Facebook Twitter Gplus RSS
magnify
Home 2010.2 Isaías en el Nuevo Testamento
formats

Isaías en el Nuevo Testamento

Por publicado originalmente en CONOZCA edición 2010.2

 

¿Qué tienen en común las siguientes expresiones bíblicas?

            – “Cosas que ojo no vio, ni oído oyó. . .”

            – “Toda carne es como hierba, y toda la gloria del hombre como flor de hierba.”

            – “Voz del que clama en el desierto, preparad el camino del Señor.”

            – “Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos.”

            – “Comamos y bebamos, porque mañana moriremos.”

            – “. . . cielo nuevo y tierra nueva.”

 

¿Acaso son todas expresiones encontradas en los cuatro evangelios . . . .?   No.   ¿Son todas expresiones del apóstol Pablo . . . .?   Tampoco.

Todas son expresiones del Nuevo Testamento que tuvieron su origen en las profecías de Isaías.

Cualquier estudio acucioso del Nuevo Testamento revelará que sus escritores frecuentemente citaron palabras de las Sagradas Escrituras que conocían, es decir, del Antiguo Testamento. Las fibras de la revelación anterior se entretejen hermosamente en la revelación posterior. Entre los libros citados por los autores neotestamentarios, uno de los más destacados fue el del profeta Isaías.

Hay citas de Isaías por todo el Nuevo Testamento, desde el primer capítulo de Mateo, hasta el último capítulo del Apocalipsis.  Jesús mismo citó al profeta Isaías.  Al reconocer como Cristo era el cumplimiento de tantas de las profecías de ese libro, los apóstoles lo hicieron uno de sus fuentes preferidas para demostrar que Jesús era en verdad el Mesías esperado.  Es muy obvio que los escritores del Nuevo Testamento conocían de manera profunda e íntima a este texto profético, y que el Espíritu Santo numerosas veces trajo a su recuerdo palabras de aquel profeta, al inspirarles en su santa escritura.

El fenómeno de las citas de Isaías en el Nuevo Testamento también constituye un argumento fuerte a favor de la integridad literaria de la obra, pues existen muchas citas tomadas de la segunda mitad del libro (capítulos 40-66), claramente señaladas por los escritores neotestamentarios como palabras del profeta Isaías. Nada hay en el Nuevo Testamento que sugiere que sus escritores creían en la existencia de un “deutero-Isaías” o cosa semejante.

En este escrito se considerará el uso de textos de Isaías en el Nuevo Testamento en el siguiente orden: 1) Evangelios, 2) Hechos, 3) literatura paulina, 4) Hebreos, 5) las cartas universales, 6 el Apocalipsis.  Es una recopilación bastante completa, aunque el que escribe reconoce la posibilidad de haber pasado por alto a algunas o quizás varias citas más de las presentadas en seguida.

 

 1)         Isaías en los Evangelios

Los cuatro evangelistas incluyen citas del texto de Isaías.

A.        Mateo cita a Isaías en la narración del anuncio del ángel a José.               

Mateo 1:22,23 Cita a Isaías 7:14
22Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el Señor por medio del profeta, cuando dijo:23      He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo,Y llamarás su nombre Emanuel,que traducido es: Dios con nosotros. 14Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.

 B.         Juan el Bautista cita a Isaías al reconocer a Jesús como el Mesías.

Mateo 3:3; Marcos 1:3; Juan 1:23 Citan a Isaías 40:3
3Pues éste es aquel de quien habló el profeta Isaías, cuando dijo:Voz del que clama en el desierto:Preparad el camino del Señor,              Enderezad sus sendas. 3Voz que clama en el desierto: Preparad camino a Jehová; enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios.

C.        En Lucas 3:4-6 se amplia el texto citado por Juan el Bautista a Isaías 40:3-5.

Lucas 3:4-6 Cita a Isaías 40:3-5
4como está escrito en el libro de las palabras del profeta Isaías, que dice:Voz del que clama en el desierto:Preparad el camino del Señor; Enderezad sus sendas.5 Todo valle se rellenará,Y se bajará todo monte y collado;Los caminos torcidos serán enderezados,Y los caminos ásperos allanados;    6 Y verá toda carne la salvación de Dios.  3Voz que clama en el desierto: Preparad camino a Jehová; enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios. 4Todo valle sea alzado, y bájese todo monte y collado; y lo torcido se enderece, y lo áspero se allane. 5Y se manifestará la gloria de Jehová, y toda carne juntamente la verá; porque la boca de Jehová ha hablado.

