Facebook Twitter Gplus RSS
magnify
Home 1978.1 Un libro triste cuenta su historia
formats

Un libro triste cuenta su historia

Por publicado originalmente en CONOZCA edición 1978.1

Por Ramón Taveras

 

Soy libro. Cierto día oí: “Triste es la historia del libro prestado, a veces perdido y siempre estropeado”. Quizás por mis años de mozo no entendí esa declaración, pero ahora que soy viejo sí la entiendo y le contaré por qué.

Cuando salí a luz, el primero en acariciarme y leerme fue mi autor. Los medios de comunicación se referían a mí con entusiasmo y veneración. Fui experto en sacar de apuros. Di las informaciones que mis lectores buscaban en mí. Ayude a todos. La felicidad me cobijaba.

Mi descenso se originó cuando un amigo de mi amo, me buscó prestado. Al tomarme sentí sus manos sudadas, lo que considere un presagio. Llegamos a su casa. Con albricias me enseñó a su esposa, la que no cuidó de lavar sus manos grasosas antes de tocar mis limpias páginas. Mi viacrucis se extendió, pues dejándome en alcance de un infante, rodé y rodé. Al fin me faltó la cubierta, perdí hojas y otras se rompieron.

Mi amo posee una gran biblioteca, y cada día le llegan nuevos libros, razón por la cual se olvido de mí. Un día necesitó una información que yo poseo y eso le hizo recordarme. Me buscó. Cuando me vio, no me conoció. Sin mediar palabras retornó a su hogar.

‑Libro,-dijo‑, perdóname por esas lágrimas que de mis ojos te han caído. Prometo arreglarte y nunca más prestarte.

Ramón Taveras


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


cuatro × 9 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>