Facebook Twitter Gplus RSS
magnify
Home 1999.2 La interpretación de Eclesiastés
formats

La interpretación de Eclesiastés

Por publicado originalmente en CONOZCA edición 1999.2

(Revisión del artículo que salió en el Nª 4, 1992 de CONOZCA)

SÉ DE UN diácono que daba testimonio de la “sabiduría de Salomón”. Estaba de acuerdo con la frase: Un hombre entre mil he hallado, pero mujer entre todas éstas nunca hallé, Eclesiastés 7:28. Seguramente el pobre hermano tenía problemas matrimoniales o fuertes prejuicios que hacían que se identificase erróneamente con la experiencia del autor de Eclesiastés al respecto.

El tono de Eclesiastés llama la atención. El fuerte sentido de la falta de satisfacción que el hombre experimenta en esta vida satura todo el mensaje de “el Predicador”, Kohélet en hebreo. El autor se presenta a sí mismo como un observador profundo de la frustración innata que acompaña la existencia, 1:8, 12-15; 5:8. Además se estima como quien ha experimentado en carne propia todas aquellas cosas que parecieran traer la felicidad, pero que al final se convierten en una carga, 1:16-2:11. Al mismo tiempo se aprecia en todo el libro el hecho que a pesar de la falta de sentido de la vida, Dios conoce todas las cosas que los humanos no entendemos, 1:13; 3:13-18; 5:1-7; 7:13, 29; 8:12-13; 9:1. Lo mejor que uno puede hacer es servir al Señor desde la juventud, 12:1.

Se discute mucho cuál fue el propósito del autor. Algunos estudiosos opinan que el objetivo del libro es apologético. “Eclesiastés puede considerarse como una apología dirigida a los hombres cuya visión no llega más allá del sol. El autor les demuestra la vanidad de la filosofía que abrazan, y subraya la futilidad del materialismo y de una vida sin Dios”, según el Diccionario ilustrado Caribe, página 175. El problema con esta idea es que “el Predicador” se presenta como un creyente y aún da consejos sobre la piedad personal, 5:1-7. Tal cita parece contradictoria si consideramos que supuestamente se estaría poniendo en la posición de un materialista.

Otros afirman que el libro refleja el pesimismo de un hombre que no guardó una comunión óptima con Dios. Dice C. O. Gillis: “El extremo pesimismo del libro en muchas partes resulta de que Cohélet (el Predicador) realmente había experimentado todo lo que describe en el libro, habiendo descuidado a Dios con el fin de entregarse totalmente a las actividades del hombre natural”, Historia y literatura de la Biblia, Tomo V, página 425.

Otra posición interpretativa es que el autor de Eclesiastés escribe sus reflexiones en forma progresiva. Es decir, las verdades que importan son las que se presentan al final del libro. Allí el autor logra finalmente superar las dudas planteadas en el resto de la obra. Sin embargo, el estribillo pesimista con que inicia su obra está de nuevo presente en 12:8.

Eruditos menos conservadores aún creen ver en este libro la mano de dos autores, uno pío y el otro secular. Se supone que el creyente piadoso interpoló la obra pesimista del escéptico y de ahí provienen las contradicciones que la obra presenta. El problema es que nos preguntamos qué objeto puede haber tenido el tratar de “rescatar” la obra de un judío escéptico para transformarla en un libro devocional.

Parece ser que es más adecuado considerar que Eclesiastés refleja la visión de un creyente que procura encontrar sentido a la vida en el marco de una revelación limitada. Agudas y cargadas de realismo, sus observaciones son producto de la percepción parcial del plan de Dios para la humanidad. Ve las cosas como las percibe: “bajo el sol”. El mensaje de Jesucristo traerá el sentido a la vida que “el Predicador” trató de encontrar.

Podemos seguir algunas pautas orientadoras para interpretar Eclesiastés.

La posición del libro dentro del movimiento progresivo.

Hay que recordar que “el Predicador” tiene una noción limitada de Dios y del Plan de Salvación que ha de ser totalmente conocido en el Nuevo Testamento. Éste interpreta aquél. Así volviendo a lo planteado en la introducción, el diácono mencionado debió haber considerado que el Nuevo Testamento señala la dignidad de la mujer y no lo que Kohélet percibió en su experiencia.