D.        Cuando el Padre habla, reconociendo a Jesús como su Hijo, cita a Isaías.

Mateo 3:17, Marcos 1:11, Lucas 3:22 Cita a Isaías 42:1 (y Salmos 2:7)
17Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia. 1He aquí mi siervo, yo le sostendré; mi escogido, en quien mi alma tiene contentamiento.

E.         Mateo reconoce la habitación de Jesús en Capernaúm como un cumplimiento de Isaías 9:1,2.

Mateo 4:13-16 Cita a Isaías 9:1,2
13y dejando a Nazaret, vino y habitó en Capernaum, ciudad marítima, en la región de Zabulón y de Neftalí, 14para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo:15Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí,Camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles; 16 El pueblo asentado en tinieblas vio gran luz; Y a los asentados en región de sombra de muerte, luz les resplandeció. 1Mas no habrá siempre oscuridad para la que está ahora en angustia, tal como la aflicción que le vino en el tiempo que livianamente tocaron la primera vez a la tierra de Zabulón y a la tierra de Neftalí; pues al fin llenará de gloria el camino del mar, de aquel lado del Jordán, en Galilea de los gentiles. 2El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos.

F.         Mateo reconoce los milagros de sanidad de Jesús como cumplimiento de profecía de Isaías.

Mateo 8:16,17 Cita a Isaías 53:4
16Y cuando llegó la noche, trajeron a él muchos endemoniados; y con la palabra echó fuera a los demonios, y sanó a todos los enfermos; 17para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo: El mismo tomó nuestras enfermedades, y llevó nuestras dolencias. 4Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.

G.        Mateo reconoce la acción de Cristo al pedir que no lo descubriesen como un cumplimiento de Isaías 42:1-4.

Mateo 12:15-21 Cita a Isaías 42:1-4
15Sabiendo esto Jesús, se apartó de allí; y le siguió mucha gente, y sanaba a todos, 16y les encargaba rigurosamente que no le descubriesen; 17para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo:18  He aquí mi siervo, a quien he escogido;Mi Amado, en quien se agrada mi alma;Pondré mi Espíritu sobre él,Y a los gentiles anunciará juicio.19 No contenderá, ni voceará,Ni nadie oirá en las calles su voz.20 La caña cascada no quebrará,Y el pábilo que humea no apagará,Hasta que saque a victoria el juicio.21 Y en su nombre esperarán los gentiles.  He aquí mi siervo, a quien he escogido;Mi Amado, en quien se agrada mi alma;Pondré mi Espíritu sobre él,Y a los gentiles anunciará juicio.No contenderá, ni voceará,Ni nadie oirá en las calles su voz.La caña cascada no quebrará,Y el pábilo que humea no apagará,Hasta que saque a victoria el juicio.Y en su nombre esperarán los gentiles. 

H.        Jesús declaró que al hablar él en parábolas, cumplía la profecía de Isaías 6:9-10.

Mateo 13:14,15 Cita a Isaías 6:9-10
13Por eso les hablo por parábolas: porque viendo no ven, y oyendo no oyen, ni entienden. 14De manera que se cumple en ellos la profecía de Isaías, que dijo:De oído oiréis, y no entenderéis;Y viendo veréis, y no percibiréis.15Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado,Y con los oídos oyen pesadamente,Y han cerrado sus ojos;Para que no vean con los ojos,Y oigan con los oídos,Y con el corazón entiendan,Y se conviertan, Y yo los sane.  9Y dijo: Anda, y di a este pueblo: Oíd bien, y no entendáis; ved por cierto, mas no comprendáis. 10Engruesa el corazón de este pueblo, y agrava sus oídos, y ciega sus ojos, para que no vea con sus ojos, ni oiga con sus oídos, ni su corazón entienda, ni se convierta, y haya para él sanidad.

I.          Mateo y Marcos registran que Jesús identificó a los escribas y fariseos como objetos de la profecía de Isaías.

Mateo 15:8,9; Marcos 7:6,7 Cita a Isaías 29:13
7Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, cuando dijo:8 Este pueblo de labios me honra; Mas su corazón está lejos de mí.9 Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres. 13Dice, pues, el Señor: Porque este pueblo se acerca a mí con su boca, y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí no es más que un mandamiento de hombres que les ha sido enseñado.

J.         Según Lucas, en Nazaret, Jesús se atribuyó palabras de Isaías.

Lucas 4:17-19 Cita a Isaías 61:1,2
17Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito:   18 El Espíritu del Señor está sobre mí,Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; 19A predicar el año agradable del Señor.   1El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; 2a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados.

