Facebook Twitter Gplus RSS
magnify
Home 2011.1 El sudario de Turín, ¿mito o realidad?
formats

El sudario de Turín, ¿mito o realidad?

Por publicado originalmente en CONOZCA edición 2011.1

Por: Osmany Cruz Ferrer

 

La sábana santa, el sudario de Turín, el santo sudario o síndone de Turín son algunos de los nombres por los que se conoce una misteriosa tela de lino rectangular de  4,40 x 1,10 que contiene la imagen frontal y dorsal de color marrón amarillenta de un hombre acostado con las manos cubriendo la ingle.

 

En la imagen se percibe a un proporcionado hombre de 1,75 metros de alto, peinado al medio, cabellera larga hasta los hombros, barba y bigote. Se disciernen, en las fotografías de la tela, heridas en la frente, marcas de flagelación en la espalda, una abertura en uno de sus costados y al menos uno de los brazos horadados, pues el otro brazo está medio oculto debajo del primero. Esta enigmática sábana ha conducido a cientos de miles a creer que ella es la prueba más contundente de la historicidad de Jesús, pues según sus más fervorosos admiradores esta sábana fue el sudario en el cual Cristo fue envuelto poco después de su muerte.

 

Esta imagen es la más famosa de las 43 sábanas o sudarios que se han presentado a lo largo de la historia como genuinas. De hecho se ha convertido en el objeto humano más examinado de la historia. Algunos dicen que el sudario de Turín es el Mandylion (pañuelo) o la imagen de Edesa de la que hay referencia probada desde el siglo VI. Lo que no parece encajar es que la mayoría de los escritos sobre la imagen de Edesa, así como la referencia a otros sudarios describen la figura de un rostro solamente y no la de un cuerpo completo como la imagen de Turín. En realidad la pista de la imagen de Edesa se perdió en el año 1205.

 

LA RAZÓN DE LA FAMA DEL SÍNDONE

La fuerte inclinación por el fetichismo en la edad media fue el caldo de cultivo para la asombrosa propagación de la noticia del sudario. En todo ese tiempo habían aparecido y desaparecido más de cuarenta sudarios en el mundo entero conocido. La sábana de Turín fue la que más sobresalió entre todas y la que perduró hasta hoy. Es indudable que el fetichismo ha tenido un resurgimiento en el siglo XX y XXI y unido con él, por supuesto, la admiración y la veneración hacia el manto de Turín.

 

La Iglesia Católica en especial, mediante sus más sobresalientes exponentes, ha validado la síndone con pintorescos elogios.  Ellos han usado los medios de difusión para propagar su superstición; han regalado millones de estampillas de la reliquia, y han dejado por escrito sus opiniones al respecto.

LA VERDADERA FECHA DEL SUDARIO DE TURÍN

El sudario de Turín despertó la curiosidad del mundo científico cuando el 28 de mayo de 1898 el fotógrafo italiano Secondo Pia realizó las primeras fotografías de la sábana. El artista se quedó sorprendido cuando revisó los negativos de las fotos que había realizado y se dio cuenta que el negativo mostraba todas las características del positivo de una imagen. Esto intrigó al mundo porque la imagen en la sábana era una especie de negativo fotográfico. Desde ese momento se acrecentó el deseo por saber el verdadero origen del sudario y la fecha de su confección.

 

En el año 1977 el Gremio del Santo Sudario contrató los servicios de 77 científicos para que examinaran la sábana. Este equipo desarrolló un programa de pruebas al que llamaron con sus siglas en inglés STURP (Shroud of Turin Research Project, Proyecto de Investigación del Sudario de Turín). Los científicos realizaron sus pruebas durante cinco días.

 

En 1979 Walter McCrone, uno de los 77 científicos que analizó la sábana concluyó que el sudario es una gran farsa. Tras analizar las muestras del pigmento extraídos de la sábana con una cinta adhesiva que se le aplicó a 32 partes de ella para no dañarla, McCrone descubrió que dichos pigmentos eran una mezcla de temperas rojo ocre y bermellón. McCrone publicó en cinco artículos su hallazgo para que el mundo conociera su descubrimiento. Cuando STURP supo lo que McCrone había hecho le confiscó la muestra y lo reemplazaron con otro científico.

