Facebook Twitter Gplus RSS
magnify
Home 2022.2 Homenaje a nuestro amigo, Roberto Brenes
formats

Homenaje a nuestro amigo, Roberto Brenes

Por publicado originalmente en CONOZCA edición 2022.2

Por Alex Gómez

 

Conozca anuncia el fallecimiento del muy, muy querido misionero y educador cristiano, Roberto Brenes Espinoza, en su país natal, Costa Rica, el día 04 de julio del presente, 2022. Roberto fue un destacado profesor del Instituto de Superación Ministerial, como también miembro de su Junta Administrativa donde sirvió como Vocal para Centroamérica durante muchos años.

Roberto Brenes junto a su amada esposa Verónica y sus hijas Melissa y Carla Rebeca.

A continuación varios miembros de dicha junta expresan sus homenajes sobre su gran amigo y colaborador, Roberto.

 

Mike Shields, Director Internacional, ISUM

Roberto Brenes fue un hombre de muchas cualidades sobresalientes de personalidad y carácter. Podemos resumir su hermosa vida con una descripción: Roberto tenía un espíritu superior.  “…ese hombre tiene una mente aguda, amplios conocimientos, e inteligencia y capacidad para interpretar sueños, explicar misterios y resolver problemas difíciles” (Daniel 5:12). Como Daniel en el Antiguo Testamento, Roberto vivió su vida de acuerdo con estas cualidades de excelencia que todos a su alrededor observaron.

Roberto fue excelente en su conocimiento y comprensión.

Nuestro colega trabajó de adentro hacia afuera. Tuvo cuidado al establecer procedimientos, crear pautas accesibles y asegurar la calidad de su trabajo. En nuestras muchas conversaciones sobre la administración de ISUM, estaba bien informado y entendió los detalles. Roberto no esperó a que las cosas se derrumbaran para trabajar desde atrás. Anticipó los desafíos y ya tenía varias posibles soluciones listas para implementar.

Roberto era un excelente soñador que sabía interpretar el camino a seguir.

Era un excelente y entusiasta soñador. Animó a todos a su alrededor a ver las posibilidades. Animó a cientos de pastores y líderes a venir a ISUM, seguir adelante y convertirse en algo que nunca creyeron posible. Si alguien tenía una idea, se apresuró a interpretar lo etéreo en algo accesible y práctico.

Roberto tuvo una excelente manera de disolver dudas.

Era un hombre sólido y racional, un hombre que iba dos pasos por delante. Hablaba con humilde autoridad. Nunca autoritario ni superior, lideró con su tranquila confianza y su eterno optimismo. Monita y yo hemos estado en varios países reuniéndonos con funcionarios nacionales listos para tomar acciones que seguramente habrían sido perjudiciales para ISUM. Roberto siempre propuso soluciones claves y disolvió dudas con su clara articulación e impecable integridad como representante centroamericano.

Roberto tenía una fe excelente y contagiosa.

Hace unos diez años, una empresa importante que proporcionaba una parte importante de su apoyo misionero mensual cerró y se fue de Guatemala. Pasó por un momento difícil emocional y espiritualmente. Sin embargo, Roberto decidió reestructurar el futuro y no se dio por vencido. En lugar de abandonar su ministerio o volverse bi-vocacional, aumentó su horario de ministerio y buscó aún más responsabilidades ministeriales. Diversificó sus fuentes de ingreso y recuperó su sentido de llamamiento y dirección. Roberto tuvo una fe vencedora tan contagiosa que se convirtió en una fuente de aliento para todos en la Comisión Administrativa del ISUM y más allá.

Roberto Brenes fue un ícono inspirador para ISUM.

Era inteligente, afable, y divertido. Pero sobre todo, era un ejemplo de un líder servidor en el poder del Espíritu Santo. Si bien lo extrañaremos, seguiremos viviendo en el ambiente de excelencia que ha dejado en nuestras manos para bendecir a miles de personas que vendrán a nuestras aulas. Gracias, Señor, por la vida de tu siervo y nuestro gran amigo.

