Facebook Twitter Gplus RSS
magnify
Home 1977.2 He estudiado bajo lo antiguo y lo nuevo
formats

He estudiado bajo lo antiguo y lo nuevo

Por publicado originalmente en CONOZCA edición 1977.2

Entrevista a David Figueroa G., en Guadalajara, Jalisco, México.

FW: David, como cambiaste de escuela este año quisiera saber si has notado un cambio en el método de enseñanza.

DF: Sí, he podido ver que hay una gran diferencia.

FW: Muy interesante. ¿Estás realizando estudios de preparatoria?

DF: Sí, de preparatoria, lo que sería en otros países el bachillerato.

FW: ¿Qué diferencias notas entre el sistema donde estás ahora y la escuela donde estudiaste en años anteriores?

DF: Veo que se sigue un método más moderno donde estudio actualmente. Siento una motivación más fuerte y un apoyo de parte de la escuela, del maestro y de los alumnos que en la otra escuela en raras ocasiones sentí.

FW: ¿Hace poco que comenzaron con estas nuevas ideas en este centro de enseñanza?

DF: Las pusieron en vigor el año pasado. Este es el segundo año que está funcionando el nuevo sistema.

FW: Qué interesante ver que una escuela con tanto prestigio haya hecho un cambio radical en su pedagogía. Me alegra que en México se vea un despertar en los centros de enseñanza superior. Dime, ¿en qué lugar tenían más motivación tus compañeros de estudio?

DF: Pues creo que es un poco difícil desde el punto de vista de algunos de los alumnos captar los beneficios que nos trae el nuevo sistema.

FW: ¿No están tan motivados este año?

DF: Sí están motivados, pero no todos han captado el objetivo del nuevo sistema.

FW: Entonces están motivados pero no están contentos.

DF: Eso es más o menos así, porque en el sistema antiguo el alumno era más pasivo. Teníamos muy poco trabajo. Algunos se sienten incómodos con el nuevo sistema, pero a la postre van a ver que nos beneficia.

FW: ¿Te es más fácil aprender con este sistema contemporáneo o era más fácil con el sistema tradicional?

DF: Bueno, el sistema tradicional parecía ser más fácil porque todo nos lo daban ya masticado y en este nosotros tenemos que prepararlo y digerirlo. Necesitamos investigar y sacar todo.

FW: Comparando las dos escuelas, ¿en cuál tenían los profesores mejor planeado la enseñanza?

DF: Pues en esta última tienen ya programada la enseñanza para el semestre, y por lo tanto tienen programada cada clase.

FW: ¿Y qué ventaja tiene ello?

DF: Nos enseña a ser más ordenados, a dividir el trabajo equitativamente para no cargarlo ni al principio ni al final.

FW: ¿Tienen calificaciones en este nuevo sistema?

DF: Sí, tenemos calificaciones en sistema de letras. A veces el alumno se deja llevar por la calificación no por el aprendizaje de una materia.

FW: ¿Qué métodos se emplean ahora para estudiar en este sistema? ¿Estudia cada alumno por su cuenta?

DF: Bueno, ciertos temas requieren investigación o trabajo individual, pero la mayoría del estudio se está realizando por equipos o grupos en compañía del maestro quien hace la investigación junto con nosotros. En grupos se hace más interesante y hay mayor motivación, menos opción para dejar de hacer los trabajos.

FW: ¿Qué actitudes se van desarrollando en el alumno con este nuevo sistema que no notabas con la forma tradicional?

DF: Bueno, en este sistema se tiene que desarrollar la actitud crítica del alumno. Antes con el sistema antiguo el maestro dictaba y el alumno escribía. Aunque no entendiera aceptaba las cosas como se las dictaban. En este nuevo sistema los maestros nos recomiendan que analicemos todo, que no escribamos en el papel algo que no entendamos. Dicen que el alumno tiene que saber la raíz de las cosas, el porqué de ellas. Que nos preguntemos para que nos sirven, que sepamos relacionar todo lo que estudiamos con la vida práctica.

