Facebook Twitter Gplus RSS
magnify
Home 1984.1 Tierras lejanas en relieve: Japón, una nación rica pero muerta
formats

Tierras lejanas en relieve: Japón, una nación rica pero muerta

Por publicado originalmente en CONOZCA edición 1984.1

Por Tatsuo Akamine

 

El Japón, dinámico país oriental en ebullición, tiene una población creciente que pasa de 116 millones. Su religión principal, el budismo, cuenta con 40 millones de adherentes, que se consideran entre los más devotos del mundo. Se supone también que cada japonés leal sigue el sintoísmo, que en un sentido estricto no es una religión, sino más bien una obsesión nacional. El resultado es que la mayoría practican ambos sistemas indistintamente. Da tristeza tener que confesar que menos del 2% de la población profesa el cristianismo. En esta cifra se incluye a los católicos y protestantes liberales, y también a los conservadores.

 

¿Por qué ha tenido el Evangelio un impacto tan insignificante en el Japón después de un siglo de esfuerzos misioneros? Uno de los factores es el fracaso del cristianismo en la penetración de la cultura. Los japoneses todavía lo consideran como una religión del Occidente. Otro factor podría ser el hecho de la prosperidad material de la nación. El pueblo tiene poco interés en lo espiritual. El problema del pecado no lo preocupa en nada. Para ellos, pecado es lo que hacen los criminales. Según el gobernador de Osaka, Masuru Kishi, los proclamadores de la fe cristiana no han sabido comunicar con claridad su mensaje al pueblo japonés.

 

Algunas ciudades del país tienen más iglesias que otras. Hay muchas regiones donde no ha llegado el mensaje. ¡Qué necesidad tan enorme tienen de que haya creyentes que vayan con el mensaje y el propósito de levantar iglesias! No es nada raro encontrar prefecturas de dos millones de habitantes, con menos de 10 misioneros evangélicos. Muchas ciudades de 50.000 habitantes no tienen ni un testigo del Evangelio.

 

Ha habido campañas de distribución de literatura. Se presentan varios programas por la radio y la televisión y no se puede negar que tienen un papel importante en el evangelismo. No obstante, hasta que no se establezca una asamblea local de creyentes en cada ciudad o pueblo, no se podrá decir que se ha evangelizado el Japón. En 1979 había 148 municipios sin iglesia alguna.

 

Hay que reconocer, a pesar de toda la falta de penetración, una apertura hacia el Evangelio en los últimos años. El evangelista Billy Graham celebró una cruzada en el año 1980 con una asistencia enorme. Muchos jóvenes manifestaron interés en saber más de la Biblia.

 

Necesitamos elevar continuamente nuestra intercesión ante el Señor y rogar que derrame su Espíritu Santo sobre esta nación muerta en lo espiritual. A la gente amarrada con fuerzas demoníacas, supersticiones y tradiciones se le hace sumamente difícil hacer profesión pública de Cristo. El Japón ha permanecido por siglos como una ciudadela de la dinastía infernal. “Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese en la brecha delante de mí, a favor de la tierra, para que yo no la destruyese..” (Ezequiel 22:30).

 

Tatsuo Akamine ha creído en Cristo por más de siete años. Nació en la pequeña isla de Okinawa. Aceptó al Señor en el extranjero como resultado de los esfuerzos evangélicos de una pareja de ancianos que le dejaban tratados, aun cuando no hablaban su idioma. Talsuo los leyó con avidez, aunque demoró mucho tiempo en tomar la decisión de rendirse a Cristo. Al paso de los años, ganó a su familia. Ha vuelto al territorio japonés para servir a Dios allí como mensajero de la salvación.

 

Tatsuo Akamine


 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on Reddit Share on LinkedIn

Comentarios: 2

  1. Gerson Quiñones

    Acá en occidente (Colombia)ha habido un avance muy importante del Evangelio, pero veo egoísmo y facilisimo que la iglesia local ha adoptado y la comodidad en la que se vive el cristianismo. Soy pastor hace 6 años pero he rehusado ponerme directamente al frente de una iglesia local porque es mi deseo ser misionero en Japón, actualmente me estoy preparando junto con mi esposa. Espero pronto unirme a la fueza de los que anhelan que Japón conozca el Evangelio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


× tres = 6

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>