Facebook Twitter Gplus RSS
magnify
Home 2020.3 La Iglesia frente a la asimilación de los mitos y rumores
formats

La Iglesia frente a la asimilación de los mitos y rumores

Por publicado originalmente en CONOZCA edición 2020.3

Por Jorge Canto

.

En enero de 2000, una cadena de correos electrónicos comenzó a reportar que bananas importadas estaban afectando a quienes las comían con una “fascitis necotrizante”, una rara enfermedad por la cual la piel se brotaba de burbujas color púrpura antes de desintegrarse y dejar expuestos los músculos y los huesos.

Según la cadena de emails, la FDA (el organismo de control de alimentos en Estados Unidos) estaba tratando de ocultar la epidemia para evitar el pánico. El texto exhortaba a los lectores a regar la voz entre sus familiares y amigos.

Se trataba de algo sin ninguna clase de sentido, por supuesto. Pero para el 28 de enero, la preocupación se había vuelto lo suficientemente grande como para que el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) emitiera una declaración desmintiendo el rumor.

¿Eso ayudó? Ni por casualidad. Más bien le echó leña al fuego.

En unas pocas semanas, el CDC estaba recibiendo tantas llamadas de personas angustiadas que tuvo abrir una línea especial para el tema de las bananas.1

Por siempre, la iglesia en general ha tenido que enfrentar temibles enemigos. Es así, que desde que Saulo de Tarso engrasaba la maquinaria para aniquilar a sus enemigos cristianos, a los que él llamaba “este Camino” (Hechos 22:4) la Novia del Cordero ha tenido que luchar contra Domiciano, Nerón y un sin fin de otros antagonistas que, odiando el mensaje de salvación, han procurado erradicar completamente de la faz de la tierra a la iglesia del Señor.

Pero ¿qué decir de las guerras intestinas?, ¿existirán o no en le seno de la iglesia?, ¿serán más peligrosas que los ataques del enemigo? Tristemente las respuestas a estas tres cuestiones son afirmativas.

Pablo nos muestra que la iglesia pentecostal de Corinto sufría batallas internas. Estaban divididos por partidos que se abanderaban con el nombre de su campeón espiritual. En 1 Corintios 1:12 se nos narran estos cismas. Unos decían: yo soy de Pablo (quizá los que defendían más las misiones que otro ministerio), yo soy de Apolos (quizá los que argumentaban que el Evangelio debería debatirse en los foros), yo soy de Cefas (quizá los que guardaban las “sendas antiguas”), y los más espirituales se fueron con el mejor: yo soy de Cristo.

Es así, que esta iglesia donde todos tenían dones y presumían hablar lenguas, estaban llenos de carnalidad, pues estas facciones mostraban un corazón rebelde y que no se sometía ante la autoridad. Nos podemos imaginar qué “buenas” estarían las tertulias de cada partido donde se sacarían los trapitos sucios de los contrincantes.

Podríamos pensar que sería imposible para una iglesia llena del amor de Dios manifestar semejantes carnalidades, pero no es así, incluso, la iglesia en presencia de los mismos apóstoles tuvo que enfrentar el mal endémico de los grupos sociales: el chisme.

El chisme estuvo presente bien temprano en la iglesia. Las viudas de los gentiles (así les decían despectivamente a los judíos no nacidos en Israel) murmuraban de que en la atención y en sus raciones diarias eran menoscabadas en comparación con las “viudas de verdaderos judíos”. Este problema se puede ver descrito en el libro de Hechos 6. Esto fue un dolor de cabeza para los apóstoles pues, además de orar, predicar y ministrar, tenían que lidiar entre la sociedad de damas viudas de la iglesia de Jerusalén. La queja (o chisme), que en este caso se clasifica como “murmuración” era fuerte y digno de ser consignado en el libro de Hechos.

La mentira es otra lucha que enfrentó la iglesia en su formación. Las mentiras que hubo contra el Señor (Mateo 14:56) eran la señal que habría de mostrar lo que el Cuerpo de Cristo habría de enfrentar en el futuro. Ananías y Safira, desafiando al Espíritu Santo en el libro de Hechos 5, mintieron al apóstol Pedro y tal atrevimiento les costó la vida. Desde entonces vemos que las mentiras, rumores y mitos están enraizados en la sociedad y siendo la iglesia una sociedad también habría de ser sometida a estas amenazas. Siempre ha sido la mano misericordiosa de Dios quien ha mantenido a su Novia firme y marchando hacia adelante, curando y sanándola de todas estas terribles dolencias.