K.        Juan declara que la incredulidad del pueblo, a pesar de las señales hechas por Jesús, fue cumplimiento de una profecía de Isaías.  También afirma que la gloria de Dios que Isaías vio, fue la gloria de Jesús.

Juan 12:37-41 Cita a Isaías 53:1; 6:1,10
37Pero a pesar de que había hecho tantas señales delante de ellos, no creían en él; 38para que se cumpliese la palabra del profeta Isaías, que dijo:Señor, ¿quién ha creído a nuestro anuncio? ¿Y a quién se ha revelado el brazo del Señor? 39Por esto no podían creer, porque también dijo Isaías:40 Cegó los ojos de ellos, y endureció su corazón; Para que no vean con los ojos, y entiendan con el corazón, Y se conviertan, y yo los sane. 41Isaías dijo esto cuando vio su gloria, y habló acerca de él. 1¿Quién ha creído a nuestro anuncio? ¿y sobre quién se ha manifestado el brazo de Jehová? 1En el año que murió el rey Uzías vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el templo.10Engruesa el corazón de este pueblo, y agrava sus oídos, y ciega sus ojos, para que no vea con sus ojos, ni oiga con sus oídos, ni su corazón entienda, ni se convierta, y haya para él sanidad. 

2)         Isaías en Hechos

 A.        En la narración sobre el eunuco etíope, Lucas menciona que este leía a Isaías.

Hechos 8:32-33 Cita a Isaías 53:7-8
32El pasaje de la Escritura que leía era este:Como oveja a la muerte fue llevado;Y como cordero mudo delante del que lo trasquila, Así no abrió su boca.33 En su humillación no se le hizo justicia; Mas su generación, ¿quién la contará? Porque fue quitada de la tierra su vida. 7Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca. 8Por cárcel y por juicio fue quitado; y su generación, ¿quién la contará? Porque fue cortado de la tierra de los vivientes, y por la rebelión de mi pueblo fue herido.

B.        En Roma, al ver que algunos creían y otros no, Pablo relacionó aquello con Isaías 6.

Hechos 28:25 Cita a Isaías 6:9-10
25Y como no estuviesen de acuerdo entre sí, al retirarse, les dijo Pablo esta palabra: Bien habló el Espíritu Santo por medio del profeta Isaías a nuestros padres, diciendo:26Ve a este pueblo, y diles:De oído oiréis, y no entenderéis; Y viendo veréis, y no percibiréis; 27 Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado, Y con los oídos oyeron pesadamente, Y sus ojos han cerrado, Para que no vean con los ojos, Y oigan con los oídos, Y entiendan de corazón, Y se conviertan, Y yo los sane.  9Y dijo: Anda, y di a este pueblo: Oíd bien, y no entendáis; ved por cierto, mas no comprendáis. 10Engruesa el corazón de este pueblo, y agrava sus oídos, y ciega sus ojos, para que no vea con sus ojos, ni oiga con sus oídos, ni su corazón entienda, ni se convierta, y haya para él sanidad.

3)         Isaías en la literatura paulina

Es evidente que el apóstol Pablo conocía de manera muy íntima al libro de Isaías, pues lo cita frecuentemente en sus epístolas.  Cita a Isaías en Romanos, 1 y 2 Corintios, Gálatas, Efesios y Filipenses.

 ROMANOS

A.        Pablo cita a Isaías al mostrar la soberanía de Dios.

Romanos 9:20 Cita a Isaías 45:9
20Mas antes, oh hombre, ¿quién eres tú, para que alterques con Dios? ¿Dirá el vaso de barro al que lo formó: ¿Por qué me has hecho así? ¡Ay del que pleitea con su Hacedor! ¡el tiesto con los tiestos de la tierra! ¿Dirá el barro al que lo labra: ¿Qué haces?; o tu obra: ¿No tiene manos?

