Facebook Twitter Gplus RSS
magnify
Home Uncategorized 2020.2 La predicación en Proverbios
formats

La predicación en Proverbios

Por publicado originalmente en CONOZCA edición 2020.2

Por Hildebrando Acosta

.

No se predica para entretener, sino para cambiar vidas

La predicación en Proverbios tiene consideraciones especiales a tomar en cuenta por cualquier expositor bíblico. Respecto a su naturaleza, construcción, comprensión, interpretación, aplicación y uso en la predicación.

El propósito principal de este artículo es proveer los componentes básicos en la comprensión de la lectura del libro de los Proverbios. Los expositores contemporáneos necesitan conocer el proceso histórico de la construcción de la literatura sapiencial proverbial. Valorar los principios eternos contenidos en Proverbios. Así como aplicar el procedimiento sugerido en este documento para la predicación en Proverbios. Sea bíblica, expositiva y dinámica.

 

La naturaleza del libro de Proverbios

Los Proverbios son compilaciones de dichos, realizadas por Salomón, hijo de David, rey de Israel. El contenido tiene un énfasis práctico, experiencial y no meramente teórico. Más bien, se caracterizan por esgrimir principios de relación horizontal (totalidad del libro) que giran alrededor de un solo eje central vertical (propósito del libro). Es decir, el principio o fundamento de una vida sabia, radica en temer a Dios como centro y razón de la existencia humana. “El temor del SEÑOR es el principio de la sabiduría” (Pr. 1:7, LBLA).

Lastimosamente con frecuencia los Proverbios han sido mal entendidos y aplicados por buena parte de los expositores bíblicos del mundo actual. Una de las principales razones es por no conocer la naturaleza del mismo. Los Proverbios son versos cortos, redactados en forma paralela sinonímica, sintética, antitética, quiásmica, acróstica y entre otras formas de paralelismo. Por consiguiente, la naturaleza de los Proverbios precisa la aplicación de los procedimientos literarios que arrojen mejores resultados.

 

El proceso de la construcción de la literatura proverbial

Existe información suficiente respecto a la literatura sapiencial de los diferentes pueblos del Antiguo Oriente. Sin embargo, se pone atención a la literatura proverbial del pueblo hebreo. Se comienza por definir las palabras proverbio y sabiduría. Luego el proceso de la construcción proverbial por el rey Salomón.

La palabra proverbio literalmente significa “ser semejante o ser comparado con otro”. Se trata de una figura de dicción, un dicho breve, parabólico.1 En hebreo es “mashal”, que proviene de una raíz que significa paralelo o similar. Por ello, significó una descripción a manera de comparación.2 En general, un proverbio es un dicho breve y sentencioso que expresa verdades acerca del comportamiento humano.3 Cabe destacar que, los proverbios bíblicos son didácticos, exhortativos y no un mero derroche verbal de la poesía hebrea; de ahí que, [constituyen ciertamente el depósito de literatura sapiencial bíblica].4

La sabiduría “es la disciplina de aplicar la verdad a la vida propia”5 o al quehacer cotidiano. Pues, el éxito personal no depende sólo del “saber”, sino del “saber ser” y del “saber aplicar” lo que se sabe. La sabiduría era una condición muy valorada y honrada por diversos pueblos de la antigüedad. A diferencia de las diferentes literaturas sapienciales de los pueblos antiguos, la sabiduría presentada en Proverbios, presenta a Dios como el eje central del saber.

Es necesario saber que, la literatura sapiencial como proverbial eran un fenómeno común en el Antiguo Oriente. Sin duda, existió antes del pueblo hebreo. En Egipto, Mesopotamia y Siria, se encuentran numerosos proverbios, fábulas y poemas. Esta sabiduría oriental influyó en Israel desde tiempos muy antiguos, al punto que Salomón plasmó en su libro unas máximas de Agur, hijo de Jaqué, el masaíta (Pr. 30). También de Lemuel, rey de Masa (Pr. 31).

Cabe destacar que, la sabiduría de Salomón era más grande que la sabiduría combinada de los sabios del oriente. Inclusive de toda la sabiduría de Egipto o de cualquier hombre del mundo conocido antiguo (1 R. 4:30-31). Pues, la razón de fondo, fue que su sabiduría era un don que venía de parte de Dios (1 R. 3: 5-10).

