Facebook Twitter Gplus RSS
magnify
Home 1980.3 La Escuela Dominical- Diario de oración del maestro
formats

La Escuela Dominical- Diario de oración del maestro

Por publicado originalmente en CONOZCA edición 1980.3

Tome u obtenga, si es posible, una fotografía de cada niño de su clase. Busque una libreta de hojas desmontables. Pegue la fotografía de cada niño en el centro de una hoja. Debajo de la foto escriba el nombre del niño, su dirección, número telefónico (si lo tiene), edad, fecha de nacimiento, y la fecha en que se inició la página.

La primera página debe llevar el título “Motivos de oración de (nombre del niño)”. Marque tres columnas en esta página: Peticiones, Respuestas y Alabanzas.

Coloque varias hojas en blanco entre una fotografía y otra. Titule otra página “Notas personales acerca de (nombre del niño)”. Registre aquí observaciones interesantes acerca del niño, sus pasatiempos, idiosincrasia, etc.

Mantenga al día su diario de oración. Será un instrumento muy útil para maestros suplentes o los maestros que enseñarán al grupo en otro momento.

LA ESCUELA DOMINICAL

CÓMO AUMENTAR LOS CONOCIMIENTOS BÍBLICOS

“El peor método de enseñanza”, se ha dicho, “es el que se usa siempre”. Esta frase no quiere decir, naturalmente, que el maestro ha elegido el peor método de todos, sino que existe una tremenda necesidad de variar nuestros métodos en la comunicación de la enseñanza al alumno. Si ha empleado cualquier método “cuarenta y tantos” domingos, el peor método que se puede enseñar este domingo será ese mismo método.

EL FORTALECIMIENTO ES LA CLAVE

El hacer énfasis en las actividades de la enseñanza y en los métodos de la enseñanza no significa que recalquemos menos la sólida enseñanza bíblica. Este sólido énfasis se basa en la comprensión realista de que “el maestro lo ha enseñado hasta que el alumno lo ha aprendido”

El éxito del maestro de la escuela dominical no se puede medir por los minutos de quietud o sosiego que pueda alcanzar en la clase de los niños, ni por las páginas de un bosquejo que puede abarcar en la clase de adultos. El éxito se puede medir solamente por el conocimiento bíblico que sus alumnos pueden adquirir durante la enseñanza que usted es imparte.

El verdadero aprendizaje de la Biblia puede aumentar considerablemente cuando tanto la presentación de la información bíblica como la doctrina son fortificadas. Esta fortificación o refuerzo se produce durante el empleo de métodos de enseñanza y actividades de aprendizaje que involucran al alumno y al maestro en forma activa en el estudio de la Palabra de Dios.

¿QUÉ DIREMOS DEL MÉTODO DE CONFERENCIA?

El método de conferencia sigue siendo el más eficaz para comunicar una gran cantidad de hechos. Pero puesto que es en su mayor parte un proceso, que gira alrededor del maestro, a veces el alumno no se siente involucrado. El conferencista mismo aprende con mucha eficacia mediante el empleo del método de conferencia. Quizá esa sea la razón por la cual existe un abismo tan grande entre los maestros y alumnos de nuestra típica situación de la iglesia. Aquel que prepara la conferencia todas las semanas se involucra personalmente en el estudio, la motivación y en el mecanismo de la presentación verbal. Como resultado de ello, tanto los predicadores como los maestros se vuelven “más sabios cada día”. Desgraciadamente, el nivel general de conocimientos en nuestras iglesias disminuye en proporción inversa al nivel en que el estudiante se involucra o participa. Cuando el maestro que emplea exclusivamente el método de conferencia inicia la clase con la frase “la semana pasado aprendimos…” quizá sea muy sincero. Pero probablemente sería más exacto si dijera: “La semana pasada, yo aprendí…” (Sí usted, como maestro que usa exclusivamente el método de conferencia, lo duda, ponga a prueba lo que le digo. Tome examen a su clase de la escuela dominical la semana que viene. Si 1.a clase no aprueba el examen, póngase usted la nota de aplazado.)

EL OTRO EXTREMO

Puesto que la participación del alumno tiene tanta importancia, algunos han permitido que el péndulo oscile por completo en la otra dirección. Permiten que la clase carezca prácticamente de dirección hacia una meta de aprendizaje, y esté desprovista, al mismo tiempo, de contenido preparado de antemano. En este extremo hipotético, la clase aprende y retiene gran porcentaje de lo que se ha enseñado: prácticamente nada.

LO QUE NECESITAMOS ES EQUILIBRIO

El maestro eficaz de la escuela dominical es aquel que ha aprendido el arte del equilibrio. Combine “la ordenada presentación de verdades de carácter divino” (una buena conferencia bíblica) con el hábil empleo de actividades de aprendizaje que involucran personalmente al alumno de la clase.

ACTIVIDADES QUE PROMUEVEN LA PREPARACIÓN Y MOTIVACIÓN DEL ALUMNO

La motivación es la clave del aprendizaje del alumno. Para que el alumno se sienta motivado a aprender, debe involucrarse:

1. Agárrelos donde están

2. Lléveselos a donde usted va

3. Dígales en donde han estado

Los métodos de enseñanza (actividades de aprendizaje) tales como actuación desempeñando cierto papel, discusión controlada, preguntas y respuestas planeadas, declaraciones que se responden con un sí, o un no, y la simple presentación dramática no deben emplearse como substitutos para la presentación de un contenido bíblico y bien planeado. Todas estas herramientas deben ser empleadas por el maestro a fin de involucrar al estudiante en la materia que se enseña. Todos estos métodos preparan al alumno con mayor eficacia para ver las aplicaciones prácticas de lo que se enseña.

LA RETENCIÓN SE AUMENTA MEDIANTE LA PARTICIPACIÓN DEL ALUMNO

Los buenos maestros han reconocido desde hace mucho tiempo el gran valor de combinar la enseñanza audiovisual con la presentación del contenido de la lección mediante la palabra. Las cifras proporcionadas en la tabla (que son el resultado de la investigación realizada por una organización particular) refuerzan lo que hemos dicho desde hace mucho tiempo respecto de la importancia de las ayudas visuales.

 

COMO   APRENDEMOS:
Aprendemos   por medio de:La   VISTA……………..  83.0%

El   OÍDO………………..  11.0%

El   OLFATO…………… 03.5%

El TACTO…………….. 01.5%

El   GUSTO…………….. 01.0%

 

Pero el valor de hacer participar al alumno en el proceso de narrar y demostrar el contenido de la lección es de significado mayor. Queda esta verdad demostrada en la siguiente tabla basada en la investigación de una organización particular.

 

RETENEMOS:
De   lo que NARRAMOS y DEMOSTRAMOS……90% De lo que OÍMOS y   NARRAMOS…………………..70%De   lo que VEMOS y OÍMOS …………………………50%

De   lo que VEMOS ……………………………………….30%

De   lo que OÍMOS ………………………………………..20%

De   lo que LEEMOS ……………………………………..10%

 

Los procesos educacionales y los métodos de la comunicación están cambiando en la actualidad con rapidez asombrosa. Sería ridículo el no reconocer las implicaciones que tienen estos cambios en lo que respecta a las formas de aprendizaje de los alumnos en las escuelas dominicales.

Editor


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


ocho − = 3

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>