Facebook Twitter Gplus RSS
magnify
Home 1964.El Instituto No.9 Instrucción programada para estudios bíblicos
formats

Instrucción programada para estudios bíblicos

Por publicado originalmente en CONOZCA edición 1964.El Instituto No.9

Por Luisa Walker

 

Se ha publicado y enviado a Hispanoamérica el primer de una serie de cursos a ofrecerse empleando “instrucción programada”. Esta es la primera etapa de un proyecto interesante en la tarea de enseñar los preceptos del Reino de Dios.  La señora Luisa de Walker es la autora de este “programa” inicial. Es titulado “Nociones de Introducción Bíblica“. La comisión, que trabaja con el proyecto, usará esta prueba como guía para toda la serie.

Se usa esta técnica docente moderna para la enseñanza de materia concreta en numerosas escuelas, centros industriales y secciones especiales de las fuerzas armadas. La mayor parte de los programas están hechos en inglés pero hay varios educadores produciendo programas en castellano.  Sus autores afirman que este nuevo y eficaz método hace del estudio una tarea placentera. Los escolares aprenden con mayor rapidez y recuerdan mejor lo aprendido.

La instrucción programada presenta nociones en una serie de fragmentos pequeños y de fácil asimilación. Las nociones están dispuestas en orden lógico llevando al estudiante a comprender una materia dada con un mínimo de errores.  Cada paso, o “recuadro” está basado en los precedentes. Su dificultad va aumentando de modo tan gradual que el alumno apenas se da cuenta de ello. A este procedimiento es a lo que se le ha dado el nombre de “programa”.

Cada recuadro tiene un espacio para responder en forma escrita que, por supuesto, requiere el pensar y aplicación mental. Inmediatamente el alumno descubre la confirmación o la corrección a lo escrito. Los pasos son tan pequeños y su orden tan lógico que con la aplicación razonable no se debe esperar muchos errores.

En el instante que descubre que su contestación es correcta toda duda desaparece y la idea “toma raíces”. Los sicólogos, quienes han producido el concepto, llaman esta experiencia mental “refuerzo” y es un factor importante en el aprendizaje.

Algunos experimentos en el uso de programas indican resultados impresionantes:

En el Colegio Hamilton un programa de la lógica redujo el tiempo total en las clases a una tercera parte.

En Roanoke, Virginia EE.UU. 34 alumnos del último año de primaria completaron un año de álgebra correspondiente al primer curso de la escuela secundaria en un semestre y esto sin haber hecho en casa tareas escolares.

La compañía DuPont ha hecho cálculos indicando que la instrucción programada ha aumentado el conocimiento de sus empleados y a la vez reducido el tiempo de aprendizaje.

La compañía Spiegel redujo el tiempo necesario para aprender un curso de contabilidad de 40 horas a 32 horas por uso de un programa similar.

Había el caso de un joven con el deseo de entrar en la academia militar de Annapolis quien, motivado por este deseo, terminó los cursos de matemática correspondientes a cinco años de estudio en el periodo de un año.

Hay otros casos que pueden comprobar el hecho de que muchos estudiantes pueden aprender por su propia iniciativa por medio de buenos programas.

La serie de estudios en proyecto incluye programas de las doctrinas básicas del evangelio. Se espera publicar algunos de estos libros durante el año en curso.

Nuestro primer programa ya en uso en la América Latina consiste en una introducción breve a la Biblia para nuevos  convertidos. El capítulo final presenta evidencias iniciales  en defensa de la autoridad de la palabra de Dios para nuestro día de tendencias ateístas.

Luisa Jeter de Walker


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


dos + 7 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>