Por otra parte, entender que, Salomón no fue el inventor de la literatura sapiencial, ni de esta figura de dicción llamada proverbio. Pero, fue el más brillante del Antiguo Oriente. Quien compuso tres mil proverbios (1 R. 3:32) y en el libro de proverbios solo se encuentra unos quinientos de ellos.

En síntesis, este breve trasfondo del proceso de construcción del género sapiencial proverbial, constituye la plataforma histórica para el expositor bíblico. Provee confianza y solidez para exponer principios ante un mundo postmoderno, materialista, relativo, y carente de la sabiduría que viene de lo alto. Después de comprender la naturaleza y construcción del libro de Proverbios, sigue los tres pasos para la construcción y elaboración de la predicación.

 

Paso 1: El proceso de la comprensión del libro de Proverbios

La comprensión de la lectura del texto bíblico al menos precisa de tres elementos: el lector, el texto y su contexto. Si bien, los proverbios no son una prosa narrativa, sino máximas sapienciales. Pues todo libro bíblico precisa de tres factores esenciales: el propósito, el material, y la estructura.6

En cuanto al propósito central.

Identificar el propósito central del libro, debería ser una de las principales tareas de un expositor. Ya que el propósito central del sermón yace del mensaje principal del autor y es su razón para escribir.7 Así como la proposición expresa la idea central del sermón y después organiza el sermón alrededor de esa idea.”8 De igual manera, el autor bíblico traza un propósito central, y alrededor de esa intención organiza los materiales de su obra.

Por consiguiente, cualquiera sección del libro, que el expositor tome para predicar, siempre debe tener en cuenta el propósito central expresado en (Pr. 1:2-7). La idea centrales un elemento de inestimable valor y de suprema necesidad en la predicación. Sin idea central el predicador dirá lo que desee, no lo que dice el texto.

En cuanto a los materiales.

La literatura sapiencial y proverbial se remonta a los tiempos de Salomón. Pero, la sabiduría que el Señor le dio a Salomón. Era más sobresaliente que la sabiduría de los sabios del antiguo oriente.

El Señor le permitió componer más de tres mil proverbios, aunque en el libro de Proverbios solo están quinientos. ¿Por qué quinientos y no los tres mil? La respuesta en sencilla, porque estos quinientos proverbios están ajustados al propósito del libro.

En cuanto a la Estructura.

Una de las tareas del expositor bíblico consiste en descubrir la estructura natural del libro. Porque la estructura es la organización del material, de tal manera que comunique de la mejor forma posible, lo que el autor intenta expresar.9

En esta parte cabe subrayar, que se aborda solo la estructura general del libro. No la estructura literaria o la forma de redacción de las máximas sapienciales de los proverbios.

Salomón como autor principal, distribuyó en las siguientes secciones:

  • Propósito central: “… El principio de la sabiduría es el temor de YHVH, Pero los insensatos desprecian la sabiduría y la instrucción.” (Proverbios 1:1-7, BTX).
  • Primera Sección: “Oye, hijo mío…” (Proverbios 1:8-9:18, RV60).
  • Segunda Sección: “Los proverbios de Salomón…” (Proverbios 10-24, RV60).
  • Tercera Sección: “También estos son proverbios de Salomón…” (Proverbios 25-29, RV60).
  • Cuarta Sección: “Palabras de Agur, hijo de Jaqué…” (Proverbios 30, RV60).
  • Quinta Sección: “Palabras del rey Lemuel…” (Proverbios 31, RV60).

 

Paso 2: El proceso de interpretación y aplicación de la literatura proverbial

Indistintamente del género literario, la predicación se fundamenta en los principios bíblicos para la exposición del mensaje. La predicación con énfasis en los principios tiene un valor práctico en la audiencia. Porque un principio bíblico es una ley divina.10

Principios para interpretar Proverbios

Primer principio. Comenzar con la regla de oro: “la Biblia es su propio intérprete”. Es absolutamente consecuente y no puede contradecirse en asuntos de doctrina, ética, hechos históricos.11 Las máximas sapienciales necesitan recibir la aprobación de la totalidad de la Biblia.

Segundo principio. Los proverbios no son principios supraculturales o absolutos. Tampoco son promesas ni profecías, sino sentencias o declaraciones sapienciales con principios generales. Por ejemplo, “La blanda respuesta quita la ira; Más la palabra áspera hace subir el furor” (Pr. 15:1). Esta sentencia no siempre ocurre en todas las situaciones, solo en algunas.

