Facebook Twitter Gplus RSS
magnify
Home Uncategorized 2020.2 ¡Cásate bien!
formats

¡Cásate bien!

Por publicado originalmente en CONOZCA edición 2020.2

Por Alex Gómez

 

.
Cásate con la señorita Sofía y ella se transformará en la mujer virtuosa del capítulo final de Proverbios. No te enredes con la necia, ¡por atractiva que sea!. La sabiduría se evidenciará en la elección de con quién te cases. A la pregunta: mujer virtuosa, ¿quién la hallará?, la respuesta es: el sabio, el que sepa tomar la decisión correcta en el momento oportuno.

Con un diálogo intergeneracional roto, el padre observa a su hijo…no es niño, no es adulto, quiere lo mejor para su futuro y evitarle los errores que él mismo cometió. Se pregunta, “¿cómo se lo digo para que no lo olvide?”. Lo primero que hace es horizontalizar la relación, consciente de que a los hijos hay que darles raíces y alas; que la infancia fue la etapa de las raíces, la adolescencia la combinación entre raíces y alas, pero llegó la juventud cuando, quiéralo o no, debe darle alas y confiar en las raíces que le cimentó. Deja de hablarle dándole órdenes y ahora intenta persuadirlo por medio de “refranes, enigmas, sentencias, aforismos, adagios, instrucciones”, ruegos, parábolas y discursos cortos para llamar su volátil atención.

El padre de familia se pregunta, ¿qué quieren los hijos? Y la respuesta que obtienen es: Plata, Poder y Princesas. Ser felices, hedonismo. Sin embargo, la idolatría a la felicidad nos aleja de la santidad. “Se ha dicho que los escritos sapienciales hablan acerca de vivir una vida plena y feliz, nada más alejado de la verdad. El individualismo occidental idolatra la felicidad como máxima realización en la vida, la vida es para vivirla y encontrar mi felicidad”. Mientras que la sabiduría bíblica nos enseña a manejar nuestra relación con Dios y las personas para el bienestar de ellos.

¿Qué quiere el padre para su hijo? enseñarle cómo no ser perezoso ni caer en un mal negocio (plata), enseñarle cómo no caer bajo un mal gobernante y ser justo (poder) y enseñarle cómo no caer bajo una mala mujer (princesas). Válida la intención, pero rápidamente el escrito pasa de ser un libro de buenos consejos a trazar valores medulares en torno a tres factores que resumen el ser: Camino, Casa y Corazón.

El Camino es todo lo relacionado con la conducta, la Casa tiene que ver con la vida y el Corazón, y a quién entregarlo, resume la difícil tarea de tomar decisiones. Y esto es exactamente ese el significado de la palabra Sabiduría: “del hebreo Jokmah, es el conocimiento y la capacidad de tomar las decisiones correctas en el momento oportuno. Firmeza en tomar decisiones consecuentes y correctas demuestra madurez y desarrollo.” Y del “griego Sofia se utiliza con referencia a Dios, Cristo y a la sabiduría personificada.”

 

Recorrer el Camino, construir la Casa y entregar el Corazón con Diligencia.  

Proverbios maneja el contraste, la oposición binaria para enfatizar su enseñanza. En este caso, la diligencia es el antídoto contra la pereza, “El alma del perezoso desea, y nada alcanza; mas el alma de los diligentes será prosperada” (13:4). El diligente es próspero 10:4, emprendedor, proactivo (21:5), aprende con la corrección (17:10), y trae estabilidad, esta confiado como un león (28:2); el clímax de la diligencia y productividad es la mujer virtuosa del capítulo 31. Mientras que el perezoso no comienza nada (6:9), no termina nada (12:27), es improductivo (21:25), dormilón (20:13), inconstante (19:24) y pesimista (22:13).

 

Recorrer el Camino, construir la Casa y entregar el Corazón con Castidad.