FW: Muy bueno el sistema. Claro que es un poco peligroso para algunos profesores que el alumno critique todo lo que se le diga, ¿no lo crees así?

DF: Bueno sí, hay cierto grado de peligro cuando el alumno tiene una actitud contraria o una crítica destructiva, pero sí las críticas son positivas, el maestro no tiene nada en contra. Todo depende del espíritu con que se lleva a cabo el estudio.

FW: En cuanto a las relaciones entre estudiantes y profesores, ¿cómo las ves ahora en este sistema?

DF: Pues ahora son muy diferentes. Veo que los maestros y el rector, no por ser lo que son, tratan de ser compañeros y amigos de cada uno de los alumnos. Los maestros cuando los necesitamos están prestos para ayudarnos en lo que pueden, no para reprendernos o reprocharnos el no haber estudiado, sino para motivarnos y enmendar lo que no hemos hecho.

FW: Pasando a la cuestión de evaluaciones, en la otra escuela, ¿celebraban con frecuencia reuniones de evaluación del programa y de sus resultados?

DF: Yo nunca supe que hubieran hecho una reunión los maestros y el director para evaluar el sistema que usaban.

FW : ¿Y acá en esta escuela?

DF: Acá ahora se celebra una reunión por semana para ver si el sistema nuevo avanza y está beneficiando a los alumnos de la escuela o si los perjudica.

FW: ¿Y han hecho algunos cambios como resultado de esta evaluación?

DF: Sí, han hecho algunos cambios, sobre todo en la forma de calificar que perjudica a veces o crea en el alumno una actitud negativa hacia el maestro.

FW: Me llama mucho la atención eso de que estén dispuestos a hacer cambios para el beneficio de su trabajo y del aprendizaje. ¿Cuál dirías tú que es el mayor objetivo de los maestros en esta nueva escuela?

DF: Bueno, como ya he mencionado algo, es en cierta parte formar la actitud crítica del alumno.

FW: Entonces, ¿qué tiene más importancia en este sistema: el alumno, el profesor, o la materia?

DF: Los tres son importantes, pero creo que el más importante es el alumno.

FW: Y en la otra escuela, ¿cómo era?

DF: Pues lo importante era dar la clase, porque tenía que cumplirse el programa.

FW: Tú eres miembro de mi clase en la escuela dominical, ¿qué crees en cuanto a aplicar algunas ideas de esta pedagogía nueva a una clase de la escuela dominical?

DF: Pues yo creo que se podría hacer más activa, dejando ciertas investigaciones a los alumnos. Podemos aplicar el sistema de educación personalizada.

FW: ¿Qué sistema proporcionaría más posibilidades de cambios en la vida cristiana?

DF: Bueno yo creo que con la ayuda de Dios podemos triunfar con cualquier sistema pero podemos dar un mayor rendimiento con este sistema porque nos abre la mente a ser más accesibles en conversaciones con personas inconversas. Podemos aprender a oírlas y a motivarlas a que investiguen por sí mismas, a que encuentren la verdad por sí mismas.

FW: Bueno, David, muchas gracias por tiempo que nos has dado. Ojalá que podamos ir pensando en la posibilidad de que cada profesor de Biblia, tanto en un Instituto como en una clase de escuela dominical, sea guía y compañero del alumno en la exploración emocionante de la Palabra Sagrada.

 

Floyd Woodworth W.


 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on Reddit Share on LinkedIn
1 Comentario  comments 

Una respuesta

  1. conozca_admin

    Myrta,
    Saludos desde Revista Conozca. Celebro que te guste el sitio. Hemos tenido que rehacerlo y aun estamos en el proceso de subir nuestros artículos. Si citas o copias algo de CONOZCA, sepa que debes identificar la fuente con el link, y el nombre del autor. Que Dios te bendiga ricamente. Jaime Mazurek, Editor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


uno − 1 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>