Facebook Twitter Gplus RSS
magnify
Home 1977.3 La comisión de biblioteca
formats

La comisión de biblioteca

Por publicado originalmente en CONOZCA edición 1977.3

Una semana después de la apertura de las clases, vi algo que me llamó poderosamente la atención. El cuerpo estudiantil entero se juntaba en cuatro grupos, hasta que cada estudiante encontró lugar en uno de estos grupos. Cada grupo parecía cobrar vida mientras hablaba con animación, usando las manos y la cabeza, en expresivos gestos.

Dado que yo era una profesora nueva en Antioquia, me puse a investigar a estos grupos. ¿Con qué propósito se formaban? No pasó mucho tiempo cuando el vocero de un grupo me invitó a ser la madrina de su “Comisión”. Cada grupo escogió al profesor patrocinador de la Comisión durante el año escolar.

La Comisión de Mejoramiento hizo sus planes, señalando ciertos días cuando todos debían realizar tareas en el plantel. Algunos limpiaban y pulían las ventanas, otros pintaban o podaban árboles; todo se hacía para que el Instituto fuera más presentable y hermoso.

La Comisión de Evangelismo se encargaba de hacer contactos y arreglos para el ministerio de los estudiantes en campos de predicación tanto como el evangelismo personal de la vecindad. Todos participaron en esta actividad.

La Comisión Social era muy popular y estaba muy ocupada. Preparaba la comida en los días de trabajo para la Comisión de Mejoramiento. Esta Comisión traía café, pan dulce, y chocolate para vender durante la hora de recreo. En algunas ocasiones festivas, planeaban los banquetes y cenas especiales, decorando el comedor.

Una “COMISIÓN DE BIBLIOTECA” comenzó a formarse en mi mente. Veía posibilidades de llegar a ser un grupo que prestara un verdadero servicio al Instituto, tanto fomentando el uso de la biblioteca como a la vez aprendiendo su manejo. Le expliqué el plan al Director del Instituto quien lo aprobó con entusiasmo.

Así fue que escogimos dos estudiantes de cada año, llamándoles a una entrevista durante la hora de recreo. Brevemente trazamos el propósito de la Comisión de. Biblioteca y lo que se requería. Los estudiantes respondieron calurosamente al contarles que aprenderían a “leer los estantes”, el sistema de contraseñas de los libros y a familiarizarse con un método simplificado de la catalogación de los libros.

Los estudiantes que pertenecían a la Comisión de Biblioteca trabajaban quince minutos mínimo dos veces por semana (por lo general antes de la hora de comienzo de clases) en la biblioteca. Rápidamente aprendieron a leer los estantes, y a devolver los libros a los estantes en su propio lugar.

Se eligieron un presidente y un tesorero de entre los estudiantes de los años superiores. Con dos estudiantes escogidos de cada año, siempre habrá algunos en el grupo quienes hayan tenido entrenamiento anterior para poder ayudar a los nuevos a aprender el trabajo de la Comisión. Es preferible que los estudiantes queden en esta Comisión durante todos los años de estudio, ya que aprender a ser bibliotecario requiere mucha práctica, y de ese modo tienen oportunidad de mejorarse en este campo. Encontramos que es mejor escoger a los estudiantes más aptos (por su interés en trabajar con los libros, tanto como por su habilidad mental). Por falta de experiencia, muchos se sienten inadecuados si se los deja libres para escoger esta comisión.

En Antioquia, la Comisión de Biblioteca ha sido activa desde su nacimiento. Este grupo ha aprendido tanto que ayuda con eficacia a la profesora que es la bibliotecaria. Requiere vigilancia, paciencia y entusiasmo, más vale el esfuerzo establecer una Comisión de Biblioteca.

PARA FORMAR UNA COMISIÓN DE BIBLIOTECA

A. Se requiere un bibliotecario, o si esto no es posible, un profesor interesado lo suficiente para coordinar y designar las actividades del aprendizaje a fin de que cada miembro coopere y aprenda.

B. Puesto que la biblioteca no puede estar abierta a toda hora, hay que decidir en qué forma los estudiantes alternarán las horas de trabajo. Se debe preparar un horario. Los alumnos deben llegar a una hora señalada para que la persona encargada les enseñe individualmente. Es imprescindible que esta persona esté con cada miembro durante su aprendizaje hasta que haya plena confianza de parte de ambos.

C. Antes del cierre del año, se eligen los nuevos oficiales; el presidente y el tesorero, para servir durante el año entrante.

D. Es de esperar que un reconocimiento adecuado o aprecio se dé a los miembros de la Comisión.

DEBERES DE LOS OFICIALES DE LA COMISIÓN DE BIBLIOTECA

A. El presidente. Con la ayuda del bibliotecario, prepara y hace los anuncios al cuerpo estudiantil:

1. acerca de nuevos libros

2. acerca de libros llevados y que no han sido devueltos.

B. El tesorero. Tiene la tarea de:

1. hablar directamente con aquellas personas con deudas por las fechas vencidas

2. ver que paguen sus cuotas. El dinero recibido de las cuotas se invierte en la compra de libros.

ALGUNOS PROPÓSITOS DE LA COMISIÓN DE BIBLIOTECA

A. Familiarizar a los estudiantes con el valor de libros de distintas categorías que pueden facilitar sus investigaciones. Surgen muchas preguntas durante los años de estudio bíblico y los alumnos deben reconocer que hay respuestas para sus inquietudes mentales si solamente saben indagarlas.

B. Mostrarles cómo usar la biblioteca, instruyéndoles en las técnicas, la enumeración de los libros, el sistema de catalogación y el método de contraseñas.

C. Ayudar a descubrir las ayudas posibles a la mano, tales como el libro de referencia.

D. Que los miembros de la Comisión puedan ayudar a todos los estudiantes a encontrar la ayuda eficaz que buscan, guiándoles a la sección apropiada, y sugiriendo libros apropiados para el tema que necesiten.

 

Loida de Williams


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


+ 6 = ocho

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>