Facebook Twitter Gplus RSS
magnify
Home 1982.2 Frutos de un plan de curso
formats

Frutos de un plan de curso

Por publicado originalmente en CONOZCA edición 1982.2

Por Jeremías Bolaños A.

 

Después de leer varias veces el Plan Básico del Programa de Educación Cristiana, me hallaba en la ocasión de enseñarlo como materia al sexto curso en el Instituto Bíblico “Betel” de las Asambleas de Dios de El Salvador. Enfrentaba el inconveniente de no tener un ejemplar del libro para cada alumno. Eran treinta y dos pastores los que integraban la clase. ¿Cómo se iba a enseñar el Plan Básico sin el libro de texto para cada uno? El chispazo llegó justo a tiempo. Tendría que elaborar un plan de curso bastante detallado. Pero, ¡y el tiempo! Había que sentarse por muchas horas y no contaba con ese tiempo. Se arregló el problema con la presentación de otro. Me accidenté y tuve que estar internado en un hospital de San Salvador. Así pude dedicar todas las mañanas a la elaboración del plan de curso.

Las treinta y dos horas que pasamos juntos los estudiantes y yo fueron bien interesantes. Estaba bien definido que hacer para cada sesión. Los frutos no se han hecho esperar. A continuación indico cuatro proyectos que por iniciativa propia llevaron a cabo los estudiantes que quedaron inspirados por el estudio de la materia:

1. Reunieron los estudiantes fondos para donar un lote de libros a la Biblioteca del Instituto.

2. Elaboraron planes de curso para enseñar el Curso Bíblico Elemental a sus iglesias. Fuimos a San Martín, un pueblo a dieciséis kilómetros al oriente de San Salvador, el 25 de octubre de 1981 a hacer entrega de diplomas a los que se graduaron del CBE. Otros pastores lo están enseñando a sus iglesias.

3. Fueron motivados a iniciar programas de capacitación a los obreros locales, diáconos y líderes. Carlos Arévalo, un pastor en el occidente de San Salvador, organizó un Seminario de Capacitación Pastoral. Extendió su servicio a los pastores de todo el distrito y aun a ministros de otras denominaciones.

4. Orlando Flores, co-pastor del Centro Evangelístico de las Asambleas de Dios de San Salvador, fue motivado a iniciar un anexo del Instituto Bíblico “Betel” en dicha iglesia. Ya se sirvió el primer año con una asistencia de treinta y dos alumnos.

Los frutos del plan de curso son visibles. Cuánto me alegro haber pasado el trabajo para elaborarlo. Si no lo hubiera hecho, ¿cómo hubiera salido la materia?

 

Jeremías Bolaños


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


nueve − = 6

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>