Castidad para el soltero es llegar virgen al matrimonio, para el casado ser fiel a su pareja, y en todos los casos pureza. El casto escucha consejo (5:1), no juega con fuego (5:3), huye de la tentación (5:8), practica el contentamiento (5:15). Mientras que el infiel cae en el engaño de la necia (5:4), termina esclavo de sus deseos (5:10,23), compara y nunca se satisface (5:22), y morirá al diseño de una sexualidad saludable (5:23).

.
La sexualidad es un camino que puede llevarte a la muerte o a la vida, a una familia o a un vicio. Hacia dónde te encamina la sexualidad, ¿Te ayuda a construir familia? ¿afirma tu matrimonio?. Y si eres soltero, ¿te está encaminando para afirmar tu pacto con Dios?, o por el contrario ¿solo te encamina al placer?.

 

Recorrer el Camino, construir la Casa y entregar el Corazón con Justicia.

El justo es enseñable y hacedor (9:9), sus palabras edifican a otros (10:21), su conversación ayuda al interlocutor (10:32), piensa antes de responder (15:28). Mientras que el impío es víctima de su propia impiedad (10:3), su ausencia no se nota (y hasta se celebra – 11:10), es cruel e indolente (12:10), sus palabras hacen daño (15:28), es religioso hipócrita (21:27), su éxito es tóxico para los demás (28:12).

.
Recorrer el Camino, construir la Casa y entregar el Corazón con Sabiduría.

.
El sabio encuentra la divina e inagotable fuente (1:7), es proclive a la corrección y la enseñanza (9:8-9), acata el consejo (12:15), el temor de Dios dirige su vida (14:16). Mientras que el necio desprecia la sabiduría y la enseñanza (1:7), es una frustración para sus padres (10:1), le gusta llamar la atención sobre si mismo (18:2), pero al abrir la boca manifiesta su esencia (12:23), no tiene sentido del peligro por autoconfianza (14:16) y entregarle responsabilidad es craso error (26:6).

Jesucristo es la sabiduría encarnada, sabiduría con rostro, sabiduría de Dios, 1 Corintios 1:20-24 así lo afirma:

“Así que, ¿dónde deja eso a los filósofos, a los estudiosos y a los especialistas en debates de este mundo? Dios ha hecho que la sabiduría de este mundo parezca una ridiculez.  Ya que Dios, en su sabiduría, se aseguró de que el mundo nunca lo conociera por medio de la sabiduría humana, usó nuestra predicación «ridícula» para salvar a los que creen. Es ridícula para los judíos, que piden señales del cielo; y es ridícula para los griegos, que buscan la sabiduría humana. Entonces, cuando predicamos que Cristo fue crucificado, los judíos se ofenden y los gentiles dicen que son puras tonterías. Sin embargo, para los que Dios llamó a la salvación, tanto judíos como gentiles, Cristo es el poder de Dios y la sabiduría de Dios”.

.

Colosenses 2:2-3 lo confirma:
Para que sean consolados sus corazones, unidos en amor, hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento, a fin de conocer el misterio de Dios el Padre, y de Cristo, en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento”.

.
El ruego final es, ¡hijo mío, cásate con Jesucristo! Recorre el Camino con Él, construye la Casa con Sus instrucciones y entrégale el Corazón completamente, esa es la mejor decisión. Y un preámbulo de las Bodas Celestiales, “Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero”. Apocalipsis 19:9. ¡Cásate bien!

Alex Gómez


 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on Reddit Share on LinkedIn

Comentarios: 2

  1. Elí Paternina

    Me gustó y lo he recomendado… excelente

  2. Víctor Julio Valencia Rave

    Me pregunto a mi mismo, cuando lograré desglosar cada dia la Palabra, porque entre más me educan, leo, estudio y me preparo, comprendo lo lejos que estoy de llegar al conocimiento exacto, Mucho estudio le ha llevado al Pastor Alex, para conocerla y sacar estudio de cada versículo y darnos a conocer, Felicitaciones y Bendiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


× nueve = 45

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>