 

Todo parece indicar que el vaticano es quien desea que la reliquia sea verdadera a pesar de las evidencias. En el año 1988 el Vaticano encontró otra oportunidad para promocionar el sudario. Contrataron a tres de los más sobresalientes laboratorios químicos del mundo, el laboratorio de Oxford, el de Tucson en Arizona, y el Instituto Federal de Tecnología de Suiza en Zurig. Los tres respondieron a la convocatoria para examinar la reliquia. Después de aplicarle las pruebas de Carbono 14, el laboratorio de Oxford, el de Tucson, y el de Zurig, llegaron a fechas similares. Las tres investigaciones dataron a la tela entre el año 1260 y 1390. El ex arzobispo de Turín, el cardenal Ballestero, hizo pública las conclusiones de los laboratorios el día 13 de octubre de 1988 con las siguientes palabras: “No toca a la Iglesia rebatir el resultado de los exámenes efectuados con el método del Carbono 14. Las cuestiones que suscita el lienzo sobre el plano de la investigación, siguen siendo competencia de la ciencia”. Sin embargo el cardenal Ballesteros añadió: “Dejando a la ciencia la valoración de esos resultados, la Iglesia reitera su respeto y veneración por este venerable icono de Cristo, que continúa siendo objeto de culto de los fieles”.

 

La veneración católica hacia el sudario continúa, aún entre sus más encumbrados líderes. En el año 1990, debido a informes que realizaron científicos independientes en contra de la investigación realizada en 1988, el Vaticano cuestionó los procedimientos de los laboratorios de Oxford, Tucson, y Zurig describiéndolos como “extraños”. Lo curioso es que el Vaticano hizo caso a científicos que nunca vieron o examinaron el sudario por sí mismos, sino que teorizaron por fotos que tenían de la reliquia. La comunidad científica internacional le ha pedido al Vaticano permiso para analizar nuevas muestras del sudario, pero dichas peticiones han sido denegadas.

EL SUDARIO DE TURÍN Y LOS EVANGELIOS

Para buscar la verdad sobre el sudario que cubrió el cuerpo de Jesús se impone ir a las Escrituras. Son ellas quienes tienen la última palabra en una discusión de esta envergadura. Después de leer Juan 19:38-42 nos hacemos algunas preguntas necesarias.

 

Pregunta # 1: ¿Cómo es posible que se vea una figura tan definida en el sudario de Turín si todo el cuerpo de Jesús estuvo cubierto por especies aromáticas (Juan 19.39, 40).

 

Aunque los relatos de Mateo, de Marcos y de Lucas son muy breves en la descripción del entierro de Jesús y no hacen referencias exhaustivas a la ceremonia Judía de sepultar a sus muertos. Juan, por el contrario, entrega detalles que se deben observar con cuidado  si se quiere hacer un análisis juicioso de lo que en verdad ocurrió con el cuerpo inerte de Jesús. En Juan 19:39,40 el evangelista asegura:

 

También Nicodemo, el que antes había visitado a Jesús de noche, vino trayendo un compuesto de mirra y de áloes, como cien libras. Tomaron, pues, el cuerpo de Jesús, y lo envolvieron en lienzos con especias aromáticas, según es costumbre sepultar entre los judíos.

 

Según Juan, testigo ocular de lo sucedido con Jesús (1 Jn 1:1), el cuerpo de Jesús fue preparado cuidadosamente para la sepultura. Algunos escritores han afirmado que fue imposible en tan poco tiempo preparar el cuerpo de Jesús para la sepultura teniendo en cuenta que casi estaba atardeciendo y estaba  apunto de comenzar el día de reposo. Pero incluso el Talmud que fue muy riguroso en conservar y llevar al extremo las costumbres judías daba licencia para sepultar a un muerto en el día de reposo: “Pueden preparar [en el sábado] todo lo que se necesite para el muerto, y ungirlo y lavarlo” (Shabbath 23:5). Todo parece indicar que Nicodemo y José de Arimatea realizaron la primera parte de esta ceremonia judía, les faltó solamente ungir al cuerpo y esto seguramente porque se aproximaba el sábado. Esto es inferible debido a que las mujeres fueron el domingo al sepulcro para ungir el cuerpo de Jesús (Mr 16:1), por lo que esta parte de la ceremonia no se había realizado.

 

Todos los antagonistas del Sudario de Turín creen que esta es una de las pruebas irrefutables de la falsedad del supuesto sudario de Jesús. Es imposible que la imagen de Jesús se transparentara a través de cien libras de especies aromáticas. Cualquier cosa que se diga contrario a esto es especulación y por lo tanto razonablemente inadmisible.

 

Pregunta # 2: Si el Sudario de Turín es auténtico, ¿por qué es que la imagen tiene la marca de los clavos en los brazos cuando la Biblia dice que es en las manos?

 

Aunque mucho se ha escrito acerca de la crucifixión de Jesús, las fabulaciones nunca podrán irse por encima del texto bíblico. El evangelio de Juan relata cómo después de la resurrección de Jesús, el Señor se apareció a sus discípulos. Tomás, que era uno de ellos, no podía creer que Cristo había resucitado. Por eso el Maestro se dirigió a él específicamente: “Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente (Jn 20:27). Las heridas de Jesús fueron hechas en sus manos, no en sus brazos. El Sudario de Turín es falso.

 

Pregunta # 3: ¿Era el sudario mortuorio de Jesús una pieza enteriza?