B.        Pablo cita a Isaías al afirmar la fidelidad del pacto de Dios con Israel.

Romanos 9:27-29 Cita a Isaías 10:22-23; Isaías 1:9
27También Isaías clama tocante a Israel: Si fuere el número de los hijos de Israel como la arena del mar, tan sólo el remanente será salvo; 28porque el Señor ejecutará su sentencia sobre la tierra en justicia y con prontitud. 29Y como antes dijo Isaías:Si el Señor de los ejércitos no nos hubiera dejado descendencia,Como Sodoma habríamos venido a ser, y a Gomorra seríamos semejantes.  22Porque si tu pueblo, oh Israel, fuere como las arenas del mar, el remanente de él volverá; la destrucción acordada rebosará justicia. 23Pues el Señor, Jehová de los ejércitos, hará consumación ya determinada en medio de la tierra. 9Si Jehová de los ejércitos no nos hubiese dejado un resto pequeño, como Sodoma fuéramos, y semejantes a Gomorra

 C.        Pablo cita a Isaías al describir cómo los judíos tropezaron al venir Cristo.

Romanos 9:32,10:11 Cita a Isaías 8:14, 28:16
32¿Por qué? Porque iban tras ella no por fe, sino como por obras de la ley, pues tropezaron en la piedra de tropiezo, 33como está escrito:He aquí pongo en Sion piedra de tropiezo y roca de caída;Y el que creyere en él, no será avergonzado. 11Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado. 14Entonces él será por santuario; pero a las dos casas de Israel, por piedra para tropezar, y por tropezadero para caer, y por lazo y por red al morador de Jerusalén. 16por tanto, Jehová el Señor dice así: He aquí que yo he puesto en Sion por fundamento una piedra, piedra probada, angular, preciosa, de cimiento estable; el que creyere, no se apresure.

 D.        Pablo cita a Isaías al afirmar la importancia de la predicación del evangelio.

Romanos 10:15-21 Cita a Isaías 52:7; 53:1; 65:1,2
15¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas! 16Mas no todos obedecieron al evangelio; pues Isaías dice: Señor, ¿quién ha creído a nuestro anuncio? 17Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios. 18Pero digo: ¿No han oído? Antes bien,Por toda la tierra ha salido la voz de ellos,Y hasta los fines de la tierra sus palabras.19También digo: ¿No ha conocido esto Israel? Primeramente Moisés dice:Yo os provocaré a celos con un pueblo que no es pueblo; Con pueblo insensato os provocaré a ira. 20E Isaías dice resueltamente:Fui hallado de los que no me buscaban; Me manifesté a los que no preguntaban por mí.  21Pero acerca de Israel dice: Todo el día extendí mis manos a un pueblo rebelde y contradictor.  7¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación, del que dice a Sion: ¡Tu Dios reina! 1¿Quién ha creído a nuestro anuncio? ¿y sobre quién se ha manifestado el brazo de Jehová?    

 1Fui buscado por los que no preguntaban por mí; fui hallado por los que no me buscaban. Dije a gente que no invocaba mi nombre: Heme aquí, heme aquí. 2Extendí mis manos todo el día a pueblo rebelde, el cual anda por camino no bueno, en pos de sus pensamientos.

E.         Pablo cita a Isaías para enseñar la restauración futura de Israel.

Romanos 11:26 Cita a Isaías 59:20
26y luego todo Israel será salvo, como está escrito:Vendrá de Sion el Libertador,Que apartará de Jacob la impiedad. 20Y vendrá el Redentor a Sion, y a los que se volvieren de la iniquidad en Jacob, dice Jehová.

F.         Pablo cita a Isaías para enseñar sobre la sabiduría infinita de Dios.

Romanos 11:34 Cita a Isaías 40:13
34Porque ¿quién entendió la mente del Señor? ¿O quién fue su consejero? 13¿Quién enseñó al Espíritu de Jehová, o le aconsejó enseñándole?

G.        Pablo cita a Isaías para afirmar la igualdad de todos los creyentes.

Romanos 14:11 Cita a Isaías 45:23
11Porque escrito está:Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla,Y toda lengua confesará a Dios. 23Por mí mismo hice juramento, de mi boca salió palabra en justicia, y no será revocada: Que a mí se doblará toda rodilla, y jurará toda lengua.

 H.        Pablo cita a Isaías al rogar a los creyentes judíos y gentiles a vivir en armonía.

Romanos 15:12 Cita a Isaías 11:10
12Y otra vez dice Isaías:Estará la raíz de Isaí,Y el que se levantará a regir los gentiles;Los gentiles esperarán en él. 10Acontecerá en aquel tiempo que la raíz de Isaí, la cual estará puesta por pendón a los pueblos, será buscada por las gentes; y su habitación será gloriosa.

I.          Pablo cita a Isaías para explicar su anhelo de predicar no donde Cristo ya hubiese sido predicado.

Romanos 15:21 Cita a Isaías 52:15
21sino, como está escrito:Aquellos a quienes nunca les fue anunciado acerca de él, verán;              Y los que nunca han oído de él, entenderán. 15así asombrará él a muchas naciones; los reyes cerrarán ante él la boca, porque verán lo que nunca les fue contado, y entenderán lo que jamás habían oído.