 

MonaRe Shields, Directora Internacional. ISUM

Roberto Brenes vivía el lema de ISUM “Lo que has oído de mi ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros.” 2 Timoteo 2:2

Siempre estaba enseñando, buscando nuevos profesores, mentoreando a cada estudiante, conociendo personalmente la historia de sus alumnos, tomando un café, orando con ellos.  En la última graduación que dirigió en Guatemala el tuvo una palabra de ánimo, felicitando los logros de cada estudiante. Me tocó el corazón.

Cuando venía a la reunión anual de la Comisión Administrativa de ISUM siempre tenía una lista de nuevos profesores para ser aprobados,  les daba oportunidad, les abría puertas. Creía en el potencial de cada uno.  No solo de los hombres, pero creía que Dios llamaba a siervas para servir y abría puertas para mujeres de Dios en su llamado a la enseñanza y en misiones.

Una de las ultimas veces que conversé con él me dijo: “Hna. Monita ¿piensa que todavía habrá lugar para este soldado de la cruz en ISUM?” le dije que él no era un soldado, era un General, preparó a sus oficiales y a sus soldados con disciplina, con excelencia, que no tengan temor de obedecer el supremo llamado de Jesucristo.

El está viviendo su recompensa, juntándose con maestros, pastores, amigos Isumistas en el cielo con el grito de ¡SIEMPRE ISUMISTA!   Te amamos Roberto, nos haces mucha falta, pero preparaste un buen equipo que llenará tus zapatos y te harán orgulloso.

El preparó hombres y mujeres fieles, idóneos, para enseñar también a otros.

 

Jaime Mazurek, Director Internacional Adjunto, ISUM

Hay tantas cosas que puedo decir sobre Roberto Brenes, un fiel y sincero amigo, hermano y colaborador. Una cosa que quisiera destacar aquí es su mente brillante, y como la empleaba en su amor por la historia. Conocí a Roberto por primera vez hace ya más de veinte años, en Guatemala, cuando él tomó la materia de Hermenéutica Avanzada que yo compartía en el seminario ISUM. Un día nos invitó a todos los profesores a conocer la ciudad de Antigua, Guatemala, y a pesar de no ser guatemalteco, sino costarricense, nos hizo una clase magistral de toda la historia de aquel notable lugar, de tal modo que los mismos guatemaltecos oían su comentarios con atención y asombro.

 

Pero Roberto se sabía no solamente la historia de importantes ciudades, sino que conocía la historia de cada uno de sus alumnos. En abril recién pasado, presencié la graduación de más de veinte ISUMistas en Ciudad Guatemala. Quien los graduaba era Roberto Brenes. Y sobre cada graduando, Roberto nos contó acerca de su vida, su ministerio, su familia y cómo Dios lo había bendecido en el ISUM – todo sin apunte alguno. Todos quienes estuvimos presentes ahí sentimos un mismo asombro, al ver tal demostración de interés y amor por sus estudiantes. No cabe duda, Roberto fue un maestro único, singular, a quien echaré de menos hasta que nos volvamos a encontrar en la presencia del Señor.


Edgardo Muñoz, Secretario, ISUM

¡Cómo extrañaremos a Roberto! Un hombre cálido, carismático, cariñoso. Con toda seguridad le cabe la promesa del Sermón del Monte: “Bienaventurados los pacificadores…”

Su corazón guardaba cada detalle de sus alumnos. Cuando los graduaba ponía su sello distintivo, en el que no se conformaba con la fórmula protocolar, sino que pintaba de múltiples colores los rasgos y esfuerzos de cada quien corría la borla de lado

Ese maestro que conocía a detalle a sus discípulos, sabía recomendarlos para la docencia sin lugar a que se equivocara.  Siempre mostró un corazón generoso, nunca se guardó nada para sí, sino que lo que tenía en su saber lo daba. Esta es la razón por la que, aunque lo extrañamos, podemos verlo en cada uno de los líderes que levantó. La semilla murió, pero dio mucho fruto y se multiplicó.

