Facebook Twitter Gplus RSS
magnify
Home 1989.1 Encuentro Panamá II
formats

Encuentro Panamá II

Por publicado originalmente en CONOZCA edición 1989.1

Por Edgardo Muñoz

 

 

El tres de octubre de 1988 fue un día histórico. Representantes en el área educativa de nueve países latinoamericanos se dieron cita en la ciudad de Panamá para celebrar la Sexta Sesión Plenaria Trienal del Comité Directivo del Servicio de Educación Cristiana. Con algunos días de anticipación iban llegando los integrantes de tal modo que cada comida que se compartía contaba con algún nuevo comensal que enriquecía el buen ánimo de los representantes.

No obstante ese agradable espíritu, algunos hermanos debieron enfrentar severas tribulaciones. Entre ellos el hermano Lorenzo Triplett llegó en los últimos días por tener que atender a su amada esposa, .convaleciente de una severa crisis en su salud. Los hermanos Samuel Balius y Bruno Frígoli también dejaron a sus cónyuges en delicado estado físico. Parecía que fuerzas espirituales se confabulaban para anular la eficiencia de estos hermanos, pero no lo lograron.

Los informes de los integrantes de la Comisión Administrativa que duraron todo un día de sesiones, fueron apoyados con irrupciones espontáneas de aplausos.

Finalmente se encontraban todos los asistentes: Edgardo Muñoz, de Argentina; Willy Aliaga, de Bolivia; Luis Alfonso, de Colombia; Fernando Abarca, de Costa Rica; Luis Herrera, de Chile; Jeremías Bolaños, de El Salvador; Domingo Alvarez, de Guatemala; Efraín Aguilar, de Honduras y Abelardo Guerrero, de México. Asimismo se encontraban los representantes de área: Bruno Frígoli y Roy Smeya, de CADSA (área sur de América Latina) y CELAD (área norte de América Latina), respectivamente; los Delegados Fraternales Antonio Gilberto da Silva, de Brasil, y Carlos Stewart, director de publicaciones de Editorial Vida, y el Subdirector adjunto del ISUM, como observador, Douglas Brown. La Comisión Administrativa la componían Lorenzo Triplett, miembro ex oficio; M. David Grams, Coordinador del SEC; Norman Lestarjette, Coordinador Adjunto; Floyd Woodworth, Redactor de Materiales Educativos; Haroldo Calkins, Asesor del Nivel de la Iglesia Local; Samuel Balius, Asesor del Nivel Ministerial; y Alfonso de los Reyes, Vocal latinoamericano.

Fue lamentable no tener noticias de Ecuador y saber que inconvenientes de última hora impedían la llegada de los hermanos Héctor Pereira, de Cuba, y William Bradney, de Paraguay.

En medio de asuntos tan serios e importantes a tratar, no faltaron las anécdotas risibles. Uno de los hermanos, que se enfermó súbitamente, debió ser internado. La urgencia hizo que lo trataran nada menos que en una sala de maternidad. Cuando pasaron la preocupación y el peligro, esa circunstancia inspiró toda clase de chistes entre los presentes.

El hermano David Grams, durante las comidas, llevaba un juego de ingenio que dejó perplejos a más de uno de los “pensadores” de América Latina. Otra de las cosas que nos hacía dudar de nuestra capacidad mental era que con mucha frecuencia servían en la mesa diversos platos de pescado. Afortunadamente entendimos que no era ninguna alusión personal sino que se hacía honor al nombre del país anfitrión: “Panamá”, tierra de abundante pescado.

La primera sesión se vio acompañada de zambas y salsas que en un local contiguo ejecutaban. También hubo una sesión muy romántica, cuando al haber un corte prolongado de energía eléctrica, se debió deliberar a la luz de velas.

Había momentos tensos, en los que con toda franqueza y fogosidad debíamos juntos resolver frustraciones tan ajenas a nuestra voluntad y a nosotros mismos. Pero nada de esto restó el entusiasmo por llevar adelante la obra educativa por la América Latina.

El viernes siete a primera hora de la tarde se finalizaba. Los informes, los devocionales de cada mañana, las evaluaciones, las rectificaciones, los proyectos y tantas otras actividades que se realizaron en esos días nos devolvieron a nuestros países con la convicción de que América Latina necesita que jamás se olvide la Educación Cristiana.

¡Gracias, Señor, por habernos concedido Panamá ’88! ¡Gracias, Señor, por el SEC!

 

Edgardo Muñoz


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


8 + = doce

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>