La mentira puede llegar a evolucionar y convertirse en mitomanía. Al mitómano no le importan las consecuencias que sufrirán a los que involucra en sus mentiras, lo que vale es el objetivo egoísta que esconde dentro de una apariencia engañosa. Según la Dra. María Luisa Santillán, investigadora de la UNAM:

La personalidad que puede mostrar un mitómano es la de una persona que generalmente no tienen la sensibilidad del daño que le hace a otra persona, no tiene empatía. Tiene deficiencias de autoimagen y autoestima, y todo lo que hace es para reafirmarse en eso que no tiene.2

Si algo diferencia a la iglesia de las demás sociedades es que en ella cada persona es valiosa y es tan importante como cualquier otra. Los deseos egoístas son execrados por el Espíritu Santo para dar paso a formar parte de un solo cuerpo, el cuerpo de Cristo (1 Corintios 12:12). Por ello, gente que miente a la iglesia en realidad no es parte de ella, está cercenada de ella, como lo demuestran Ananías y Safira.

Los mitos existen hoy día y decenas de falsos predicadores y seudo-profetas los utilizan para ampliar su influencia y aprovecharse de la buena fe de los creyentes. Algunos llegan, incluso, a ser totalmente antibíblicos y expresan doctrinas que la Palabra nunca enseñó. Lo impresionante de todo es que la muchísimos de los seguidores de estos mitómanos religiosos, a pesar de ver con sus ojos las falsedades de las enseñanzas de sus líderes, continúan defendiéndolos y siguiéndolos fielmente.

Uno de los que ha expresado falsas profecías y beneficiado económicamente de ello fue Harold Camping. Camping puso varias fechas de la Segunda Venida de Cristo y sus seguidores le donaron sus propiedades, pero al ver que nunca sucedió nada (en el 2011 propuso que el 21 de mayo habrían de ser llevados al cielo tanto él como sus seguidores, y al no cumplirse la expectativa vaticinó que la nueva fecha era el 21 de octubre) sólo se “sorprendió mucho”.3 A pesar de esta debacle sigue siendo defendido por sus seguidores con asombrosa lealtad:

El mensaje de Camping no ha generado esta vez gran expectación, pero sus oyentes no han dejado de sintonizar su programa de radio, que es emitido por 65 emisoras en todo el país.

A pesar de que los medios no han informado de manifestaciones de sus seguidores como las que se produjeron en mayo, algunos de ellos han dicho que siguen creyendo en él.

De hecho, el error en la profecía del 21 de mayo no era el primero de este predicador, que lleva décadas en las ondas y que en el pasado anunció que el fin de los tiempos se iba a producir en 1994.4

Todos los verdaderos cristianos esperamos la Segunda Venida de Cristo, pero claramente la Biblia enseña que el día y la hora nadie lo sabe (Marcos 13:32), decir lo contrario es antibíblico y una mentira, sin embargo parece que existen personas que prefieren creerle a los hombres que a la Biblia misma.

Otro mito que se propaga fácilmente en la iglesia es aquel que enseña que existe una especie de súper protección contra las enfermedades. Muchos predicadores enseñan que la enfermedad el Covid-19 no tocará a sus congregantes pues están protegidos contra la ella. Sin embargo, la verdad es otra, pues varios líderes pastorales que enseñaban este súper poder han sucumbido frente a esta nefasta enfermedad:

Mario Salfate, un pastor chileno, asistió a una reunión religiosa con unas trescientas personas el 16 de marzo, cuando en su país ya había advertencias y medidas por la peligrosidad del virus. Unos días después, Salfate dio positivo de covid-19 junto a otros tres participantes del encuentro. Murió a mediados de abril.5

Por otro lado las vacunas han estado en el foco de atención de la sociedad desde su aparición y la iglesia ha tenido su propias opiniones al respecto. Hoy, según algunos “cristianos”, la vacuna contra el Covid sería algo malo e incluso la marca de la Bestia. Y no es algo nuevo, desde que inició el esfuerzo por inocular a la sociedad ha habido oposición, quizá debido a la ignorancia, pero siempre ha habido:

Surgió desde una variedad de ángulos: el sanitario, religioso, científico y político, dijo la historiadora médica Kristin Hussey.

Algunos sintieron que el método, que usaba material obtenido de las vacas, era insalubre o poco cristiano, ya que usaba materia de criaturas inferiores.6

Según el pastor Arturo Farela Gutiérrez las vacunas contra el Covid-19 son la puerta del sello de la Bestia y con Bill Gates a la cabeza, según enseña, el nuevo orden mundial está a la puerta:

El coronavirus, dice el pastor, es la antesala al gobierno mundial del anticristo. Durante ese periodo se exigiría a todas las personas ponerse una marca diabólica identificada con el número 666.

