Facebook Twitter Gplus RSS
magnify
Home 2021.1 La danza en la liturgia hebrea y cristiana
formats

La danza en la liturgia hebrea y cristiana

Por publicado originalmente en CONOZCA edición 2021.1
Por Cleto Pérez M.
INTRODUCCIÓN

Como la Biblia es la regla de fe y conducta, el presente trabajo ha de tener como fundamento la Escritura; vale decir, se ha de considerar tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo Testamento. Por “liturgia” (del griego leitourgiva [leitourgía], que significa “servicio”, “ministerio”), se entiende el culto establecido a Dios en el Sagrado Texto.

LA DANZA EN LA LITURGIA HEBREA

En la Escritura Hebrea, Dios mismo estableció por medio de Moisés la liturgia para su pueblo Israel. El culto a Dios, es decir, la liturgia, se denomina “fiestas solemnes” o “santas convocaciones” (Lv 23:1-2), las que son:

  • Día de reposo, santa convocación semanal (Lv 23:3). Durante el período intertestamentario, esta adoración semanal empezó a celebrarse en las sinagogas.
  • Pascua y Panes sin Levadura (Lv 23:5-7). Estas son dos fiestas, la primera se celebraba el día 14 del primer mes y la segunda los días 15 a 21 del mismo mes. Como estas fiestas estaban juntas, empezó a celebrarse como si fuera una sola.
  • Primicias (Lv 23:9-14).
  • Pentecostés (Lv 23:15-21).
  • Fiesta de la Trompetas (Lv 23:23-25).
  • Día de la Expiación (Lv 23:26-32).
  • Fiesta de los Tabernáculos (Lv 23:33-36).

Además los judíos celebraban otras dos fiestas, las que no fueron ordenadas por Dios. La primera, la fiesta de Purim, establecida en el cautiverio durante la reina Ester (Est 9:16-32). La segunda, la fiesta de la Dedicación o Hanukká, establecida en el período intertestamentario (Jn 10:22).

Israel siempre fue pueblo que canta y danza. En la actualidad, al atardecer, cuando la penumbra de la noche empieza a cubrir la ciudad de Jerusalén, se puede observar a jóvenes de ambos sexos, incluso ancianos, que cantan y danzan en corros en plazas, parques y centros comerciales. En la Escritura hebrea, para el término “danza” se emplea varios vocablos: lwjm [majol] y hlwjm [mejolá], ambos significan “danza”, “baile”, “danzar” y “bailar”. Las dos palabras tienen una misma raíz: lWj [jul], que significa “girar”, “dar vueltas”, “remolinear”. Otros términos son: (dqr) [raqad] que se traduce “saltar sobre”, “saltar” y “brincar” y rrK [karar] “girar”, “dar vueltas”.

Ahora veamos el registro bíblico de las ocasiones en que el pueblo de Israel danzaba.

1. Celebrando la victoria

  • Ex 15:20 El ejército egipcio perseguía a Israel; cuando el pueblo dirigido por Moisés pasó el Mar Rojo, Dios salvó a Israel, sepultando a los egipcios en las aguas del mar. Entonces, Moisés y los israelitas cantaron y María con las mujeres danzaron con panderos en el desierto.
  • Jue 11:34 Jefté, juez de Israel, había hecho voto de ofrecer en holocausto a quién salga a recibirlo si Dios le daba victoria sobre los amonitas. Jehová le dio grande victoria contra sus enemigos y cuando regresaba a Mizpa, su única hija salió a recibirlo con danzas y panderos.
  • 1S 18:6-7; 21:11; 29:5 Estos tres pasajes bíblicos se refieren a un mismo suceso. David había vencido al paladín filisteo, entonces el ejército israelita derrotó al enemigo. Cuando Saúl y David regresaban de aplastar a los adversarios, las mujeres de las ciudades de Israel salieron a recibirlos cantando y danzando con panderos.

2. Traslado del arca

  • 2S 6:14-16,21; 1Cro 15:29 Una vez afirmado el reino, David puso en su corazón edificar el templo para poner el arca de Jehová. De modo que, trasladó el arca de Dios de la casa de Obed-edom a Jerusalén y, en el trayecto, el dulce cantor de Israel danzaba delante de Jehová con toda su fuerza.

3. Fiesta solemne

  • Jue 21:21-23 En los capítulos 19 a 21 de Jueces, se registra una historia triste de los israelitas; pero vamos al punto de interés. La narrativa dice que, en la fiesta solemne de Jehová en Silo, las doncellas salían de la ciudad a danzar en corros. El relato bíblico no dice qué fiesta solemne era; además las hijas de Silo no danzaron en el santuario ni la danza fue parte de la liturgia solemne.

4. Parte de la alabanza a Dios

  • Sal 149:3; 150:4 El Antiguo Testamento nos muestra que Israel es un pueblo que alaba y adora a Dios en todo tiempo con canto, danza y todo instrumento de música. En los dos pasajes, se exhorta alabar a Dios con danza.
  • Sal 68:24-27 El versículo 25 de este Salmo describe objetivamente la comitiva de los adoradores: Los cantores iban delante, los músicos detrás y en el medio de la comitiva iban las doncellas con panderos.
  • Sal 30:11; Lm 5:15 David fue librado de la muerte y exclamó: “Has cambiado mi lamento en baile”. Mientras en Lamentaciones la danza se tornó en luto a causa de la desobediencia.