 

Interesantemente la Iglesia Católica cree que el sudario que cubrió a Jesús era una tela enteriza y que además, ha llegado hasta nuestros días milagrosamente. Contradictoriamente la Nácar Colunga, que es una versión católica, coincide con los evangelios en el relato de la resurrección de Jesús. En Juan 20:6, 7 dice: “Llegó Simón Pedro después de él, y entró en el monumento y vio los lienzos allí colocados,  y el sudario que había estado sobre su cabeza, no puesto con los lienzos, sino envuelto aparte.” La misma Nácar Colunga asegura que el sudario que estuvo sobre el rostro de Jesús no era el mismo que el que cubrió su cuerpo.

 

Los que afirman que el sudario era una sola pieza se basan en los evangelios de Mateo, Marcos y Lucas en los que se hace referencia a una sábana nueva donde se envolvió el cuerpo de Jesús. Estos evangelios no entran en contradicción con el evangelio de Juan, máxime si se sabe que era la costumbre envolver el cuerpo en una sábana y la cabeza a parte con otra pieza o pañuelo que se llamaba sudario. El ejemplo de Lázaro es el más elocuente para ratificar esto: “Y el que había muerto salió, atadas las manos y los pies con vendas, y el rostro envuelto en un sudario. Jesús les dijo: Desatadle, y dejadle ir” (Jn 11:44).

 

 

CONCLUSIONES

 

El Sudario de Turín es un fraude histórico. Uno más entre miles que han surgido y luego se han sumido en el olvido. La iglesia no necesita tener la sábana que envolvió el cuerpo de Jesús para creer en su resurrección. Tenemos mucho más que eso. Tenemos el testimonio de los ángeles (Mr 16:6), el testimonio de las mujeres que fueron a la tumba (Mt 28:5-7), el testimonio de los discípulos (Lc 24:36-40; Mr 16:14) y la palabra de más de 500 testigos que pudieron ver al Maestro después de su resurrección (1 Co 15:6).

 

A los creyentes en Jesucristo no les hace falta la contemplación de reliquias para avivar su fe. La Biblia dice muy claro: “El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios” (Ro 8:16). El testimonio del Espíritu Santo en nuestros corazones nos hace consientes de nuestra posición en Cristo.

 

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA COMPENDIADA

 