 

Fernando Figueroa, Vocal de México, ISUM Internacional

Mi corazón se partió al momento de saber que el Profesor Roberto Brenes terminó su peregrinar en esta vida.  Cuando pienso en Roberto  vienen a mi mente muchas imágenes y vivencias, pero sobresalen tres.

Conocí  a Roberto en una junta de trabajo del ISUM. Compartía opiniones equilibradas, prudentes, sabias y sinceras. Eso me gustó, sabía que podríamos hacer equipo y no me equivoqué. Fuimos grandes aliados en la causa educativa.

Roberto tenía una forma propia de ver las cosas, y siendo un misionero, siempre defendía y encarnaba las causas ajenas, su enculturación con el pueblo que sirvió era plena.

Jamás olvidaré su trato atento y fino hacia el que escribe. Por razones de ministerio visité su tierra misionera. Sus atenciones eran desbordantes de hospitalidad. Le agradecí sobremanera todo el tiempo que me dedicó. Sólo me respondió: “A un amigo se le trata con amor, se le sirve desinteresadamente y se le da lo mejor”. ¡Qué lección de vida me dio Roberto!

 

Alex Gómez, Vocal de Sud América, ISUM Internacional

Roberto Brenes fue hombre de familia, misionero, maestro y caza talentos.

Enamorado hasta los tuétanos de su esposa e hijas, presumiéndolas y buscando llevarles lo mejor de cada país que visitaba. A pesar de tantos viajes, escuchamos decir a sus hijas en su despedida: “siempre fuimos su prioridad y estuvo presente en cada momento”.

Amaba las etnias no alcanzadas y se apasionaba por movilizar la iglesia y sacudir a los pastores para invertir en misiones. Desde muy joven fue misionero a Guatemala y por mas de 30 años estuvo cumpliendo su asignación allí. En realidad se convirtió en un canciller de misiones en todo centroamerica.

Cumplió la máxima que “El verdadero maestro enseña lo que sabe, pero reproduce lo que es”; y es que siempre deseábamos seguir escuchándolo, aprender de su cátedra, de su vida y ser retados por su ejemplo. Enseñó en ISUM 75 veces, 10 materias distintas, en 15 paises diferentes y somos miles sus discípulos.

En las reuniones de la Comisión Administrativa de ISUM siempre tenía a alguien para recomendar como maestro o como representante de ISUM en los paises de su área; tenía buen ojo para identificar el potencial y para arriesgarse por la gente, aún comprometiendo su nombre y recursos. Le recordaremos con gran afecto y siendo irremplazable será muy difícil llevar el vacio que deja en ISUM y en nuestro corazón.

Roberto Brenes fue hombre de familia, misionero, maestro y caza talentos que peleó la buena batalla, acabó la carrera, guardó la fe.

 

Roberto Brenes con la Comisión Administrativa del Instiuto de Superación MInisterial, abril, 2022, en Ciudad Guatemala.

 

 

 

 

Alex Gómez


 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on Reddit Share on LinkedIn

Comentarios: 15

  1. Christian leiva

    Hace poco reunidos con mis compañeros Isumistas, la falta de ese amigo compañero, que se reia con nosotros mientras contaba sus historias gastronomicas. Ese profesor del pueblo. Seguiremos tu vision, nos veremos luego mi amigo.❤

  2. Alex Gómez

    Sabemos que está mejor que nosotros, que recibió sanidad total… pero aquí lloramos su ausencia y sentimos su vacio.

  3. Christian Thorne

    Roberto Marcó la vida y ministerio de muchas personas incluyendome a mi. Ya acabaste la carrera, te veo en la meta mi hermano!

  4. Ismael Infante

    Gloria a Dios por nuestro amigo Roberto, un héroe de la fe. Su ejemplo nos inspira de ser fieles hasta la muerte, con la confianza de la vida eterna que el Señor nos ha dado.