 

 1 CORINTIOS

 A.        Pablo cita a Isaías para enseñar la “locura” de la predicación de la cruz.

1 Corintios 1:18-21 Cita a Isaías 29:14; 44:25
18Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios. 19Pues está escrito:Destruiré la sabiduría de los sabios,Y desecharé el entendimiento de los entendidos.20¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba? ¿Dónde está el disputador de este siglo? ¿No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo?  14por tanto, he aquí que nuevamente excitaré yo la admiración de este pueblo con un prodigio grande y espantoso; porque perecerá la sabiduría de sus sabios, y se desvanecerá la inteligencia de sus entendidos. 25que deshago las señales de los adivinos, y enloquezco a los agoreros; que hago volver atrás a los sabios, y desvanezco su sabiduría.

B.        Pablo cita a Isaías para afirmar que Cristo crucificado era el misterio de Dios ahora revelado.

1 Corintios 2:9 Cita a Isaías 64:4
9Antes bien, como está escrito:Cosas que ojo no vio, ni oído oyó,Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman. 4Ni nunca oyeron, ni oídos percibieron, ni ojo ha visto a Dios fuera de ti, que hiciese por el que en él espera.

C.        La pregunta retórica “¿quién conoció la mente del Señor?” tuvo su origen en Isaías.

1 Corintios 2:16 Cita a Isaías 40:13
16Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo. 13¿Quién enseñó al Espíritu de Jehová, o le aconsejó enseñándole?

D.        La expresión “comamos y bebamos, porque mañana moriremos” citada por Pablo, es una expresión de Isaías.

1 Corintios 15:32 Cita a Isaías 22:12,13
32Si como hombre batallé en Efeso contra fieras, ¿qué me aprovecha? Si los muertos no resucitan, comamos y bebamos, porque mañana moriremos. 12Por tanto, el Señor, Jehová de los ejércitos, llamó en este día a llanto y a endechas, a raparse el cabello y a vestir cilicio; 13y he aquí gozo y alegría, matando vacas y degollando ovejas, comiendo carne y bebiendo vino, diciendo: Comamos y bebamos, porque mañana moriremos.

E.         Al decir que “sorbida es la muerte”, Pablo cita a Isaías.

1 Corintios 15:54 Cita a Isaías 25:8
Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria. 8Destruirá a la muerte para siempre; y enjugará Jehová el Señor toda lágrima de todos los rostros; y quitará la afrenta de su pueblo de toda la tierra; porque Jehová lo ha dicho.

 

 2 CORINTIOS

A.        Para exhortar a los corintios a no despreciar la gracia de Dios, Pablo cita a Isaías.

2 Corintios 6:1 Cita a Isaías 49:8
2Porque dice:En tiempo aceptable te he oído, Y en día de salvación te he socorrido. He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación.

8Así dijo Jehová: En tiempo aceptable te oí, y en el día de salvación te ayudé; y te guardaré, y te daré por pacto al pueblo, para que restaures la tierra, para que heredes asoladas heredades.

B.        Para exhortar a los corintios a no unirse en yugo desigual, Pablo cita a Isaías.

2 Corintios 6:17 Cita a Isaías 52:11
17Por lo cual,Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, Y no toquéis lo inmundo; Y yo os recibiré,

11Apartaos, apartaos, salid de ahí, no toquéis cosa inmunda; salid de en medio de ella; purificaos los que lleváis los utensilios de Jehová.

 

 GALATAS

 Pablo cita a Isaías en la alegoría de Sara y Agar.

Gálatas 4:27 Cita a Isaías 54:1
27Porque está escrito:Regocíjate, oh estéril, tú que no das a luz; Prorrumpe en júbilo y clama, tú que no tienes dolores de parto; Porque más son los hijos de la desolada, que de la que tiene marido.

1Regocíjate, oh estéril, la que no daba a luz; levanta canción y da voces de júbilo, la que nunca estuvo de parto; porque más son los hijos de la desamparada que los de la casada, ha dicho Jehová.

 

EFESIOS

A.        Al describir la unidad en Cristo de judíos y gentiles, Pablo cita a Isaías.

Efesios 2:20 Cita a Isaías 28:16
20edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo. 16por tanto, Jehová el Señor dice así: He aquí que yo he puesto en Sion por fundamento una piedra, piedra probada, angular, preciosa, de cimiento estable; el que creyere, no se apresure.