5. Restauración de Israel

  • Jer 31:4,13 Jeremías profetiza que, en la restauración de Israel, la danza ha de continuar siendo parte de la alabanza a Dios.

6. Hecho socio-cultural

  • Ec 3:4; Job 21:11-12 El escritor de Eclesiastés es un observador y ve que “bailar” es práctica socio-cultural. Eclesiastés 3:1-8 no es un mandato, sino un relato de lo que acontece en el diario vivir. Job observa de la misma manera que los hombres desde la niñez saltaban (bailaban) al son de la música.

7. Pagano religioso

  • Ex 32:19 En el capítulo 32 de Éxodo se narra una historia aciaga de Israel. Los recién liberados habían sido testigos de los juicios y señales de Dios sobre los egipcios, cruzaron el Mar Rojo milagrosamente, les fue provisto de maná y carne, escucharon de la boca de Dios el Decálogo e hicieron pacto en el campamento de Sinaí. Mientras Moisés estaba en el monte recibiendo instrucciones, mandamientos y el Decálogo en tablas de piedra, Israel se entregó a la idolatría con la ayuda de Aarón y celebró la dedicación del becerro de oro con danzas y cantos desenfrenados. Este hecho y el de los profetas de Baal (1R 18:26) evidencian que la danza era parte del culto pagano.
LA DANZA EN LA LITURGIA CRISTIANA

En la Escritura cristiana, no existe mandato de fiestas solemnes para celebrar culto a Dios. Pero sí se menciona cinco veces la palabra “danzar” o “bailar” en los Evangelios sinópticos. Los términos empleados en griego son: corov” [jorós], se traduce “coro”, “círculo”, “danza ejecutada por varias personas” y ojrcevomai[orjéomai], significa “bailar”, “danzar”, “saltar”, “brincar”. A continuación, veamos el registro de estos vocablos.

Expresión socio-cultural

  • Mt 14:6; Mr 6:22 Los dos pasajes bíblicos narran que, en el cumpleaños de Herodes, la hija de Herodías entró a la fiesta danzando. Por la danza de la joven, Herodes ordenó la muerte trágica de Juan el Bautista.
  • Mt 11:7; Lc 7:32 Tanto Mateo como Lucas, registran la enseñanza de Jesús cuando comparó la conducta y actitud de los judíos de entonces con un juego infantil, el que expresa que la música y danza eran parte de la vida social desde la niñez.
  • Lc 15:25 En el relato de la parábola del hijo pródigo, el padre celebró el regreso de su hijo con fiesta donde había comida, música y danza.

CONCLUSIÓN
Para cerrar este somero cometido, la Escritura manifiesta que la música y la danza, la danza y la música son inherentes como una expresión socio cultural. Los pueblos paganos danzaban delante de sus dioses. Israel, cuando tenía victoria sobre los enemigos, celebraba con música y danza; alababa y adoraba a Dios con música, canto y danza cuando la ocasión era oportuna.
Aunque hay una sola mención de la danza en una fiesta solemne (Jue 21:19-23), sin duda que Israel danzaba en las santas convocaciones; pero la danza no era parte de la liturgia de la fiestas solemnes; tampoco los adoradores danzaban en el santuario o por el santuario. Tenemos ejemplo las doncellas de Silo que danzaban fuera de la ciudad en una fiesta solemne a Jehová. La música, el canto y la danza continuarán en la restauración de Israel.

La Escritura cristiana exhorta alabar a Dios con salmos, himnos y cánticos espirituales (Col 3:16); pero no existe mención alguna que la danza haya sido parte de la liturgia de iglesia primitiva. Entonces, ¿no se debe danzar? Sí se puede danzar; pero no es un mandato Escritural.

Además, la danza no siempre expresa un alto nivel de espiritualidad del adorador, sino la música, el canto y danza son expresiones del sentimiento y la emoción del individuo y del grupo social. Judá danzaba; pero fue al cautiverio (Lm 5:15).

 

 

BIBLIOGRAFÍA
Elliger, K. et Rudolf, W. (1983). Biblia Hebraica Stuttgartensia. Germany: Deutsche Bibelgesellschaft Stuttgart.
Harris, R. Laird, Archer, Gleason L. Jr. & Waltke, Bruce K. (1980). Theological Wordbook of the Old Testament (Volume 1). Chicago: Moody Press.
Harris, R. Laird, Archer, Gleason L. Jr. & Waltke, Bruce K. (1980). Theological Wordbook of the Old Testament (Volume 2). Chicago: Moody Press.
Lacueva, Francisco. (1985) Nuevo Testamento Interlineal Griego-Español. Terrassa: CLIE.
SBU (1986). La Santa Biblia, Revisión 1960.
Sebastián Yarza, Florencio I. (1983). Diccionario Griego Español. Barcelona: Editorial Ramón Sopena, S.A.

Cleto Pérez M.


 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on Reddit Share on LinkedIn
1 Comentario  comments 

Una respuesta

  1. Corina Alvizar

    Excelente reflexión, que El Señor bendiga la vida del hno. Cleto. Cuyo testimonio ha bendecido e inspirado la vida de muchos a superarse y servir al Señor

Responder a Corina Alvizar Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


− seis = 2

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>