Facebook Twitter Gplus RSS
magnify
Home 2015.1 Editorial: Hasta luego, hermano Larry
formats

Editorial: Hasta luego, hermano Larry

Por publicado originalmente en CONOZCA edición 2015.1

Por Jaime Mazurek B.

 

 

Esta primera edición de CONOZCA para el año 2015 enfoca el tema de El Cristiano y la salud. Así se planificó hace dos años. Diversos colaboradores han aportado artículos sobre la vida cristiana y la bendición de la salud y sanidad que Dios nos da, como también de cautela frente a enseñanzas afines sin bases bíblicas.

Enorme fue nuestra sorpresa y tristeza cuando nuestro amado amigo y colaborador en la obra de la educación cristiana, Larry McNeill, falleció el día 8 de junio.  Larry fue uno que enseñaba y bien conocía el poder sanador de Dios, como también las fuerzas que Dios da al que sufre. Podría haber fallecido en el año 1988 cuando sufrió un daño irreparable a su esófago, pero continuó, realizando grandes logros durante los veintisiete años de prolongación de vida que Dios le concedió. En esta edición el lector hallará varias expresiones en tributo de aquella labor.

Larry sirvió como Rector de la Facultad de Teología durante los años 2000 al 2011. Fue un ejemplo de esfuerzo y dedicación a pesar de frecuente dolor e incomodidad. Constantemente daba testimonio del poder sanador de Dios que sentía en su cuerpo.  A pesar de las molestias que acompañan un ministerio marcado por muchos viajes, cambios de clima, ambiente y dieta, se mantuvo alegre, optimista, motivador y dedicado a la obra de la formación avanzada de ministros.

Larry enseñando en Cuba.

Que la vida ejemplar del Dr. Larry McNeill nos sirva a todos como inspiración para servir al Señor con todo nuestro corazón, toda nuestra mente y todas nuestras fuerzas.

 

 

 

Jaime Mazurek B.


 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on Reddit Share on LinkedIn

Comentarios: 2

  1. Esteban Pari

    Nuestro Hno. Larry no solo fue ejemplo en la enseñanza y en su testimonio de sanidad también en el aconsejamiento aún en la distancia, del cual puedo testificar que unos meses antes me escribió y esas palabras fueron apropiadas, Dios lo usaba de muchas maneras

  2. Maria Victoria Alderete Oliva

    Si vamos a hablar de “gigantes de Dios”, entonces hay que hablar del Profesor Larry McNeil. Eso fue para nosotros los cubanos. Le conocimos en el 2009 y durante siete años tuvimos el privilegio de compartir con él, como maestro cuando nos enseñó en la Maestría de FT, como mentor cuando nos enseñaba a presidir los modelos de Cuba, como pastor cada vez que nos vio tristes o preocupados, y nos aconsejaba, como padre en todo tiempo. La primera vez que le escuché predicar fue en una graduación del programa de Maestría en Cuba, el tema era: “Siervos, no Caciques”, nunca he podido olvidar esa enseñanza, un reto vigente hasta hoy. Lo más impresionante fue, que en el resto de los años que tuve la dicha de aprender de él, siempre fue fiel a esa enseñanza.
    Los cubanos tenemos mucho que agradecerle al profe Larry, a Lolita como les decimos cariñosamente por acá y a toda su familia. Y pensar que el hecho, que no haya existido ni una flor en su tumba, es a causa de nosotros los cubanos. ¡!Oh Dios! Solo Tú puedes dar tal amor, tan perfecto! Por siempre les amamos…a la familia McNeil.
    De Osvaldito y Vicky desde Cuba y desde lo más hondo de nuestro corazón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


× tres = 9

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>