B.        Al describir la armadura espiritual del creyente, Pablo cita a Isaías.

Efesios 6:14,15,17 Cita a Isaías 11:5; 59:17; 52:7
14Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, 15y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz.17Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios.

5Y será la justicia cinto de sus lomos, y la fidelidad ceñidor de su cintura.

17Pues de justicia se vistió como de una coraza, con yelmo de salvación en su cabeza; tomó ropas de venganza por vestidura, y se cubrió de celo como de manto.

7¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación, del que dice a Sion: ¡Tu Dios reina!

 

FILIPENSES

En el célebre “himno cristológico” de Filipenses 2:4-11, Pablo cita a Isaías.

Filipenses 2:10,11 Cita a Isaías 45:23
10para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; 11y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre. 10para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; 11y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

 

 4)         Isaías en Hebreos

 A.        El escritor de Hebreos cita a Isaías directamente en 2:13, al expresar la confianza que el Mesías tendría en el Padre.

Hebreos 2:13 Cita a Isaías 8:17,18
13Y otra vez: Yo confiaré en él. Y de nuevo: He aquí, yo y los hijos que Dios me dio.

17Esperaré, pues, a Jehová, el cual escondió su rostro de la casa de Jacob, y en él confiaré. 18He aquí, yo y los hijos que me dio Jehová somos por señales y presagios en Israel, de parte de Jehová de los ejércitos, que mora en el monte de Sion.

B.        Al decir que Cristo fue ofrecido para “llevar los pecados de muchos”, Hebreos cita a Isaías.

Hebreos 9:28 Cita a Isaías 53:12
28así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos. . . . . .y fue contado con los pecadores, habiendo él llevado el pecado de muchos

C.        El escritor de Hebreos cita a Isaías para animar a sus lectores quienes sufrían grandes dificultades.

Hebreos 12:12 Cita a Isaías 35:3
12Por lo cual, levantad las manos caídas y las rodillas paralizadas. 3Fortaleced las manos cansadas, afirmad las rodillas endebles.

 

5)         Isaías en las cartas universales

 SANTIAGO

A.        Santiago toma palabras de Isaías al describir la futilidad de las riquezas.

Santiago 1:11 Cita a Isaías 40:6,7
11Porque cuando sale el sol con calor abrasador, la hierba se seca, su flor se cae, y perece su hermosa apariencia; así también se marchitará el rico en todas sus empresas. 6Voz que decía: Da voces. Y yo respondí: ¿Qué tengo que decir a voces? Que toda carne es hierba, y toda su gloria como flor del campo. 7La hierba se seca, y la flor se marchita, porque el viento de Jehová sopló en ella; ciertamente como hierba es el pueblo.

 B.        Al describir a Abraham como “amigo de Dios”, Santiago cita a Isaías.

Santiago 2:23 Cita a Isaías 41:8
23Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios. 8Pero tú, Israel, siervo mío eres; tú, Jacob, a quien yo escogí, descendencia de Abraham mi amigo.

 
1 PEDRO

 A.        Al describir la naturaleza incorruptible de la Palabra de Dios, Pedro cita a Isaías.

1 Pedro 1:24,25 Cita a Isaías 40:6-8
24Porque: Toda carne es como hierba, Y toda la gloria del hombre como flor de la hierba. La hierba se seca, y la flor se cae; 25Mas la palabra del Señor permanece para siempre. Y esta es la palabra que por el evangelio os ha sido anunciada. 6Voz que decía: Da voces. Y yo respondí: ¿Qué tengo que decir a voces? Que toda carne es hierba, y toda su gloria como flor del campo. 7La hierba se seca, y la flor se marchita, porque el viento de Jehová sopló en ella; ciertamente como hierba es el pueblo. 8Sécase la hierba, marchítase la flor; mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre.

B.        Al describir la cualidad preciosa de Cristo, Pedro cita a Isaías.

1 Pedro 2:6-8 Cita a Isaías 28:16; 8:14-15
6Por lo cual también contiene la Escritura:He aquí, pongo en Sion la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa; Y el que creyere en él, no será avergonzado.  7Para vosotros, pues, los que creéis, él es precioso; pero para los que no creen, La piedra que los edificadores desecharon, Ha venido a ser la cabeza del ángulo;  8y: Piedra de tropiezo, y roca que hace caer, porque tropiezan en la palabra, siendo desobedientes; a lo cual fueron también destinados.

16por tanto, Jehová el Señor dice así: He aquí que yo he puesto en Sion por fundamento una piedra, piedra probada, angular, preciosa, de cimiento estable; el que creyere, no se apresure.