Todo aquel que no lo tenga en la mano derecha o en la frente, no podrá comprar ni vender. Por eso ahora Miguel Bosé está cuestionando la vacuna de Bill Gates… porque quieren poner a través de esa vacuna un microchip.

El hecho que refiere Farela es una teoría de la conspiración ampliamente difundida en las distintas redes sociales que acusa a las “élites internacionales” de usar la enfermedad de Covid-19 como parte de una estrategia para imponer “un nuevo orden mundial.7

La verdad es que se debe proteger al rebaño y no exponerlo. Pablo, al ver la enfermedad de Timoteo, no oró por su sanidad sino le indicó un buen remedio para mejorar su salud (1 Timoteo 5:23). Pablo mismo sufría de alguna enfermedad (Gálatas 4:13), así que ninguno de estos dos siervos tenían súper-inmunidad.

Respecto a la vacuna contra el Covid se teme que cuando esté lista, por culpa de la asimilación de los rumores, muchísima gente no quisiera aprovecharla:

Claire Wardle, directora ejecutiva de First Draft, una organización que lucha contra la desinformación en línea, comentó el artículo del New York Times y dijo que las noticias falsas sobre Gates pueden tener consecuencias graves, como por ejemplo que las personas no acepten una vacuna contra el COVID-19, cuando esté disponible.8

Todo esto de tener fe y ser inmunes a las enfermedades ¿será verdad o pecamos de incredulidad?, por otro lado, ¿la Biblia nos advierte de esto o no? La respuesta es siempre muy interesante.

Por un lado, los creyentes evangélicos creemos en que Cristo volverá, ¿cuándo?, nadie sabe. Aunque no sabemos el tiempo de Su venida, sin embargo, debemos siempre trabajar arduamente. Los judíos, aún hoy, siguen esperando al Mesías, pero argumentan: “Si estás plantando árboles y alguien te dice que ha llegado el Mesías, asegura primero el renuevo, y después, ve a dar la bienvenida al Mesías”.9 Por otro lado, la Palabra nos marca que existía en aquel entonces algo parecido a lo que ahora vivimos sobre la asimilación de mitos, pues algunos enseñaban rumores que eran absorbidos por la iglesia de manera asombrosa:

Mas evita profanas y vanas palabrerías, porque conducirán más y más a la impiedad. Y su palabra carcomerá como gangrena; de los cuales son Himeneo y Fileto, que se desviaron de la verdad, diciendo que la resurrección ya se efectuó, y trastornan la fe de algunos. (2 Timoteo 2:16-18)

Resulta que en la incipiente iglesia ya existían los “fake news”, mentiras o mitos que dañaban a la congregación. En 1 Timoteo se nos habla de dos personajes: Himeneo y Fileto. Ellos estaban publicando que la resurrección ya se había efectuado. Obviamente esto trajo gran confusión y zozobra a la iglesia pues muchos pensaban que se habían “quedado” o “dejados atrás”, que habrían de sufrir la Gran Tribulación y, por supuesto, que no habían sido salvos. Pero, ¿por qué creer algo que va en contra de la Escritura? En el caso de Himeneo y Fileto fue tal el destructivo avance de esta enseñanza que Pablo le ocupo líneas para erradicarla. Quizá algunas razones para entender el por qué la la iglesia cae en mitos engañosos sea compleja pero podríamos analizar sólo algunas.

  1. Mucha gente lo está enseñando

Una de las razones que podría mostrar por qué algunas iglesias sucumben ante los mitos sería que el rumor es popular. Creer que porque mucha gente repite algo entonces es real es incorrectamente ingenuo. No porque cada día las personas hacen algo viral esto es verdad. Siempre debemos aferrarnos a la Palabra de Dios, todo lo que sea contrario a ella es falso. La Biblia se ha sostenido sola a través de los siglos y lo seguirá haciendo. Si millones van en contra de la Palabra simplemente ellos desaparecerán y la Biblia seguirá para siempre. (Mateo 24:35).

  1. Lo dicen personas conocidas

Si alguien popular en las redes sociales enseña algo o sólo por el hecho de que las conozcamos eso no es suficiente para creer en lo que enseñan y si esa enseñanza, como la de Himeneo y Fileto enseñan una mentira: ¡entonces no hay que creerla! La lección es que si alguien enseña otro evangelio, por conocido o famoso que sea, ¡sea anatema! (Galatas 1:8).

