Facebook Twitter Gplus RSS
magnify
Home 2014.2 Editorial: Stanley Horton (1916-2014): fallece una eminencia de la teología Pentecostal
formats

Editorial: Stanley Horton (1916-2014): fallece una eminencia de la teología Pentecostal

Por publicado originalmente en CONOZCA edición 2014.2

 

El Dr. Stanley Monroe Horton, teólogo, biblicista y autor Pentecostal de renombre falleció el día 12 de julio de 2014 a los 98 años de edad.  La revista CONOZCA se suma a las muchas voces que dan gracias a Dios por la vida y ministerio de este siervo tan ejemplar y humilde.

Nació el día 6 de mayo de 1916. Pocos años antes, sus abuelos fueron participantes del gran Avivamiento de Calle Azusa y líderes de la Misión Aposento Alto en Los Ángeles, California. Tan distinguida herencia siempre identificó al Dr. Horton como un eslabón viviente entre la primera generación del Pentecostalismo moderno y el tiempo actual.

El Dr. Horton recibió numerosos títulos. En varias ocasiones fue el primer Pentecostal de la historia en obtener tales distinciones. Entre estos: Bachiller en Ciencias, Universidad de California – Berkeley (1937),  Master en Divinidad, Seminario Gordon Conwell (1944),  Maestría en Teología Sagrada, Universidad de Harvard (1945), Doctor en Teología, Seminario Teológico Bautista Central (1959).

Ejerció la docencia en el Instituto Bíblico Metropolitano (1945-1948), en el Colegio Bíblico Central en Springfield, Missouri (1948-1978), y en el Seminario Teológico de las Asambleas de Dios (1978-1991).  A pesar de recibir muchas ofertas de trabajo de otras universidades de gran distinción, siempre prefirió enseñar en las instituciones de su denominación, las Asambleas de Dios.

Quien escribe estas líneas tuvo el gran privilegio de ser alumno del Dr. Horton en los años 1973-1977. Su dominio del hebreo bíblico era algo simplemente asombroso. Recuerdo una vez cuando un compañero le hizo una pregunta sobre algo en particular de un pasaje en Isaías. Sin titubear un segundo, el Dr. Horton en seguida escribió el versículo en cuestión en la pizarra, en hebreo, de memoria, sin apunte alguno, y procedió a contestar a la pregunta del estudiante. Todos nos quedamos con la boca abierta, conscientes de cuanto nos faltaba para siquiera acercarnos al nivel en que manejaba las Escrituras el Dr. Horton. Sin embargo, era un hombre sencillo y humilde, siempre dispuesto a charlar con cualquier alumno tanto sobre la materia como de su vida personal.

Durante sus cinco décadas de docencia, el Dr. Horton publicó como autor o editor cuantiosos libros y centenares de artículos sobre temas de Biblia, teología y ministerio. Su Teología sistemática: una perspectiva pentecostal es una obra de singular valor que se usa como texto en institutos bíblicos de todo el mundo.

A pesar de su jubilación como profesional docente en 1991, a los 75 años de edad, el Dr. Horton continuó su ministerio como maestro de la Palabra de Dios a miles y miles de personas en todo el mundo, hasta poco antes de su muerte – eso, gracias al Internet. Por medio del Facebook, él descubrió una nueva manera para enseñar sin salir de su casa.  Con el tiempo acumuló un grupo de cinco mil seguidores, y diariamente contestaba las preguntas que le hacían acerca de las Escrituras y la doctrina.  Bien recuerdo una de sus entradas de hace poco, cuando un jóven pastor le escribió pidiendo algún consejo sobre la preparación de sermones.  La respuesta fue al puro estilo clásico de Horton: “Escudriñe las Escrituras, y ore en el Espíritu”.  Nada más. Así de conciso, directo, bíblico y Pentecostal fue este gran maestro. Además de eso, mantuvo un blog personal, donde exponía su pensamiento en forma más extensa, sobre temas de su interés.  El día 9 de mayo de 2014, subió lo que serían sus últimas palabras en su blog y en Facebook. Luego su salud empeoró, hasta que el Señor se lo llevó a su presencia.

Todos los que ministramos en la educación cristiana y la formación ministerial, asi como todo ministro y creyente pentecostal, tenemos una deuda de gratitud con el Dr. Horton, por darnos tantas herramientas excelentes para hacer nuestro trabajo. Pero más allá de eso, su ejemplo de humildad y su dedicación a la obra de esclarecer el significado de las Escrituras para quienes han deseado investigarlas, nos inspira a dar nuestro máximo esfuerzo en la obra a la cual Cristo nos ha llamado.

Gracias, Señor, por nuestro hermano Stanley Horton.

 

 

 

 

 

 

Jaime Mazurek B.


 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on Reddit Share on LinkedIn

Comentarios: 5

  1. Gerardo Vincent Welch

    Soy cristiano, de la Asambleas de Dios en Zaragoza, España. Me alegró conocer de Stanley Horton y me gustaría saber más. Shalom!!!

  2. fernando

    Es una bendición el contenido de la revista, lo leído desde el año 1985. BENDICIONES

  3. Baltazar Zamoraa

    Un claro ejemplo que la academia no está reñida con la vida del Espíritu.
    Trataremos de ser imitadores de él, así como lo fue de Cristo.
    Gloria a Dios por la vida del hno. y Doctor Horton.

  4. Carlos Arcos Vargas

    Hermano Jaime excelente la reseña de nuestro amado hermano y tremendo formador de vidas, muchas veces es bueno conocer quienes son nuestros mentores en la teología, aparte de las escrituras y la ayuda del Espíritu Santo

  5. José Barrantes

    Gracias estimados hermanos de Revista Conozca… Soy un creyente de LADP, además soy parte de aquellos que ponemos un granito de arena en la formación de los siervos de Dios, por esta causa, he tenido la oportunidad de ser bendecido y de trasmitir a otros las enseñanzas cristocéntricas de nuestro distinguido hermano Stanley Horton… Gracias a Dios por su vida… Muchas bendiciones a su familia… ¡Qué gran legado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


cinco − = 2

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>