 14Entonces él será por santuario; pero a las dos casas de Israel, por piedra para tropezar, y por tropezadero para caer, y por lazo y por red al morador de Jerusalén. 15Y muchos tropezarán entre ellos, y caerán, y serán quebrantados; y se enredarán y serán apresados.

C.        Para describir la santidad y los sufrimientos de Cristo, Pedro cita a Isaías.

1 Pedro 2:22 Cita a Isaías 53:9, 5, 6
22el cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca; 23quien cuando le maldecían, no respondía con maldición; cuando padecía, no amenazaba, sino encomendaba la causa al que juzga justamente. 24quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados. 25Porque vosotros erais como ovejas descarriadas, pero ahora habéis vuelto al Pastor y Obispo de vuestras almas. 9Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca.5Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. 6Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.

 D.        Al exhortar a los creyentes a “santificar a Dios en los corazones”, Pedro cita a Isaías.

1 Pedro 3:14,15 Cita a Isaías 8:12, 13
14Mas también si alguna cosa padecéis por causa de la justicia, bienaventurados sois. Por tanto, no os amedrentéis por temor de ellos, ni os conturbéis, 15sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros. 12No llaméis conspiración a todas las cosas que este pueblo llama conspiración; ni temáis lo que ellos temen, ni tengáis miedo. 13A Jehová de los ejércitos, a él santificad; sea él vuestro temor, y él sea vuestro miedo.


2 PEDRO

 Al hablar de “cielos nuevos y tierra nueva”, Pedro cita a Isaías.

2 Pedro 3:13 Cita a Isaías 65:17; 66:22
13Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia. 17Porque he aquí que yo crearé nuevos cielos y nueva tierra; y de lo primero no habrá memoria, ni más vendrá al pensamiento.22Porque como los cielos nuevos y la nueva tierra que yo hago permanecerán delante de mí, dice Jehová, así permanecerá vuestra descendencia y vuestro nombre.

 

6)         Isaías en el Apocalipsis

El último libro de la Biblia, el Apocalipsis, en virtud de su naturaleza profética, contiene muchos elementos repetidos de las obras profética-apocalípticas del Antiguo Testamento, tales como Daniel, Ezequiel y Zacarías.  Sin embargo, las revelaciones dadas al escritor también destacaron a varias expresiones tomadas del profeta Isaías.

A.        Al anunciarse como “el primero y el último” Jesús estaba citando palabras de Isaías.

Apocalipsis 1:17 Cita a Isaías 41:4; 44:6; 48:12
17Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; yo soy el primero y el último. 4.  . . Yo Jehová, el primero, y yo mismo con los postreros.6Así dice Jehová Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios.12Oyeme, Jacob, y tú, Israel, a quien llamé: Yo mismo, yo el primero, yo también el postrero.

B.        La adoración de los cuatro seres vivientes, “Santo, santo, santo” es la misma que presenció el profeta Isaías.

Apocalipsis 4:8 Cita a Isaías 6
8Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir. 3Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria.

C.        El nombre de Cristo “la raíz de David”, viene de Isaías.

Apocalipsis 5:5 Cita a Isaías 11:1,10
5Y uno de los ancianos me dijo: No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos. 1Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces.10Acontecerá en aquel tiempo que la raíz de Isaí, la cual estará puesta por pendón a los pueblos, será buscada por las gentes; y su habitación será gloriosa.

 D.        La declaración de ser “reyes y sacerdotes” los creyentes, viene de Isaías.

Apocalipsis 5:10 Cita a Isaías 61:6
10y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra. 6Y vosotros seréis llamados sacerdotes de Jehová, ministros de nuestro Dios seréis llamados; comeréis las riquezas de las naciones, y con su gloria seréis sublimes.

E.         La expresión “Dios enjugará toda lágrima” viene de Isaías.

Apocalipsis 7:17 Cita a Isaías 25:8
17porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará, y los guiará a fuentes de aguas de vida; y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos. 8Destruirá a la muerte para siempre; y enjugará Jehová el Señor toda lágrima de todos los rostros; y quitará la afrenta de su pueblo de toda la tierra; porque Jehová lo ha dicho.

F.         La expresión “cáliz de su ira” tiene su origen en Isaías.

Apocalipsis 14:10 Cita a Isaías 51:17
10él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero; 17Despierta, despierta, levántate, oh Jerusalén, que bebiste de la mano de Jehová el cáliz de su ira; porque el cáliz de aturdimiento bebiste hasta los sedimentos.