  1. Se oye bien

Si nuestros oídos disfrutan lo que se enseña y encaja bien con nuestros deseos o temores por lo tanto, intuimos, ¡debe ser verdad! Pero bien se sabe que nuestros oídos tienden a engañarnos puesto que nuestro corazón es voluble, engañoso y perverso (Jeremías 17:9). La Bilia es la lumbrera perfecta, faro y luz inamobible (2 Pedro 1:19), en ella debemos confiar más que en nuestros instintos.

  1. Hay falta de conocimiento

Cuando un creyente no conoce la Palabra será víctima de cualquier mito. Será envuelto y arrastrado hacia el mal. No en balde dice la Escritura: Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Oseas 4:6. Aprender directamente de las páginas de una Biblia nos darán raíces que nos mantendrán firmes.

  1. Hay verdadera manipulación de Satanás.

El príncipe del engaño no se queda atrás, él es el patrocinador de las más grandes mentiras. Desde el Edén con Eva, hasta el Apocalipsis se le menciona como el gran enemigo nuestro. Se le llama “padre de mentira” (Juan 8:44) puesto que nadie como él para manipular la verdad. No se puede negar que detrás de todos los himeneos y filetos está este nefasto personaje. Él quiere hacer tropezar a la iglesia y mediante los mitos hacer temblar el pobre corazón de los creyentes. Por ello, debemos estar alertas para rechazar sus estratagemas y maquinaciones (2 Corintios 2:11). Joseph Goebbels, jefe de publicidad nazi, un diabólico brazo de Hitler enseñaba: “miente, miente, al final algo queda”,10 muestra de que detrás de careta de un mitómano está el enemigo de nuestras almas.

La iglesia nunca debe olvidarse que es “columna y baluarte de la verdad” (1 Timoteo 3:15) y no caer fácilmente en la mentira o mitos populares. El caer en estos tropiezos solo lleva a la iglesia a dar mal testimonio, pues cuando todo el río regresa a su caudal se ve que los creyentes no tuvieron cimentación espiritual en la veracidad. Por ello, debemos ser firmes en la verdad, pues de ella provenimos y de ella dependemos.

 

 

1 David Robson, Por qué tendemos a creernos todo lo que nos dicen, 02 de abril 2016, https://www.bbc.com/mundo/especial/vert_fut/2016/04/160329_vert_ciencia_por_que_somos_credulos_yv, última recuperación 26 de diciembre 2020.

2 María Luisa Santillán, Mitomanía o la forma compulsiva de mentir, 24 de febrero 2020, http://ciencia.unam.mx/leer/983/mitomania-o-la-forma-compulsiva-de-mentir, última recuperación 26 de diciembre 2020.

3 Fernando Peinado, La nueva fecha del fin del mundo es este viernes, 18 octubre 2020, https://www.bbc.com/mundo/noticias/2011/10/111018_eeuu_profecia_fin_del_mundo_harold_camping_fp, última recuperación 26 de diciembre 2020.

4 Ibíd.

5 Gerardo Lissardy, Los evangélicos y el coronavirus: los grupos religiosos que resisten las restricciones contra el covid-19 en algunos países de América, 11 de mayo 2020, https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-52612458, última recuperación 26 de diciembre 2020.

6 Greig Watson, La curiosa historia de cómo el movimiento antivacunas nació hace 150 años en Inglaterra, 19 enero 2020, https://www.bbc.com/mundo/noticias-50952151, última recuperación 26 de diciembre 2020.

7 Alejandro Castro, Coronavirus: ¿el fin del mundo se acerca?, 30 de julio 2020, https://www.elheraldodejuarez.com.mx/mexico/sociedad/coronavirus-el-fin-del-mundo-esta-cerca-covid-19-religiones-apocalipsis-teorias-profesias-5444732.html, última recuperación 26 de julio 2020.

8 Jován Pulgarín, No más noticias falsas: La verdad sobre Bill Gates, 5G, vacunas y coronavirus, 31 agosto 2020, https://www.cnet.com/es/noticias/kanye-west-miguel-bose-tuits-chips-vacuna-covid-19-5g-bill-gates-conspiracion/, última recuperación 26 de diciembre 2020.

9 Paul Johnson, La historia de los judíos (México DF, MEX. Ed.: Penguin Random House. 2017), 222.

10 Raíces: judaísmo contemporáneo, temas 1-4 (Argentina. A.M.I.A, 1991), 31.

Jorge Canto


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


dos − 2 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>