablando, las Iglesias Anglicana y Luterana cuentan con 85 y 74 millones de miembros respectivamente. Las Asambleas de Dios cuenta con 67 millones. Sin embargo los primeros dos, por tener iglesias “oficiales” relacionados con el estado inglés o alemán, cuentan entre su membresía a muchas personas que no necesariamente son “creyentes practicantes.”

 

 

Brad Walz


 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on Reddit Share on LinkedIn

Comentarios: 3

  1. GUILLERMO MARIN

    INTERESANTE., ENVIEN ESTUDIOS Y COMENTARIOS., SALUDOS

    GUILLERMO

    • conozca_admin

      Hno. Guillermo. Saludos. No enviamos estudios. Nuestros artículos ya están a su disposición en nuestro portal. No tenemos nada más que ofrecer que lo que ya está puesto en el sitio. Gracias por leer Conozca. Que Dios te bendiga. El Editor.

  2. GUILLERMO MARIN

    PRIMERA VEZ QUE LOS LEO., QUIERO SABER MAS DE UDS., CON TODO RESPETO ., ESPERO MAS INFORMACION.

    GMO

Responder a GUILLERMO MARIN Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


ocho − = 7

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>