G.        “Cielo nuevo y tierra nueva” es una expresión que se originó en Isaías.

Apocalipsis 21:1 Cita a Isaías 65:17; 66:22
1Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más. 17Porque he aquí que yo crearé nuevos cielos y nueva tierra; y de lo primero no habrá memoria, ni más vendrá al pensamiento.22Porque como los cielos nuevos y la nueva tierra que yo hago permanecerán delante de mí, dice Jehová, así permanecerá vuestra descendencia y vuestro nombre.

H.        Al anunciarse otra vez como “el primero y el último” Jesús volvía a citar palabras de Isaías.

Apocalipsis 22:13 Cita a Isaías 41:4; 44:6; 48:12
13Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último. 4.  . . Yo Jehová, el primero, y yo mismo con los postreros.6Así dice Jehová Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios.12Oyeme, Jacob, y tú, Israel, a quien llamé: Yo mismo, yo el primero, yo también el postrero.

I.          En el último capítulo de la Biblia, se vuelve a usar el nombre de Cristo “la raíz de David”, el cual viene de Isaías.

Apocalipsis 22:16 Cita a Isaías 11:1, 10
16Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana. 1Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces.10Acontecerá en aquel tiempo que la raíz de Isaí, la cual estará puesta por pendón a los pueblos, será buscada por las gentes; y su habitación será gloriosa.

 
 Conclusiones

Al ver el extensivo uso de Isaías hecho por los escritores neotestamentarios, queda muy claro que para ellos Isaías era un libro sobresalientemente Cristo-céntrico.  En todo tipo de expresión, algunas evidentes, otras menos evidentes, los escritores inspirados reconocieron verdades proféticas acerca de Cristo y su obra redentora.

Además de todas estas citas textuales directas, hay cuantiosos ejemplos de la influencia de las ideas expresadas en Isaías sobre el Nuevo Testamento, que no se han identificado aquí, pero que sin embargo existen.  Por ejemplo, se puede destacar las tres identidades del Mesías como rey, siervo y guerrero vencedor, que se enfatizan en Isaías y que tienen abundante eco en las enseñanzas cristológicas neotestamentarias.

Cada evangelista hizo uso de Isaías en su presentación de la vida y ministerio de Jesucristo.  Interesantemente, no todos citaron los mismos textos de la profecía de Isaías. Cada uno seleccionó aquellas profecías mesiánicas que cumplían su objetivo en particular.

Mateo, al querer convencer a los judíos de la mesiandad de Cristo, aplicó profecías directas sobre Cristo como tal. Lucas, al querer destacar la universalidad del amor de Dios, destaca a Cristo como el cumplimiento de la profecía mesiánica, para luego describirle como profeta sin honra en su propia tierra. Juan, por otro lado, destaca la absoluta divinidad de Jesucristo al identificar a Jesús con la manifestación de Dios mismo que Isaías vio en su visión de Dios (Isa. 6).

En el Nuevo Testamento hay citas de todas partes del libro de Isaías, desde el capítulo 1 hasta el 61. La mayoría de las citas vienen de la segunda división del libro. Los capítulos de Isaías más citados en el Nuevo Testamento son el 40 y el 53, ambas citadas en seis oportunidades diferentes.

El tema del uso de Isaías por los escritores del Nuevo Testamento es, sin lugar a dudas, algo maravilloso para todos quienes amamos al Señor Jesucristo. Este tema amerita mayor estudio que el presentado aquí.  Si este texto profético fue de tanto interés y valor para los apóstoles, cuánto más debemos pasar tiempo en su estudio. Que el Señor nos ayude a escudriñar las hermosas verdades presentadas por el profeta Isaías.

 

 


Jaime Mazurek B.


 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on Reddit Share on LinkedIn

Comentarios: 4

  1. Isaias fue el profeta que dio una profecía exacta de la venida de cristo y es también el mas nombrado de todos los profetas en el nuevo testamento,isaias 53:1-4 les recomiendo que lean desde el 52:13 en adelante para que vean la exactitud de su profecía de Isaias, Dios les bendiga

  2. PATRICIO HERRERA

    Gloria a Dios estoy feliz por haber encontrado las citas del profeta Isaias en el nuevo testamento Aleluya a DIOS y gracias hermano espiritual por ayudarme.

  3. Gerardo

    De gran ayuda este trabajo. Gracias amigo

  4. J Rodolfo Barrientos Garibay

    Muy completa y muy interesante para los que somos estudiosos de Isais

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


7 − = dos

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>