  5. Efraín Collado

    Tuve el honor de ser su alumno en dos seminarios, dos materias. Excelente profesor, le pedí a mi pastor que le permitiera predicar un domingo, tres cultos, sus mensajes muy bien recibidos por la congregación.
    Nunca olvidaré a mi profesor.

  6. Luis Alberto González Brenes

    Auténtico y humilde, conocí a Roberto cuando cursé mi primer Isum en 2010. Fue quien me inspiró a ingresar a estudios doctorales, me decía “doc”. La última llamada que recibí de Él fue para invitarme a dar un curso de Didáctica Avanzada en Isum Virtual Costa Rica. Dejó una marca endeleble en mi vida, lo último que me dijo en una reunión administrativa de Isum ” Luis sigue humilde, siempre con los pies puestos en la tierra, y si sacas otro doctorado dejo de hablarte ( en son de broma).

  7. Ana Lilia Torres de Villalobos

    El profesor Brenes dejó gran legado, se reprodujo en muchos, para engrandecimiento del reino de Dios. Gracias a Dios por su vida invertida en Él.
    El Padre de toda consolación siga ministrando a la familia del siervo.

  8. Rosalva Robledo

    Como olvidar al profe brenes quien enseñaba más de lo que le pedía el programa, quien nos llevaba a la excelencia, con su sabiduría y sus conocimientos, pero más que nada por su humildad incomparable. Su dicho: ” ya descansaremos cuando estemos con El Señor”
    Bendiciones hasta lo alto maestro # ONE.

  9. Miguek

    Mi profe, noviembre 2017, me llevo y me instalo en el biblico de Guatemala capital, pago mis comidas, siendo extranjero, me recogio en el aeropuerto Aurora, me dio clases, fue mi director de la segunda quincena, profesor incansable, Dios bendiga a su familia y reconforte

  10. Yenny García

    Tuve el privilegio de compartir en aula de clase con este gigante de la fe, junto a su esposa, grabaron en mi corazón la sinceridad de ser amigos, la humildad de recibir la enseñanza y la hospitalidad genuina, de un verdadero y auténtico hijo de la fe. Dios bendiga a su familia, porque este gigante ya está en fiesta.

  11. Angelo Becerra

    Qué gran hombre de Dios. Inspiración para centenas de pastores en toda América Latina. El misionero que bendijo a tantos pastores. Nunca olvidaré su coro preferido con el que siempre iniciaba sus clases: “Al Señor buscaré de mañana, de mañana, de mañana. Al Señor buscaré de mañana, y a su casa iremos a orar. Orar, orar, sin desmayar. Cristo viene y nos puede ayudar. Orar, orar sin desmayar, su venida cercana está ya”. Le recordaré por siempre!!!

  12. Eliobeth Boneth

    Conforte el Señor su familia y multiplique en los corazones la semilla sembrada.
    Bendiciones…

  13. Itzel González de Ríos

    Excelente profesor, fui su alumna en 3 seminarios, la primera vez que lo conocí me asombró que antes de llegar al seminario el ya se sabía el nombre de sus alumnos. Cuando nos saludó a mi esposo y a mí nos llamó por nuestros nombres. Eso me marcó como el se interesaba por casa estudiante. Nos dejó un precioso legado de amor y servicio.

  14. Giselle Torres

    El libro de los hechos se sigue escribiendo y leer lo que Dios hizo en centro América a través de este siervo es inspirador y desafiante. Sabemos que cumplió su propósito y ahora tiene su galardón de las propias manos del creador. Seguimos orando por consuelo para la familia.

  15. Bertha Alicia Carrillo

    Mi Maestro Brenes fue y seguirá siendo un ejemplo en la enseñanza, único en su cuidado de lo que teníamos que aprender, su historia familiar tan especial e inspiradora nos permitió entender porque nos decía que “nunca es tarde para aprender” , comparto sus historias a mis alumnos con mucho cariño y respeto, Él dejó una huella y seguirá presente en las aulas a través de nosotros, los privilegiados de haber sido sus alumnos ♥️

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


seis − 3 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>