  1. ¿Es Jesús? Bruno Barberis. http://www.redentoristas.org/sabanasanta/index.htm
  2. Algunas observaciones del profesor Barbet, acerca de  la pasión de Jesucristo, según la Santa Sábana. http://www.aciprensa.com/
  3. Algunas observaciones del profesor Barbet, acerca de  la pasión de Jesucristo, según la Santa Sábana. http://www.aciprensa.com/
  4. Algunos Hechos de la Sábana Santa. http://www.aciprensa.com/
  5. Bruno Barberis. Cien años de investigaciónwww.sindone.org
  6. Con el patibulum a cuestas. http://www.redentoristas.org/sabanasanta/pasion.htm
  7. Confirman exposición del manto de Turín por jubileo. http://www.aciprensa.com/
  8. Contributo: Centro International de Sindonologia. www.sindone.org.
  9. Cronología de la Sábana Santa. http://www.aciprensa.com/
  10. Cronología del Santo Sudario.http://www.aciprensa.com/
  11. Dimensión Espiritual. http://www.corazones.org/index.html
  12. Dr. José Javier Domínguez. La Flagelación. La Síndone de Turín. Estudio médico: Biblia y Fe 70 (1998), 95-98.
  13. El Papa habla de la Sábana Santa. http://www.aciprensa.com/
  14. El proyecto de conservación. Prof. Piero Savarino. www.sindone.org
  15. El sudario de Turín.  Por Al Seckel y John Edwards.
  16. Estudios científicos favorables a la autenticidad. http://www.corazones.org/index.html
  17. Estudios contrarios a la autenticidad: La prueba de Carbono 14. http://www.corazones.org/index.html
  18. Ettore Giribaldi. El incendio. www.sindone.org
  19. Examen forense al “cuerpo” de Jesús.  doctor José Antonio Lorente Acosta. http://www.aciprensa.com/cgi-bin/emailit.cgi?action=refer&title=Semana%20Santa
  20. Exhibición fotográfica del manto de Turín en santuario de EE.UU. http://www.aciprensa.com/
  21. Fisiopatología de la muerte de Jesucristo. Jesús una persona Politraumatizada. Rubén Darío Camargo R. http://www.aciprensa.com/cgi-bin/emailit.cgi?action=refer&title=Semana%20Santa
  22. Giovanni Card. Saldarini. El incendio, Carta a la ciudad. www.sindone.org
  23. Giovanni Cardenal Saldarini. La Sábana sufre un nuevo incendio. http://www.aciprensa.com/
  24. Giuseppe Ghiberti. El reconocimiento después del incendio. www.sindone.org
  25. Habla la Medicina. http://www.aciprensa.com/
  26. Habla la Palinología. http://www.aciprensa.com/
  27. Huellas y señales. http://www.redentoristas.org/sabanasanta/index.htm
  28. II Congreso Internacional Sobre El Sudario De Turín. http://www.linteum.com/espanol/index.htm
  29. Incendio de la Catedral de Turín del 11/4/97. www.sindone.org
  30. Inscriptions on the Shroud, por Mark Guscin. Traducido por http://www.redentoristas.org/sabanasanta/index.htm
  31. J. M. R. A, La Síndone de Turín. Introducción general y estudio histórico: Biblia y Fe 70 (1998), 33-38.
  32. Juan M. Miñarro. Reconstrucciones. http://www.redentoristas.org/sabanasanta/index.htm
  33. La búsqueda de un origen para la imagen. http://www.linteum.com/espanol/index.htm
  34. La edad de la tela y el problema del Carbono 14. http://www.linteum.com/espanol/index.htm
  35. La fotografía. http://www.linteum.com/espanol/index.htm
  36. La historia de las primeras fotografías. http://www.aciprensa.com/
  37. La historia de Secondo Pia, fotógrafo. http://www.aciprensa.com/
  38. La lanzada. http://www.redentoristas.org/sabanasanta/pasion.htm
  39. La medicina también se interesa por la síndone. http://www.linteum.com/espanol/index.htm
  40. La Palinología también dice algo del Manto de Turín. http://www.aciprensa.com/
  41. La palinología tiene algo que decir. http://www.linteum.com/espanol/index.htm
  42. La sábana santa de turín desde el punto de vista de la física. Manuel Carreira. www.sabanasanta.org
  43. La Sábana Santa y los recorridos de lo sagrado en Turín y en Piamonte.www.sindone.org
  44. La Sábana sufre un nuevo incendio. http://www.aciprensa.com/
  45. La Sábana y los Escépticos. http://www.blogger.com/
  46. La síndone de Turín. http://www.linteum.com/espanol/index.htm
  47. La síndone rescatada del fuego. http://www.linteum.com/espanol/index.htm
  48. La síndone y los evangelios. http://www.redentoristas.org/sabanasanta/index.htm
  49. Los fascículos para siempre. www.sindone.org
  50. Los mejores enlaces sobre la Sábana Santa. http://www.aciprensa.com/
  51. Los voluntarios para la Sábana Santa. www.sindone.org
  52. Monedas sobre los ojos.Barrie Schwortz. http://www.redentoristas.org/sabanasanta/index.htm
  53. Nueva Prueba Química Demuestra error en Prueba del Carbono 14 de 1988. http://www.corazones.org/index.html
  54. Nueva prueba relaciona santo sudario a Israel y Jordania. http://www.aciprensa.com/
  55. Nuevos hallazgos avalan que el manto de Turín surgió en tierra santa. http://www.aciprensa.com/
  56. ¿Qué es el Manto de Turín? http://www.aciprensa.com/
  57. ¿Qué es la sábana santa? http://www.redentoristas.org/sabanasanta/index.htm
  58. Recorrido Ostensión. http://sindone.org/es/ostens/hp_osten.htm
  59. Reflexión de Su Santidad, Juan Pablo II, en su visita a la Sábana Santa en Turín, 24 de mayo, de 1998. http://www.corazones.org/index.html
  60. Reflexión del Papa Juan Pablo II ante la Síndone. http://www.aciprensa.com/
  61. Ruta del peregrino de Turín. http://www.aciprensa.com/
  62. Sebastián Jarre. “La Sábana de Turín: Enigma revelado.” http://www.ctv.es/USERS/seip/argen1.htm
  63. Sudario de Turín. http://es.wikipedia.org/
  64. Un milagro conectado con otros milagros por la sangre. http://www.aciprensa.com/
  65. Un milagro conectado con otros milagros. http://www.aciprensa.com/
  66. Un objeto imposible. www.sindone.org
  67. Un recuento de la Historia de los Estudios de la Sábana Santa de Turín contada por uno de los Protagonistas. http://www.aciprensa.com/
  68. ¿Verdaderamente resucitó Jesucristo? http://www.aciprensa.com/

 

 

 



[1] Esta es una versión abreviada de la investigación con el mismo nombre que el autor escribiera para la Dirección de Investigaciones Teológicas de las Asambleas de Dios de Cuba.

Osmany Cruz Ferrer


 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on Reddit Share on LinkedIn
1 Comentario  comments 

Una respuesta

  1. Excelente el artículo de mi querido amigo y hermano Osmany. Gracias por publicar sus escritos. él es muy buen escritor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


+ 9 = dieciocho

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>