La falta de intentar armonizar todos los aspectos de la existencia humana.

El autor alaba el alcanzar sabiduría. Al mismo tiempo presenta los problemas de ser demasiado sabio, 2:13; 7:19 y 1:18; 7:16. Por otro lado se presenta la vanidad del trabajo pero se exhorta a alegrarse en el trabajo, 2:21-22, 24-25. También se plantea la inseguridad de conocer lo que hay más allá de la muerte pero se afirma la fe en el destino del espíritu del hombre, 3:21-22; 12:7.

Las aprehensiones y opiniones de el Predicador son percepciones de él.

Este libro es uno de los que reflejan como ninguno la personalidad e inquietudes existenciales de su autor. Mucho de lo que él presenta son visiones personales. No deben dársele carácter universal. Desde esta perspectiva se debe considerar, por ejemplo, sus declaraciones sobre las riquezas, 6:1-2, las mujeres, 7:27-28 y la adolescencia, 11:9-10. El autor presenta inquietudes que reflejan sus propios conflictos de fe.

El libro de Eclesiastés tiene enorme valor en el día de hoy para nuestra “cultura cristiana latinoamericana”. En ella falta conocimiento de la Palabra de Dios. Se sabe poco del único Dios revelado en las Escrituras. La visión imperfecta de la vida de Kohélet se ha masificado en el mundo que nos rodea. Todos los elementos que intervienen en la falta de satisfacción presentados en el libro forman parte de la vida cotidiana de millones. Eclesiastés ayuda a entender el mundo de hoy como casi ningún otro libro. Merece ser estudiado para entender mejor a quienes hemos de ministrar la visión completa del propósito de la vida y sus tribulaciones a través de la obra salvadora de Jesucristo.

El apóstol Pablo en Romanos 8 reconoce las tribulaciones propias de esta vida ya que la creación fue sujeta por Dios a vanidad. Pero al mismo tiempo los seres humanos al llegar a ser hijos de Dios esperan un futuro glorioso. Mientras tanto tenemos la ventaja de contar con el Espíritu Santo para ayudarnos a movernos con éxito dentro de la vanidad que nos rodea. El Espíritu nos asesora en nuestra oración, Romanos 8:26-27. Dios promete intervenir en todas las cosas que pertenecen al orden temporal para conformarnos a la imagen de su Hijo como destino último, Romanos 8:28. Por último todas las inquietudes existenciales de Kohélet se esfuman al entender que “en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó, Romanos 8:14-39.

Gracias a Dios que nuestra perspectiva nace en el Nuevo Testamento el cual nos proporciona el enfoque eternal y no el de un desilusionado mortal. XXX

/em

Maximiliano Gallardo P.


 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on Reddit Share on LinkedIn

Comentarios: 4

  1. francisco

    Buena interpretación envieme citas bíblicas y su interpretación

  2. ANGELICA

    Buenas tardes,

    Podrían por favor enviarme citas bíblicas y su revelación o interpretación, ya que me gustó esta lectura… gracias.
    Dios les bendiga.

  3. miguel

    Me parece bien casi todo el comentario, excepto que creo que el capítulo 6, aunque sea una experiencia personal, es una observación de carácter universal.

  4. Eliezer Cachon

    Creo que la interpretacion o sugerencias de interpretaciones que se mencionan no son correctas por que mezclan unas cosas con otras como se diria popularmente confunden la gimnasia con la magnesia
    El Eclesiastes por principio no es cristiano por que no menciona a Jesus lo cual no lo hace menos valido No es Hebraico por que no da caracteristicas humanas a su dios y no le da nombre es decir no puede atribuirse en primera instancia
    y efectivamente es progresivo pero todas las verdades importan por ser verdad o hablariamos de un sofisma
    Si es universal por que habla de leyes universales que no se sepa interpretar es otra cosa es mas facil decir es que est mal a decir que no se sabe
    el unico vinculo con el resto de la biblia es que es una guia de hecho es mas incluyente que otros pasajes netamente hebraicos
    Yo les solicitaria que reconcideren su interpretacion para hacerla mas objetiva y quiza al tener ojos vean y al tener oidos oigan
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


3 × nueve =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>