Tercer principio. Interpretar un proverbio en concordancia de la totalidad del libro (relación horizontal) y a la luz del gran principio del propósito de la sabiduría mostrado en Proverbios 1:7 (relación vertical).

Cuarto principio. Las declaraciones proverbiales se interpretan a la luz de la temática que se abordó en el segmento o sección. Pues, no se debe considerar las palabras, ni las máximas fuera del contexto de la temática inmediato del segmento o sección.

Quinto principio. La mayoría los proverbios contienen un lenguaje parabólico o metafórico. Por lo que no se interpreta las palabras, solo en su sentido sintáctico, sino, pensar en el marco del autor en su sentido psicológico, lógico y gramatical.12

Principios para aplicar Proverbios

Primero. La predicación es relevante y pertinente cuando el expositor bíblico discierne el mejor momento para aplicar.

Segundo. Aplicar proverbios como principios generales, no como leyes absolutas. Tampoco como promesas, mucho menos como palabras proféticas o predictivas. “Un proverbio establece una verdad general aplicable la mayoría de las veces”.13

Tercero. Aplicar los principios en Proverbios de acuerdo al propósito central del libro y la temática de la sección o fragmento. Normalmente la máxima guarda relación con otros proverbios de la misma temática.

 

Paso 3: El proceso estructural de la predicación en Proverbios

Al fin, podremos configurar la predicación. El expositor contemporáneo se enfocará en la idea central, concebida por el autor bíblico. La temática y propuesta nacen de la misma intención del autor original. Primero, se estructura el libro, en secciones y segmento. Luego, servirá como estructura táctica entre la estructura del libro y la homilética.

La estructura de la elaboración y exposición del mensaje contemporáneo, gira alrededor de la idea central, concebida por el autor bíblico. La temática y la propuesta, nacen de la misma intención del autor original.

A continuación, se presentan ejemplos de la forma que está estructurado el libro, una sección y un segmento. El cual servirá como estructura táctica entre la estructura del libro y la elaboración del sermón.

Estructura natural del libro de Proverbios

Estructura natural de la primera sección del libro de Proverbios.

 

Estructura natural de un segmento del libro de Proverbios.

Estructura táctica para la predicación.

Conclusiones

Por todo lo expuesto, conviene que los expositores tienen la responsabilidad “de parte de Dios y delante de Dios”,14 en los siguientes aspectos: Comprender que la sabiduría de los proverbios, proviene de Dios. Las consideraciones literarias respecto al género, forma y estructura. Asimismo, identificar la idea central del autor bíblico. De surge la proposición del sermón.

Toda nuestra atención es en “la proposición, [el cuál] expresa la idea central del sermón y …organiza el sermón alrededor de esa idea.”15 Esto ayuda a los expositores contemporáneos a ser pertinentes y relevantes. También permite que los oyentes recuerden lo esencial del texto bíblico y sean desafiados a responder las prerrogativas divinas que se abordan en la exposición.

Por otro lado, el procedimiento literario provee un piso científico confiable para defender la verdad bíblica ante un mundo relativo, postmoderno y secularista. De modo que, no tienen por qué avergonzarse de presentar razones de la Verdad Divina ante cualquier sector social que demande razón de ella.

En consecuencia, la comprensión del mensaje bíblico como la entrega del mismo, provee a los lectores y expositores evangélicos con marcada trascendencia. No sólo estar en mejores condiciones cognitivas, sino tendrán la pasión de exponer el texto bíblico. Además, tendrán confianza para exponer con certeza y valentía, la sabiduría que viene de lo alto, ante un mundo carente del temor del Señor.

 

BIBLIOGRAFÍA

 

Archer, Gleason L. Reseña crítica de una introducción al Antiguo Testamento. Chicago, Illinois, EE. UU, Editorial Portavoz, 1981.

Batson, George. La predicación expositiva: Libro de texto de estudio independiente. Springfield Missouri, USA. Global University, 1988.

Barton, John. La interpretación bíblica, hoy. Impreso en España.Editorial Sal Terrae, traducción al español, 2001.

Costas, Orlando. Comunicación por medio de la Predicación. Miami, FL.EE.UU. Editorial Caribe, 1989.

Cosby, David. Manual de estudio bíblico inductivo. Barquisimeto, Lara: Seminario Wesleyano de Venezuela, octubre 2007.

Fee, Gordon D. yStuart, Douglas. La lectura eficaz de la Biblia. Miami, Florida: Editorial Vida, 1985.

Gilí Gaya, Samuel. Curso superior de sintaxis española. Barcelona, España: BIBLOGRAF. Decimotercer Edición, 1980.

Gibbs, Carl, McGhee, Quentin y Teague, Willard. Introducción a la hermenéutica: Cómo interpretar la Biblia libro de texto de estudio independiente. Springfield Missouri: Global University, 2007.

Gibbs, Carl. Principios de Interpretación Bíblica. Libro de texto de estudio autodidacta. Springfield, Missouri: Global University, 1999.

Haddon W., Robinson. La Predicación Bíblica. Miami, Florida: Editorial Unilit, 2000.

Hoff, Pablo. El pentateuco. Derfield, Florida: Editorial Vida, 1978.

McGhee, Quentin. Eutsler, Steve. Gibbs, Carl. La Interpretación de los géneros de Las Escrituras, Hermenéutica 2. Springfield, Missouri: Serie Fe y Acción, 2016.

McGhee, Quentin. Eutsler, Steve. Gibbs, Hermenéutica 2, La Interpretación de los Géneros de las Escrituras. Springfield, Missouri: Serie Fe y Acción, 2016.

MacArthur, John. El redescubrimiento de la predicación expositiva. Nashville, Tennessee: Editorial Caribe, 1996.

Michelén, Sugel. De parte de Dios y delante de Dios: Una guía teórica y práctica para predicar expositivamente. Nashville, Tennessee: B&H Español, 2016.

 

 

NOTAS

1 Gordon D. Fee y Douglas Stuar. La lectura eficaz de la Biblia (Miami, Florida: Editorial Vida, 1985), 194.

2 Gleason L. Archer. Reseña crítica de una introducción al Antiguo Testamento (Chicago, Illinois: Editorial Portavoz, 1981), 512.

3 Pablo Hoff. Libros poéticos:Ppoesía y sabiduría de Israel (Miami, Florida: Editorial Vida, 1998), 191.

4 John Barton. La interpretación bíblica, hoy (Impreso en España:Editorial Sal Terrae, traducción al español 2001), 267.

5 Fee y Stuart, La lectura eficaz de la Biblia, 186.

6David Cosby, Manual de Estudio Biblico Inductivo (Barquisimeto, Lara: Seminario Wesleyano de Venezuela, octubre 2007), 5.

7 Ibid.

8George Batson. La Predicación Expositiva, libro de texto de estudio independiente (Springfield Missouri: Global University, 1988), 86.

9 Cosby, 6.

10 Ibid., 221.

11 Carl Gibbs, Principios de Interpretación Bíblica: Libro de texto de estudio autodidacta (Springfield, Missouri: Global University, 1999), 238.

12 Samuel Gilí Gaya, Curso Superior de Sintaxis Española (Barcelona, España: BIBLOGRAF, 1980), 2.

13 Quentin McGhee, Steve Eutsler y Carl Gibbs, Hermenéutica 2: La interpretación de los géneros de las Escrituras (Springfield, Missouri: Serie Fe y Acción, 2016), 89.

14 Sugel Michelén, De parte de Dios y delante de Dios: Una guía teórica y práctica para predicar expositivamente (Nashville, Tennessee: B&H, 2016), 3.

15 Batson, La predicación expositiva, 86.

Hildebrando Acosta


 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on Reddit Share on LinkedIn

Comentarios: 5

  1. Ahisahar

    Importante aporte para la educación cristiana… Muy nutritivo… Dios les siga guiando…

    • Hildebrando Acosta

      Saludos Ahisahar, nos honra poder prestar un servicio a la obra del Señor.
      Tus palabras nos reconfortan.
      Saludos a la familia.

  2. Ricardo Ferrer

    Excelente tema acerca de la interpretacion y la elaboración de un sermón basado en Proverbios. He sido bendecido. Muchas gracias pastor Hildebrando. Cuán útil es para mi y para todos los lectores de Conozca. Recomiendo su lectura y aplicación.

  3. Mi mas sincera felicitaciones a mi Pastor Hildebrando Acosta, por su valioso estudio sobre este genero literario, nos enseña a identificar los principios eternos, realizar la aplicación adecuada y así evitar sacar de contexto lo que el autor quiere mostrar, asimismo esta aplicación ayuda a que la predicación sea bíblica, expositiva y dinámica. Dios le bendiga mi querido Pastor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


3 + = cinco

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>